Huelva

Coronavirus Huelva: Las nuevas medidas restrictivas se notarán especialmente en las empresas ayamontinas

  • Huelva Comercio señala que el consumo portugués representa alrededor del 70% de las ventas de Ayamonte

  • Hosteleros y taxistas siguen pidiendo ayudas económicas

Una calle del centro de Ayamonte. Una calle del centro de Ayamonte.

Una calle del centro de Ayamonte. / Jordi Landero

El inicio de la semana trajo consigo una nueva normativa restrictiva para hacer frente a la Covid-19. Es la primera tras las fiestas navideñas y una de las cuestiones principales es el cierre perimetral de Andalucía. No se podrá salir ni entrar salvo por causas justificados. Esto incide principalmente en la frontera con Portugal, aunque ya el país vecino tiene la restricción de movilidad desde hace varios días en sus municipios. Ayamonte será uno de los municipios onubenses más perjudicados por la medida puesto que una parte importante del movimiento de su economía es gracias al vaivén de los vecinos portugueses. Tanto es así que el presidente de Huelva Comercio, Antonio Gemio, apuntó a este periódico que el consumidor portugués representa el “70%” de las ventas del sector comercial, aproximadamente.

Como consecuencia de este cierre fronterizo también se verán afectados municipios cercanos al país vecino como son Isla Cristina o Lepe, pero en menor medida. No es la primera vez que la frontera cierra sus puertas. Tampoco lo será el veto a cruzar hacia Extremadura, aunque los municipios del norte onubense no se verán afectados en el sector comercial como los fronterizos ya que la incidencia en el consumo por parte de los extremeños se concentra sobre todo a los fines de semana y al turismo, explicó Gemio.

Por lo que respecta a los horarios, el comercio ya cerró ayer sus persianas a las 20:00 en vez de a las 20:30 como venían haciendo en las semanas anteriores. Este cambio restrictivo “nos afecta muy poquito”, señaló el presidente de los comerciantes onubenses, quien añadió que algunos establecimientos recuperarán esa media hora por la mañana o la ganarán abriendo antes por las tardes.

La principal preocupación de los pequeños comerciantes sigue siendo la baja venta existente debido a la crisis económica derivada por la pandemia del coronavirus. “La venta está por los suelos. Hay mucha gente en ERTE y eso hace que el consumo esté por los suelos”, a lo que hay que sumar que “la gente prefiere también la venta online”, señaló Antonio Gemio. La incertidumbre ahora está sobre la mesa debido al crecimiento de los contagios en Andalucía ya que más que el horario el verdadero daño a las ventas llegaría con un cierre provincial o de municipios. “A ver cómo salimos de esta situación”, señaló el presidente de Huelva Comercio. Aun así las reivindicaciones siguen siendo las mismas por parte del sector: “Que de una vez por todas acaten un plan de ayudas al comercio. Un plan de rescate serio, igual que lo pedimos todos los sectores. No hacemos dinero y estamos pagando los mismos impuestos, o incluso más”, concluyó Gemio.Sobre esto último opina igual el sector de la hostelería. El presidente de la Asociación Provincial de Bares, Restaurantes y Cafeterías de Huelva (Bareca), Rafael Acevedo, volvió a incidir en que “no llega un rescate económico”. “Si nos restringen, nos quitan aforo y horas de trabajo, también nos tendrán que ayudar a pagar los impuestos. No es lógico lo que estamos padeciendo”, apuntó Acevedo a Huelva Información. Las nuevas medidas no afectan relativamente al sector, aunque siguen sin entender el cierre a las 18:00 de bares y restaurantes, menos las cafeterías que pueden abrir hasta las 20:00 sin vender alcohol. Ante esto el presidente de Bareca insistió en que “no es lógico que el toque de queda sea a las 22:00” y pidió el horario ininterrumpido hasta las 21:30.

Por su parte, el sector de los taxis apuntó que la movilidad es la cuestión que “más nos repercute” porque entonces la gente “no coge el servicio público”, señaló el presidente de Taxi Huelva José Luis Moreno. Que el toque de queda se adelante a las 22:00 y que los comercios cierren a las 20:00 y las restauración a las 18:00 “es un paso atrás. Tenemos la esperanza en que todavía la movilidad entre municipios se pueden hacer” puesto que la restricción entre municipios “es lo que más daño nos haría”. Aun así, ante el crecimiento de contagios, “estamos seguros que habrá restricciones más duras”.

Moreno señaló que tradicionalmente los meses de enero, febrero y marzo “son muy malos para el sector del taxi” por lo que este año, además, “lo estamos viviendo con bastante incertidumbre”. El sector continúa trabajando con el 50% de su flota y sigue pidiendo ayudas a las Administraciones, así como la exención del pago de impuestos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios