Huelva

El Movimiento Feminista de Huelva rechaza los vientres de alquiler

  • El colectivo presenta su decálogo, en el que condena cualquier situación de violencia machista. Una veintena de entidades y asociaciones se adhieren al documento

El Movimiento Feminista de Huelva presenta su decálogo. El Movimiento Feminista de Huelva presenta su decálogo.

El Movimiento Feminista de Huelva presenta su decálogo. / Telo (Huelva)

El Movimiento Feminista de Huelva presentó, en la céntrica Plaza de las Monjas, su decálogo, en un acto en el que firmaron el documento una veintena de instituciones, sindicatos, partidos políticos, organizaciones y asociaciones, que se adhieren así al mismo y se comprometen a seguir sus normas.

En el decálogo se recoge el rechazo a los vientres de alquiler en cualquiera de sus acepciones, como la denominada gestación subrogada; a la trata de mujeres con fines de explotación sexual y cualquier tipo de utilización del cuerpo de la mujer.

Además, en el documento, donde los firmantes se declaran abiertamente feministas y “abolicionistas” en lo que respecta a la prostitución, se condena toda actitud y acto machista en cualquier ámbito de la sociedad y cualquier situación de discriminación y violencia contra la mujer.

También se comprometen los firmantes a reivindicar la consecución de la igualdad real entre las mujeres y los hombres, ser altavoz ante situaciones de discriminación de género y participar de forma activa en las actividades que promueva y organice el Movimiento Feminista de Huelva.

María José Fernández, presidenta de la Asociación de Mujeres Emilia Pardo Bazán, señaló que el Movimiento Feminista de Huelva “después de llevar unos años andando solo hemos decidido que necesitábamos una normativa interna para saber a qué acogernos y darle cabida a los que quieran incorporarse”.

Subrayó que son diez normas, que se comprometen a respetar y que reflejan el espíritu del Movimiento Feminista, “es un compromiso feminista, todos nos comprometemos a cumplirlo y llevarlo hacia adelante”.

Apuntó que dos de las principales normas del decálogo son el abolicionismo de la prostitución y la oposición a la comercialización del cuerpo de la mujer, “que no es otra cosa que los vientres de alquiler en cualquiera de sus acepciones por mucho que quieran blanquearse los términos”.

Indicó que son muchas las asociaciones y entidades las que forman parte del Movimiento Feminista, de las cuales veinte procedieron a la firma del documento, “no todas han podido venir, hay muchas más detrás. Hay alrededor de cuarenta”. Comentó que pueden formar parte del colectivo “todos los que tengan en su estatutos, sus formas de ver las cosas, y de funcionar, los que tengan el feminismo por bandera. Pueden ponerse en contacto con nosotras y firmar el decálogo”.

Fernández aprovechó la celebración del Día de los Enamorados para recordar que “lo que hay que hacer es el uso de un buen amor, de una buena forma de querer, que los celos no es amor, que las medias naranjas no existen, que el amor no todo lo puede, que los polos opuestos no se atraen, todas esas cosas que forman parte del imaginario que nos hemos encontrado desde que éramos pequeños como mitos del amor romántico hay que ir desechándolas poco a poco porque no es amor del bueno”.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios