Crimen de Laura Luelmo Montoya convence a su abogado: se personará la semana que viene en el caso

  • Miguel Rivera dice que le ha aclarado detalles de la última versión y le ha apuntado a pruebas que la avalan

Llegada de Bernardo Montoya a los juzgados de Valverde, el 21 de diciembre. Llegada de Bernardo Montoya a los juzgados de Valverde, el 21 de diciembre.

Llegada de Bernardo Montoya a los juzgados de Valverde, el 21 de diciembre. / Raúl Caro (Valverde del Camino)

El único investigado por el asesinato de la joven zamorana Laura Luelmo ha convencido al jurista sevillano Miguel Rivera para que lleve su defensa. El letrado manifestó hace una semana que no tenía claro si representar o no a Bernardo Montoya en el caso "porque hay algunas cosas que no me cuadran", y dejó su decisión final pendiente de una nueva reunión con el reo, en prisión preventiva en el penal de Morón de la Frontera.

Allí se llevó a cabo en la mañana de ayer la esperada cita, como confirmó el propio Rivera en primicia a Huelva Información. Fue un encuentro "breve" pero en el que la contundencia del relato de Bernardo "ha terminado por convencerme".

El abogado vaticina que se personará en la causa abierta en el Juzgado de Instrucción 1 de Valverde "la semana que viene, aún no sé qué día", y que procederá en breve a designar al procurador que lo represente.

En la conversación con Bernardo, afirma, este se ha mantenido en su tercera versión, la que ofreció a los funcionarios de la penitenciaría de Sevilla II y en la que apunta directamente a su expareja, Josefa, como la autora de la muerte violenta de la profesora, con el móvil de los celos como telón de fondo.

Ha sido clave para convencerlo de llevar la defensa el hecho de que "me haya aclarado detalles y me haya apuntado a elementos y pruebas que avalan esta última versión", aunque Rivera no quiere desvelar por el momento qué tipo de pruebas son las que podrían incriminar a Josefa en el asesinato de la calle Córdoba de El Campillo. Una vez personado, pedirá a la juez que inste a la Guardia Civil a investigar estos supuestos vestigios.

Antes de aceptar definitivamente la defensa, aunque el letrado se ve "convencido al 99,9%", se reunirá con la familia Montoya. "He quedado para tener un encuentro con ellos y ya tengo el teléfono del padre y de la hermana, con los que contactaré lo antes posible".

Preguntado por si en dicho cónclave se hablará del precio de la minuta que debe percibir y de cómo se hará frente al abono de la hoja de encargo, Miguel Rivera indica a este rotativo que "se hablará de todo y de nada en particular".

El jurista añade que la semana pasada, cuando anunció impetuosamente su retirada del caso, "tenía problemas personales que pensé que me iban a acaparar y a los que tendría que ofrecer una mayor dedicación, lo que hacía incompatible mi personación en este asunto", especialmente por los desplazamientos a Valverde que tendrá que realizar cada vez que haya una comparecencia.

A día de hoy, superados los escollos personales y mantenida la conversación con Montoya, "lo veo todo bastante más claro, aunque en principio tuviera mis dudas, como todos los que hemos escuchado lo que se ha dicho sobre este caso".

El propio Bernardo le ha remitido una carta "personal" en la que le acaba diciendo: "Siento lo tonto que fui culpándome de algo que no he hecho".

En el momento en que, por fin, irrumpa en el procedimiento, Miguel Rivera solicitará a la titular del Instrucción 1 de Valverde del Camino que llame a declarar a su futuro representado para que pueda ofrecer en sede judicial su última versión sobre lo sucedido con Laura Luelmo, la tercera. Luego reclamará la práctica de diligencias policiales y la toma de declaración a Josefa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios