Huelva

Sardinas para empezar el verano

  • El área del Mercado de San Sebastián acoge una feria dedicada a este pescado azul. En dos días se consumen doscientos cincuenta kilos

Feria de la Sardina del Mercado San Sebastián de Huelva. Feria de la Sardina del Mercado San Sebastián de Huelva.

Feria de la Sardina del Mercado San Sebastián de Huelva. / Canterla (Huelva)

Las ferias gastronómicas que se celebran en el área del tradicional Mercado de San Sebastián de la capital onubense se están consolidando en el calendario ferial de la ciudad. Cuatro son las muestras que se organizan al año en este espacio de Huerta Mena. A la del Gurumelo, que se celebró en el mes de marzo, le sigue ahora la Feria de la Sardina, en cuya primera jornada, que tuvo lugar ayer, se degustaron cien kilos de este pescado azul, a los que hay que añadir los 150 kilos de este sábado.

La muestra, organizada por La Mirta Catering y Diamond Publicidad en colaboración con la Asociación de Detallistas del Mercado de San Sebastián, el Ayuntamiento de Huelva, la Federación Onubense de Empresarios (FOE) y Huelva Comercio, tiene como objetivo dinamizar esta plaza de abastos “y que los ciudadanos adquieran la costumbre de acudir al mercado donde puede adquirir productos frescos, los principales de la temporada”, indicó el presidente de la asociación de detallistas, Juan Carlos Salguero.

Salguero señaló que con estas ferias gastronómicas “la gente está volviendo al mercado tradicional, se está tomando conciencia de que los mercados siguen existiendo”. La próxima será la Feria del Choco, en el mes de septiembre, y la Feria del Ibérico se adelantará este año al mes de noviembre.

Aunque la sardina es la protagonista de esta segunda feria, ésta cuenta con una carta más amplia en la que se incluyen croquetas de rabo de toro, barqueta de adobo de cazón, patatas aliñadas, pimentada, picadillo de culantro con sardinas ahumadas, montadito de presa confitada y pan bao con pez espada al curry y alioli de manzana.

A las doce y cuarto de la mañana, a los pocos minutos de que la feria gastronómica abriera sus puertas en esta segunda y última jornada, comenzaron a llegar personas a la barra, que fueron aguardando su turno para ser atendidas, conformen se asaban las sardinas se servían en los platos. Poco a poco se fue formando una cola y las planchas no pararon de funcionar.

Los bancos y mesas instalados bajo grandes sombrillas fueron los primeros en llenarse. Grandes y pequeños no quisieron perderse la oportunidad de degustar sardinas asadas en esta feria a pocos días de que comience oficialmente el verano. También hubo personas que las adquirieron para llevárselas a casa. Sobre todo se demandaron medias raciones.

Aparte de las sardinas, según indico Txema Martín, de La Mirta, lo más solicitado fueron las patatas aliñadas, la pimentada y el picadillo de culantro con sardinas ahumadas.

Nueve personas de Mirta Catering se encargaron de asar las sardinas, freír las croquetas, realizar los montaditos de presa y servir las raciones a la clientela, un equipo al que hay que unir a otros dos profesionales, que fueron los que elaboraron las recetas de los distintos platos del menú.

Martín destacó la afluencia de personas a la muestra gastronómica. Explicó que el viernes empezaron a llegar sobre las dos de la tarde y a las siete cuando iban a cerrar, estaban preparando unas sardinas para consumir los trabajadores del catering, se acercó un grupo y tuvieron que servir el pescado que estaban preparando. “Si la feria permaneciera abierta hasta la noche tendría gente”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios