Huelva

La juez del Instrucción 3 ratifica la prisión para el presunto violador de Colombinas

  • Margarita Borrego le atribuye un delito de "agresión sexual con violencia"

  • La víctima y cuatro testigos han prestado declaración sobre los hechos

Una patrulla de la Policía Local en el recinto de las Colombinas la noche del pasado martes. Una patrulla de la Policía Local en el recinto de las Colombinas la noche del pasado martes.

Una patrulla de la Policía Local en el recinto de las Colombinas la noche del pasado martes. / Josué Correa (Huelva)

La titular del Juzgado de Instrucción 3 de Huelva, la magistrada Margarita Borrego, confirmó ayer el ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza del presunto autor de la violación que tuvo lugar hace una semana en el recinto colombino, durante la celebración de las fiestas de la capital.

Este hombre ya se encontraba en prisión desde el 1 de agosto por orden del Juzgado de Instrucción 4 de Huelva, que se hallaba en ese momento de guardia y que ha transferido las competencias sobre el procedimiento al Instrucción 3.

Tal y como han informado fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), durante la sesión celebrada ayer en el Palacio de Justicia de Huelva prestaron declaración tanto la víctima como cuatro testigos de los hechos. Estos testimonios, como ya avanzó ayer Huelva Información, llevaron también a la acusación particular y a la Fiscalía a pedir que se ratificara la prisión provisional para este individuo, mientras que la defensa solicitó su puesta en libertad.

La magistrada se hace así cargo de la investigación del caso. Al presunto autor de los hechos le atribuye, inicialmente, un delito de "agresión sexual con violencia", según han precisado desde el TSJA.

El ilícito tuvo lugar a las 6:45 del pasado martes, momento en que los integrantes de una patrulla de la Policía Local de Huelva fueron requeridos por varios testigos para que se dirigieran a las inmediaciones de una zona donde se encuentran las hamburgueserías del recinto colombino, ya que una joven aseguraba que había sido violada.

Cuando llegaron al lugar, un hombre a quien conocían los agentes se dirigió a los mismos y les aseguró que "me he metido en un lío con una chica". Los policías esposaron de inmediato a este individuo y se dirigieron a ayudar a la víctima, que se encontraba tendida en el suelo, visiblemente asustada y que sufría un ataque de ansiedad.

La versión de la víctima apunta a que mantenía relaciones íntimas con el arrestado, pero que ella se negó a practicarlas sin protección, momento en el que dijo en varias ocasiones que parara. Fue en ese instante cuando el joven, presuntamente, la agarró y la empujó hasta hacerla caer al suelo, lesiones que aparecen en el informe médico que fue incorporado a la instrucción de los hechos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios