Arcas municipales

El pago del IBI dejará este año 32,4 millones de euros al Ayuntamiento de Huelva

  • El periodo voluntario para la liquidación del impuesto finaliza el 16 de diciembre

Vista general de la capital onubense. Vista general de la capital onubense.

Vista general de la capital onubense. / Canterla

Muchos onubenses habrán recibido estos días en sus buzones los sobres azulados del Servicio de Gestión Tributaria de Huelva, encargado de gestionar el cobro del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) de naturaleza urbana en la capital, entre otros municipios onubenses. El periodo de pago voluntario se abrió el pasado 16 de septiembre y la campaña está ya en marcha, como cada año después de las vacaciones de verano, para los próximos tres meses. El 16 de diciembre es la fecha límite para el pago por la propiedad de viviendas, locales, garajes y solares. También para la tasa de recogida de residuos sólidos urbanos. Y para satisfacer el Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica, popularmente conocido como “el sello del coche”. Es parte de la contribución de los vecinos a la financiación de su Ayuntamiento.

La campaña de 2019 que ha empezado días atrás prevé la recaudación de 32,4 millones de euros. Es el importe total de los 108.855 recibos emitidos en este periodo voluntario de pago del IBI. La cantidad es inferior a la de años precedentes, como 2016 y 2017, en los que superó los 35 millones. La nota más destacada, sin embargo, es la congelación del impuesto a través de la reducción del gravamen, que compensa, a su vez, la revisión al alza del valor catastral. Este año la variación fue del 3%, aunque a efectos prácticos no se ha reflejado en el bolsillo de la población.

Esa congelación fue aprobada por el Pleno en sesión extraordinaria el 14 de enero pasado. Duró apenas dos minutos y todos los grupos secundaron la propuesta del equipo de gobierno.

No es nada nuevo. Desde que Gabriel Cruz accediera al Gobierno municipal de Huelva se viene aplicando esta medida, aprobada por el Pleno en bloque sin contratiempos. Así ha sido entre los periodos de liquidación de 2016 y 2019, lo que ha evitado que el IBI se encareciera y supusiera un perjuicio para la economía familiar.

“Durante los últimos cuatro años se ha reducido el tipo de gravamen ejercicio tras ejecicio”, explica a este periódico la concejal de Hacienda, Eva del Pino. “Nos hemos situado en el 0,80 en 2019, frente al 0,96 que en 2015 nos posicionaba como la segunda capital española con el IBI más alto. Pero además de compensar la actualización de los valores catastrales con esa reducción –asegura Del Pino– hemos rebajado la presión fiscal a los onubenses, ampliando las bonificaciones ya existentes y creando nuevas, buscando una política tributaria más justa y equitativa para los onubenses”.

Desde la Concejalía de Hacienda se destaca, además, el hecho de que en los últimos cuatro años el Ayuntamiento de Huelva tampoco haya aplicado en los impuestos la actualización correspondiente del IPC, lo que ha tenido un reflejo directo en la economía familiar, al traducirse, aseguran, en un incremento del 4,6% en el poder adquisitivo de los onubenses.

Los avances en bonificaciones a los que se refiere Eva del Pino vienen de una ampliación de las mismas a todas las familias numerosas y en un mayor porcentaje respecto a periodos de contribución anteriores.

El porcentaje bonificado en determinados supuestos llega al 90%, que es el máximo legal permitido. Se reconoce desde el Gobierno municipal ahora, además, en mayor o menor medida, a todas las familias numerosas, lo que casi duplica el número de beneficiarios. Y hay un apoyo específico para las familias numerosas de categoría especial, que son aquellas con cinco o más hijos.

También destacan este año las nuevas bonificaciones practicadas a entidades con la catalogación de Bien de Interés Cultural (BIC) o a aquellos inmuebles en los que se realicen actividades que tengan legalmente reconocidas la consideración de Patrimonio Cultural Inmaterial andaluz, español o de la humanidad. En estos supuestos, las reducciones pueden llegar hasta el 95% de la cuota a satisfacer en principio.

Teniendo en consideración las nuevas bonificaciones aprobadas para esta campaña de 2019, la recaudación prevista superará los 32 millones de euros repartidos entre los casi 109.000 recibos emitidos estas semanas, todos con la compensación practicada entre el gravamen del impuesto y el incremento producido por la revisión catastral.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios