Huelva

Huelva capital cierra la década con su peor dato de población desde 2002

  • El padrón de habitantes de la ciudad baja de los 144.000 en la novena caída anual consecutiva

  • Desde 2010 se han perdido 5.647 inscritos, alejando el objetivo de llegar a las 150.000 personas

La Gran Vía de la capital onubense, muy concurrida por la noche estos días bajo el alumbrado navideño y en plenas vacaciones. La Gran Vía de la capital onubense, muy concurrida por la noche estos días bajo el alumbrado navideño y en plenas vacaciones.

La Gran Vía de la capital onubense, muy concurrida por la noche estos días bajo el alumbrado navideño y en plenas vacaciones. / Alberto Domínguez

Huelva sufre un nuevo varapalo en sus aspiraciones de crecer y tener acceso a mayores ingresos. El último dato del padrón de habitantes publicado ayer por el Instituto Nacional de Estadística deja una nueva pérdida de población en la capital, que baja de la barrera de las 144.000 personas y fija su peor registro desde 2002.

La revisión de los datos oficiales del 1 de enero establece el número en 143.663, resultante de nueve años consecutivos de descensos. En los últimos doce meses se ha perdido algo más de medio millar (595), un 0,41% de retroceso que se acrecenta por lo que supone de alejamiento de ese eterno ya objetivo que es superar los 150.000 habitantes que abren las posibilidades de la ciudad en cuanto a ingresos se refiere.

En los últimos años han sido recurrentes los planes municipales para alcanzar esa cifra que eleva el índice de participación en los ingresos del Estado. Al menos sí se ha expresado la intención de que así fuera, tanto en el Pleno como directamente en los planes del equipo de gobierno; en los tiempos de Pedro Rodríguez como alcalde, y también en estos últimos con Gabriel Cruz al frente de la Alcaldía.

Hace casi tres años, con 1.500 habitantes más de los actuales, la responsable municipal de Participación Ciudadana, Deportes y Universidad, María José Pulido, reconocía el retroceso sufrido, al margen de la meta fijada, que se cifraba en un millón de euros como cantidad no ingresada en las arcas del Ayuntamiento debido a la merma entre la población.

Detrás de ese objetivo se esconden realidades como los muchos habitantes que se estiman en la capital sin registro municipal, como empadronados en los municipios dormitorio vecinos que con la crisis se vieron obligados a un cambio de domicilio y la vuelta a la ciudad, más económica en términos de vivienda.

Más de 5.500 en una década

El año que más cerca se estuvo de cumplir ese reto fue 2010, en el que el padrón se fijó en 149.310 habitantes, sólo 690 por debajo de esa barrera más que psicológica. Desde entonces, el dato poblacional en la ciudad ha evolucionado en caída libre, a pasos cortos pero claros. Porque desde 2010, con el inicio de la década que ahora acaba, se han perdido en el camino 5.647 inscritos en el INE.

Los 143.663 en que se fija la población de la capital con la revisión realizada suponen, además, el peor registro desde 2002, años en el que se fijó en 140.862. Todos los años posteriores han dejado cifras superiores a la actual, que elevan la distancia con el objetivo a 6.337 personas.

Desde el equipo de gobierno ya se avanzó que apenas unos ajustes en los registros podrían representar una diferencia favorable de tres centenares de inscritos. Para afrontar el grueso de la brecha, sin embargo, habría que poner en marcha planes específicos para el empadronamiento en la capital a través de programas de incentivos y otro tipo de beneficios, como ya han sido propuestos con anterioridad en el Pleno.

En 2014, aún con Pedro Rodríguez al frente del Ayuntamiento, se procedió a la contratación de seis agentes censales para regularizar el padrón de habitantes y reforzar el control de los llamados pisos patera. A pesar de las visitas programadas a casi 87.000 domicilios en la capital, tampoco 2015 dejó un respiro en la pérdida progresiva de población en la ciudad.

Marbella, en Málaga, con una población similar a la de Huelva, también se fijó como meta los 150.000 habitantes y ha lanzado una campaña recientemente para conseguir empadronar, sobre todo, a la población extranjera residente en el municipio que se escapa al control municipal. "Mil nuevos empadronados permiten a Marbella tener un bombero más", lanzaron con el cálculo de que cada empadronado equivale a 300 euros en ayudas del Estado. Por ahora andan en 143.386, según los datos de ayer del INE, pero subiendo sin parar desde 2014. La carrera ya está en marcha.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios