Entrevista a Alejandro Chamorro | Presidente del Colegio de Administradores de Fincas de Huelva “Hay bancos que pagan a okupas para que se vayan de sus viviendas”

  • Apunta que las entidades bancarias, en ocasiones, prefieren entregar el dinero antes que vivir un largo proceso judicial de una ocupación ilegal

  • Señala que la morosidad está reduciéndose

El presidente del Colegio de Administradores de Fincas de Huelva, Alejandro Chamorro. El presidente del Colegio de Administradores de Fincas de Huelva, Alejandro Chamorro.

El presidente del Colegio de Administradores de Fincas de Huelva, Alejandro Chamorro. / Josué Correa

Asumió el cargo de presidente de los administradores de fincas con la vista puesta en hacer una campaña colegiación. La formación interna y la colaboración con otros sectores profesionales además de con las instituciones son algunos de sus ejes. Entre los retos también está la lucha contra la morosidad.

–Lleva poco más de cuatro meses en el cargo, ¿cuáles han sido las prioridades a la hora de ponerse a trabajar?

–Primero hacer una campaña contra los administradores que no estaban colegiados. Hemos reactivado un poco esa línea en el sentido de poder potenciar la figura del administrador de fincas colegiado, la importancia de que lo estén básicamente porque van a estar formados continuamente. Otra de las líneas que estamos haciendo es la formación interna. También van a tener una serie de seguros que cubren todas las incidencias que puedan suceder en una comunidad por parte de un administrador de fincas. La campaña también va relacionada con otros colegios. Ya tenemos cerrado un convenio de colaboración con los ingenieros técnicos industriales, ya está casi para cerrarlo con los arquitectos técnicos y aparejadores; y con los abogados también lo vamos a cerrar. Esto sirve para una colaboración mutua en formación, asesoramiento... . También con la Junta de Andalucía hemos tenido una jornada exclusiva para los administradores de fincas colegiados junto con personal del Ayuntamiento, es decir no había ningún administrador que no estuviera colegiado en esa reunión.

–En su presentación como presidente hablaba que había 65 colegiados, ¿ha crecido el número?

–Hemos tenido tres nuevas altas. Normalmente los colegios están decreciendo y en el nuestro ha habido tres altas. También ha habido futuros compañeros que han consultado las condiciones para su inclusión. Esperamos que en breve podamos seguir creciendo. También estamos potenciando las relaciones con los ayuntamientos. Ya tenemos un poco hablado con el de la capital, que una vez que se constituya se ponga en marcha el turno de oficio para aquellas comunidades que no puedan tener opción económica de tener un administrador de fincas puedan ser asesoradas puntualmente. También está avanzado la colaboración con la Agencia de Vivienda y Rehabilitación de Andalucía y con el Ayuntamiento de Lepe.

–¿Hay mucho intrusismo profesional?, ¿a qué se debe?

–Primero porque la sociedad en sí no ha potenciado la figura. Y eso es lo que estamos intentando restablecer. Un administrador de fincas no puede ser cualquiera. El administrador va a tener unas características, una formación y unos seguros que no los va a tener cualquiera. Eso es lo que estamos intentando potenciar en estos momentos. En Huelva todavía eso no ha llegado. Por ejemplo en Málaga no se concibe que un administrador de fincas no sea colegiado. Estamos logrando poco a poco que esa concienciación vaya calando. No tenemos una lista cerrada de los administradores que no está colegiados pero ya se ha ido contactando con todos para que se vayan incorporando. Puede haber unos 40-50 en la provincia.

–Uno de los principales retos del COAF es la lucha contra la morosidad, ¿qué números manejáis?

–No hay una cuantificación económica de la morosidad. Siempre se ha estimado el tema de las entidades bancarias, que se hará el mes que viene. Sí puedo decir que entre conversaciones de compañeros se habla que la morosidad va reduciéndose. La situación económica va mejorando. En los procedimientos judiciales, por ejemplo en la capital, se va notando una mayor celeridad, cosa que no sucede por ejemplo en Ayamonte. Lo que no puede ser es que los procedimientos judiciales que inicies tarden meses en ser tramitados.

–Como ha dicho, uno de los principales morosos son las entidades bancarias, ¿cómo se le explica a aquellas personas que pagan religiosamente su cuota, que hay un banco que no paga en una inmueble que no vive nadie?

–Hay mucha gente que no entiende eso, sobre todo los jubilados, que tienen una paga justita económicamente, que hacen un gran esfuerzo para pagarlo, cómo una entidad bancaria que tiene los beneficios económicos que tiene... muchas veces es la burocracia. Los administradores de fincas ya tenemos un poco el contacto directo con las personas o departamentos correspondientes que son los encargados de tramitarlo. Hay veces que logramos ese resultado con un vencimiento relativamente rápido. Y hay veces que tenemos que llegar al procedimiento judicial. ¿Cómo le explicamos hasta cierto punto? Pues que lo de un banco al final lo vamos a cobrar, en más o menos tiempo. Un administrador de fincas se va a encargar siempre de cobrarlo.

Alejandro Chamorro durante su entrevista con este periódico. Alejandro Chamorro durante su entrevista con este periódico.

Alejandro Chamorro durante su entrevista con este periódico. / Josué Correa

–Otro tema que también preocupa es la ocupación ilegal, ¿qué puede hacer un administrador de fincas ante esto?

–La ocupación ilegal fundamentalmente se va a centrar en dos aspectos. Hay una ocupación ilegal que es en viviendas de personas físicas y otra en las de entidades bancarias. Fundamentalmente se está dando en las entidades bancarias. Muchas veces las ocupaciones se saben por los administradores de fincas porque no hay un seguimiento de las entidades bancarias de sus propias viviendas. Les instamos muchas veces a tomar medidas. Si alguna vivienda se está merodeando por ejemplo, personas que están viendo, preguntando... Instamos para que pongan una puerta anti ocupa o que cambien la cerradura. También la entidad bancaria nos comunica en muchas ocasiones que ya han solventado el asunto o en la situación en la que estén. Y es que hay ocupantes que no causan problemas en las comunidades pero hay otros que sí, sobre todo por el tema de los enganches de la luz, con lo que se puede hasta causar algún incendio.

–¿Cuál es la razón por la que la ocupación ilegal se dé más en viviendas de entidades bancarias?

–Son viviendas que están menos atendidas, se entiende que una entidad bancaria tiene los medios económicos para poder sostenerse sin esa vivienda, o incluso en muchas casos puede facilitar un alquiler social. Muchas veces las entidades bancarias ni siquiera anuncian dónde están las viviendas, sino en la calle que está.

–¿Manejan algún número de ocupaciones en la provincia?

–Se da sobre todo en la costa. Estamos a la espera de datos. Pero en la costa hay una mayor incidencia en las entidades bancarias, es decir, las promotoras han quebrado más. En la capital por ejemplo los vecinos están más atentos para que no exista esa ocupación, aunque existe.

–A su juicio, ¿qué le parece que sea un largo proceso burocrático la salida de los ocupantes ilegales de la vivienda de cualquier persona?

–Es un poco extraño. Sobre todo en viviendas que son de personas físicas, que muchas veces es el sustento económico de muchas familias. Tu tienes una vivienda que has pagado, y que la alquilas porque esa es tu única fuente de ingresos. Están realizándose gestiones para que haya una mayor celeridad en los procedimientos judiciales pero muchas veces la teoría no va acompañada de la práctica, entonces es un problema grave.

–Es un poco incongruente que ocupen tu casa y de repente deje de serlo.

–Exacto. Y que no puedas acceder a ella porque es un delito. Hay bancos que pagan a okupas para que se vayan de sus viviendas, es decir, si tú te vas yo te doy tanto dinero. Al final prefieren entregar un dinero a un largo proceso judicial y han optado por esa vía en algunos casos.

–¿Qué le dice a los vecinos de la Avenida Costa de la Luz debido al local que han ocupado en los bajos de un edificio? Dicen que se ha convertido en una red de drogas y prostitución.

–El procedimiento judicial es el que va a marcar todo. Nos gustaría a todo el mundo que los procedimientos judiciales fueran rápidos y con una resolución inmediata pero desgraciadamente todo va a ir como un procedimiento normal. Muchas veces la presión pública puede incidir en la administración del Ayuntamiento o la Junta o el Estado pero en la Justicia no afecta. La manifestación sí va a poder coartar a la gente que lo está realizando pero no una desocupación completa. Les envío paciencia y muchas fuerza para que ese procedimiento sea lo más rápido posible.

–Ahora que llega el verano ¿existe una morosidad mayor en las segundas viviendas que tienen los turistas en Huelva?

–No suele haber tanta morosidad porque si es una segunda vivienda se sobreentiende que hay una mayor capacidad económica. Y hay un mayor porcentaje en los municipios no costeros que en las zonas de segunda residencia.

–¿Cuáles son actualmente sus reivindicaciones?

–Una colaboración conjunta con las administraciones públicas. Poder ser informado de todas las actuaciones y reivindicar la figura del administrador de fincas colegiado. Por otro lado estamos ofreciendo un servicio que pueda llegar a los vecinos que no tengan los recursos con el turno de oficio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios