Huelva

Coronavirus Huelva: El virus pasa de largo por 28 localidades onubenses

  • Un total de 17 municipios de la Sierra, siete del Andévalo, dos del Condado y otros dos de la Cuenca Minera logran por el momento mantenerse alejados del covid-19 

  • Bonares es la localidad más grande

Las sillas de los bares figuran apiladas en una plaza del municipio de Bonares. Las sillas de los bares figuran apiladas en una plaza del municipio de Bonares.

Las sillas de los bares figuran apiladas en una plaza del municipio de Bonares. / Alberto Domínguez (Bonares)

Desde el inicio de la actual crisis sanitaria motivada por el covid-19, Andalucía ha sido una de las comunidades menos azotadas por el virus de toda España. Dentro de ella, aunque con casos -507 hasta ayer sábado-, Huelva está siendo una especie de isla. Una condición que está sirviendo incluso para que la Junta haya llegado a proponer al Gobierno de España que nuestra provincia –junto con Almería- puedan ir más adelantada que el resto en la desescalada.

Nadie sabe a ciencia cierta porqué unas comunidades autónomas, provincias, territorios o incluso comarcas y poblaciones están siendo más castigadas que otras, aunque los expertos coinciden en señalar la movilidad poblacional como una de las causas más objetivas.

En este complicado marco, de los 80 pueblos que integran la provincia onubense, 28 han logrado por el momento mantenerse ajenas al virus y, según los datos oficiales, no han registrado ningún caso entre sus vecinos a estas alturas de la pandemia.

Como en otros ámbitos geográficos, la distribución de la enfermedad también se antoja caprichosa entre los municipios onubenses, y parece que nada tenga que ver con la ubicación, la pirámide poblacional o la estructura social de cada municipio, aunque lo que está claro es que, a mayor número de habitantes, más probabilidades hay de que se vayan sumando casos.

Así, no es de extrañar que el municipio más pequeño de la provincia, Cumbres de Enmedio (56 habitantes), sea uno de los 28 pueblos que por el momento no registra ningún caso, frente a los 186 de Huelva capital (143.663 habitantes). De ahí también que, mientras que la Sierra y el Andévalo son las comarcas con más localidades libres de casos –17 y 7 respectivamente-, todos los grandes municipios costeros cuentan con contagios. Mientras tanto el Condado y la Cuenca Minera registran cada una dos municipios libres del covid-19.

Los municipios con cero contagios hasta el momento en la Sierra son Alájar, Castaño del Robledo, Cortelazor, Galaroza, Higuera de la Sierra, Linares de la Sierra, Los Marines, Puerto Moral, Santa Ana la Real, La Nava, Cañaveral de León, Cumbres de Enmedio, Encinasola, Hinojales, Santa Olalla del Cala, Zufre y Arroyomolinos de León.

En el Andévalo están El Cerro de Andévalo, La Zarza-Perrunal, Cabezas Rubias, Sanlúcar del Guadiana, Villanueva de las Cruces, San Silvestre de Guzmán y Villablanca; mientras que Berrocal y La Granada de Riotinto se mantienen libres en la Cuenca Minera, y Bonares y Niebla en el Condado.

Huelva Información ha hablado con los alcaldes de cinco de estos municipios ‘afortunados’, los cuales lejos de contar con una ‘fórmula secreta’ para mantener a raya al virus, todos coinciden en señalar las medidas que han adoptado en sus respectivas localidades, a lo que algunos incluso añaden el factor suerte.

Una mujer realiza la compra durante el confinamiento. Una mujer realiza la compra durante el confinamiento.

Una mujer realiza la compra durante el confinamiento. / H. Información (Bonares)

Cuatro de estos alcaldes dirigen municipios con alto riesgo por contar con poblaciones bastante envejecidas como es el caso de San Silvestre de Guzmán (623 habitantes), Sanlúcar de Guadiana (409), El Cerro de Andévalo (2.364) y La Zarza-Perrunal (1.267), sumándose a ello otros factores de riesgo más particulares como ser municipio de paso, albergar residencias de mayores, tener población fluctuante -sobre todo extranjera- o estar junto a la frontera. El riesgo del quinto municipio, Bonares (6.058), radica básicamente en contar con un número de habitantes bastante elevado en relación al resto, o en que prácticamente todas las localidades de su entorno han registrado casos.

Los alcaldes han coincidido en mostrar su satisfacción y han puesto sobre todo en valor el comportamiento de sus vecinos. En Bonares su alcalde, Juan Antonio García, se muestra “muy contento” por la respuesta vecinal, al tiempo que subraya que “también hay un factor muy importante como es la suerte”. Así, incide en las “muchas medidas” adoptadas, las cuales “se han seguido de forma estricta”.

Entre ellas destaca la continua desinfección, el reparto de 10.000 mascarillas entre la población o las numerosas actividades on line desarrolladas para facilitar el confinamiento de los vecinos, al tiempo que aplaude el trabajo de Policía Local, Guardia Civil, ejército y sanitarios del centro de salud.

Los alcaldes coinciden en que sus territorios han implementado las medidas adecuadas

Pedro Romero, alcalde de El Cerro, hace hincapié en el riesgo de su municipio por contar con una “población con muchos vecinos con más de 70 años” y por albergar dos residencias de mayores con 50 y 30, y 10 y 3, usuarios y trabajadores, respectivamente, lo cual “nos ha tenido muy preocupados”, pero que se han mantenido libres del virus “en buena parte gracias a las medidas muy restrictivas aplicadas”.

Otro factor de riesgo para el alcalde de El Cerro es que “se trata de un pueblo muy familiar, donde en la misma casa suelen convivir padres, hijos y abuelos”.

No obstante, añade, “hemos adoptado muchas medidas de precaución, seguridad, limpieza y desinfección” que “seguirán activas hasta el final del estado de alarma”. Por último reseña la “enorme colaboración ciudadana y la ayuda de numerosas empresas de la propia localidad”.

Al envejecimiento de la población, el alcalde de San Silvestre, José Alberto Macarro, añade como factor de riesgo “ser un pueblo de paso”. A pesar de ello, indica, “estamos muy satisfechos” por no tener casos, lo cual achaca, sobre todo, a la “responsabilidad de los vecinos, la labor del Ayuntamiento y sus empleados, y la de los sanitarios del centro médico”, a lo que no duda en añadir una “gran dosis de suerte”.

Imagen de Sanlúcar de Guadiana. Imagen de Sanlúcar de Guadiana.

Imagen de Sanlúcar de Guadiana. / H. Información (Sanlúcar de Guadiana)

Sobre el envejecimiento de la población pone en valor el “importante trabajo que hemos hecho para protegerlos ayudándoles a hacer la compra o trámites administrativos”.

José Manuel Serrano, alcalde de La Zarza-Perrunal, también hace una valoración muy positiva del nulo impacto de la pandemia en su localidad, destacando sobre todo la concienciación vecinal a la hora de proteger a los más vulnerables: los numerosos mayores con que cuenta la localidad, con quienes “se han volcado” los jóvenes, “especialmente un grupo de unos 50 voluntarios que los están ayudando en todo lo posible”.

También se muestra muy satisfecho porque los 60 usuarios y 30 trabajadores de la residencia de mayores del pueblo se han mantenido libres de contagios “a pesar de nuestro temor”.

De los alcaldes consultados el que ha descrito una mayor variedad de riesgos para su municipio ha sido el de Sanlúcar, Pepe Pérez, quien al envejecimiento añade su carácter fronterizo; su población extranjera permanente; el trasiego de extranjeros con barcos de vela en su puerto fluvial; y el área de autocaravanas del municipio, donde están pasando el confinamiento en sus vehículos varias familias extranjeras.

A pesar de todo ello se muestra “muy satisfecho por no tener ningún caso” ya que “las medidas para minimizar riesgos, el ejemplar comportamiento de la población, tanto la permanente como la fluctuante, y el cierre de la frontera, están dando sus frutos”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios