Huelva

El Pleno de Ayuntamiento aprueba congelar el IBI por unanimidad

  • Todos los grupos respaldan la propuesta del PSOE de reducir en un 3% el tipo de gravamen del impuesto para compensar el análogo incremento de la revisión catastral

La Corporación Municipal vota a favor de la medida propuesta por el equipo de gobierno. La Corporación Municipal vota a favor de la medida propuesta por el equipo de gobierno.

La Corporación Municipal vota a favor de la medida propuesta por el equipo de gobierno. / Alberto Domínguez (Huelva)

En el que probablemente fue uno de los plenos más breves de la historia de la capital onubense (duró dos minutos), todos los grupos municipales del Ayuntamiento de Huelva respaldaron ayer la propuesta del equipo de gobierno local de congelar el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) de naturaleza Urbana para el ejercicio de 2019.

La segunda teniente de alcalde de Economía y Hacienda, María Villadeamigo, expuso la iniciativa, que consiste en compensar el incremento previsto del 3% del valor catastral de las viviendas, garajes, locales y solares de la ciudad con una reducción análoga en el tipo de gravamen de este impuesto.

La Corporación Municipal votó a favor de la medida después de que no hubiera intervenciones de los portavoces. Sin embargo, de forma previa, sí que hubo valoraciones. Así, el portavoz del equipo de Gobierno, Manuel Gómez, señaló que esta medida es factible debido a la “buena gestión” económica realizada. Habló, en este sentido, del trabajo realizado para sanear las arcas municipales, para rebajar la deuda financiera y salir del plan de rescate, lo que, a su juicio, “se hace con gestión, con rigor y haciendo bien las cosas y no con despilfarro, como pasaba antes”.

Es el cuarto año consecutivo en el que los socialistas adoptan esta medida desde que llegaron a la Alcaldía y, ante ello, el alcalde, Gabriel Cruz, quiso destacar que están “cumpliendo a rajatabla el compromiso de no incrementar la presión fiscal a los ciudadanos y ciudadanas de Huelva”, después de que en 2015 se comprometieran a “tomar las medidas necesarias para que los onubenses no vieran subidos sus impuestos en ningún caso”.

De esta manera, el equipo de gobierno mantiene su compromiso, al reducir el tipo de gravamen de este tributo, de que los onubenses no sufran ninguna subida en el recibo del IBI pese a la actualización catastral que aplicará el Gobierno central como consecuencia del Real Decreto-ley 27/2018, de 28 de diciembre, por el que se adoptan determinadas medidas en materia tributaria y catastral.

Asimismo, Cruz recordó que, aparte de esta congelación, en el Debate del estado de la Ciudad, que tuvo lugar en diciembre, se aprobó una batería de medidas fiscales de cara a 2019 para reducir la presión fiscal sobre los onubenses, propuestas que irán al Pleno ordinario de enero.

En palabras del alcalde, “cuando llegamos al Gobierno del Ayuntamiento nos comprometimos a hacer cuanto estuviera en nuestra mano para que la ciudad tenga cada vez una política fiscal más justa y equitativa. En esta dirección hemos tomado a lo largo del mandato muchas medidas de reactivación económica, incentivos fiscales y nuevas bonificaciones y exenciones para favorecer a los ciudadanos. Y en ese camino seguiremos avanzando”.

A pesar del apoyo del principal grupo de la oposición, la portavoz del PP, Pilar Miranda, dejó claro que la propuesta de Cruz es “continuista” con la que inició en el año 2014 su formación, con Pedro Rodríguez como alcalde, para los impuestos de 2015.

En este sentido, aseguró no entender que, se le dé “tanto bombo y platillo” a una medida que es “rutinaria”, ya que “la gran mayoría de los ayuntamientos españoles de ciudades en las que sube el catastro también la llevan a cabo”.

A su juicio, además de congelar los impuestos, en estos cuatro años “se han deteriorado y congelado los servicios públicos”. Al respecto, apuntó que Huelva no puede permitir una subida de impuestos con “un 36% de pobreza” y una “tasa de paro del 24%”. “Huelva necesita gobiernos eficaces y valientes que presenten medidas fiscales que incentiven el consumo y la inversión empresarial y que saquen a la ciudad definitivamente de la crisis, como han hecho otras ciudades españolas”, argumentó.

Por su parte, Cs aprovechó la ocasión para exigir al equipo de gobierno que, al igual que se ha congelado el IBI, se cumpla su moción sobre la bonificación del 95% de las plusvalías por herencia que el Pleno municipal aprobó en octubre 2017, medida que, a su juicio, “ahora parece apropiarse el PSOE, al incluirla entre sus rebajas fiscales preelectorales”.

“Ahora vamos tarde, más de un año tarde, y seguramente se hayan pagado plusvalías que podrían haberse ahorrado si se hubiera puesto en marcha en su momento, no cuando se quiere vender como medida propia electoral”, aseguró María Martín.

Por su parte, la portavoz de IU, Mónica Rossi, dio el visto bueno de su grupo a la medida porque ésta beneficiará a quienes menos recursos tienen. De hecho, avanzó que de cara a las municipales, a las que IU concurrirá junto a Participa, de cara a municipales propondrá una revisión de los tributos locales al objeto de aplicar el principio de fiscalidad progresiva, de modo que paguen más quienes más tienen y las personas con menos recursos tengan que pagar menos.

Los ediles no adscritos Ruperto Gallardo y Enrique Figueroa también destacaron el efecto positivo de la medida. En este sentido, el primero valoró que la ciudad pagaba uno de los IBI más altos y que, una a vez que el Ayuntamiento ha logrado reducir su deuda y salirse del plan de ajuste, se entiende que se lleve a cabo la bajada de impuestos; mientras que Figueroa apuntó a la idoneidad de la iniciativa porque el IBI “había subido al máximo”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios