Huelva

El asesino de Amelia en la barriada Isla Chica de Huelva es detenido con siete kilos de cocaína

  • R.M.A. se había fugado el pasado julio de la cárcel madrileña donde cumplía condena por apuñalar y lanzar por la ventana desde un quinto piso a su pareja en la Nochebuena de 2009

El asesino de Amelia en 2009, entrando a la vivienda que fue escena del crimen para participar en la reconstrucción. El asesino de Amelia en 2009, entrando a la vivienda que fue escena del crimen para participar en la reconstrucción.

El asesino de Amelia en 2009, entrando a la vivienda que fue escena del crimen para participar en la reconstrucción. / Josué Correa (Huelva)

La Guardia Civil, en colaboración con la Dirección Adjunta de Vigilancia Aduanera, ha detenido en el aeropuerto de Barajas a R.M.A., que portaba más de 7 kilos de cocaína y que resultó ser un preso fugado desde julio de una cárcel madrileña donde cumplía condena por asesinar a su pareja en Huelva en 2009, la colombiana Amelia Hernández.

Las pesquisas comenzaron el pasado mes de septiembre, cuando los miembros de la Unidad de Análisis de Riesgo de la Aduana de Madrid detectaron un envío postal sospechoso de contener sustancias ilícitas, procedente de Colombia que estaba declarado como filtros de carbón activo y cuyo destino era Torrejón de Ardoz.

En un análisis exhaustivo se confirmó que este paquete contenía 7.000 gramos de cocaína por lo que se procedió a detener al hombre que la portaba R.M.A., de origen cubano y de 32 años, quien presentó una documentación falsificada.

Según informa la Comandancia de la Guardia Civil de Madrid, el arrestado confesó que estaba fugado de una cárcel madrileña, donde cumplía condena por un delito de homicidio doloso ocurrido en Huelva en la Nochebuena de 2009, tras apuñalar y lanzar por la ventana desde un quinto piso del número 38 de la avenida de Federico Molina a su pareja, Amelia Hernández.

Los agentes le imputan ahora delitos relacionados contra la salud pública por tráfico de drogas, falsificación de documento público y un tercero por quebrantamiento de condena.

El detenido fue puesto a disposición judicial. El instructor decretó su ingreso en la misma prisión de la que se encontraba fugado desde el pasado julio, para continuar cumpliendo su condena como autor de un delito de homicidio doloso.

Una Nochebuena trágica en Isla Chica

El crimen de aquella Nochebuena de 2009 conmocionó a Huelva. Los primeros en percatarse de que algo trágico había ocurrido fueron los vecinos del bloque donde vivía la víctima, que alertaron en la mañana de Navidad a la Policía Nacional tras encontrar un cadáver en el patio interior del inmueble.

Los agentes relacionaron este hecho con la presencia, dos horas antes en comisaría, de la madre del detenido, quien había denunciado la desaparición de Amelia. En la denuncia ante los agentes policiales, la mujer aseguró que su hijo había ido a su casa a decirle que la mujer "había desaparecido y que no le encontraba y que incluso podría estar muerta", tal y como publicó este diario entonces.

La víctima había sido apuñalada repetidamente en algún momento entre las 2:00 y las 7:00. Fue así como la asesinó. Luego, R.M.A. trató de deshacerse del cadáver. Primero bajó en el ascensor con el cuerpo sin vida de su víctima para arrojarlo a la basura, pero escuchó que alguien entraba en el portal y volvió a subir a la casa. Finalmente, decidió lanzarlo al patio interior desde el quinto piso.

La madre estuvo en el piso de Federico Molina y descubrió que su hijo había limpiado y lavado las fundas del sofá. Cuando fue detenido, este individuo cambió su declaración para decir que no la había matado y que se había marchado a una discoteca. No le sirvió de nada, acabaron condenándolo. Amelia tenía un hijo de 12 años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios