Huelva

Dos años de prisión para el exsecretario del SUP por acosar al inspector de la Policía

  • La titular del Penal 3 considera a García Medel autor de un delito contra la integridad moral y de otro continuado de calumnias

  • Tendrá que alejarse a 200 metros de Fernández durante dos años e indemnizarlo con 200.000 euros

El inspector jefe Emilio Fernández, con las víctimas de bebés robados. El inspector jefe Emilio Fernández, con las víctimas de bebés robados.

El inspector jefe Emilio Fernández, con las víctimas de bebés robados. / Alberto Domínguez (Huelva)

Comentarios 0

La titular del Juzgado de lo Penal 3 de Huelva ha condenado a dos años de prisión al exsecretario provincial del Sindicato Unificado de Policía (SUP) Francisco García Medel por la "campaña de venganza" que mantuvo durante años contra el inspector Emilio Fernández, quien en 2008 dirigía el Grupo IV de la Policía Judicial de Huelva y ordenó la detención de varios policías nacionales por violencia machista.

Como consta en la sentencia, a la que ha tenido acceso en primicia Huelva Información y que será ampliada en las próximas horas, la magistrada considera a García Medel autor de un delito contra la integridad moral, por lo que lo condena a un año de prisión, a la prohibición de acercarse a menos de 200 metros o de comunicarse con la víctima durante dos años, y a indemnizarla con 200.000 euros, de los que la mitad tendrán que ser asumidos por el SUP.

Además, lo condena a otro año de privación de libertad por un delito continuado de calumnias. En ambos ilícitos la magistrada ha aplicado la atenuante de dilaciones indebidas por los nueve años que han transcurrido desde el inicio del procedimiento. El exsecretario del sindicato policial tendrá que sufragar las costas judiciales.

La titular del Penal 3, Estela San José, lo absuelve, eso sí, de los delitos de lesiones y de injurias de los que también venía imputado. La magistrada llega a la conclusión de que el acusado era "perfectamente consciente de todos sus actos" y no tiene dudas de que "el origen" del acoso salvaje al que fue sometido Fernández estuvo "en la detención de los agentes de Policía Nacional".

Asimismo, observa que "todo vino derivado de tal incidente" en la detención de "un compañero que había cometido graves hechos relacionados con la violencia de género, de los que le acusaba su esposa, detención acompañada de otras dos que terminaron en dos de los casos con importantes condenas".

Por ello, "no se puede entender, como pretenden el Ministerio Fiscal y las defensas, que estemos ante hechos aislados que carecen de relevancia penal". Hay que recordar que la Fiscalía solicitó la absolución de García Medel.

Un extracto de los fundamentos de derecho resume bien el infierno padecido por el inspector jefe Fernández: "Minar constantemente la autoridad de un inspector de Policía, atribuirle un trato despótico y degradante, afirmar sin rubor que comete delitos de acoso laboral e incluso sexual, llevar a cabo publicaciones en revistas y páginas webs de gran repercusión en el Cuerpo, boicotear cuanta posibilidad de reconocimiento de méritos tuviera, utilizar cuanto cauce administrativo existe para colocarlo en el punto de mira de superiores y de iguales, llegar a denunciar a los servicios médicos una supuesta y falsa situación de riesgo para terceros por una enfermedad originada por todo lo anterior, decimos que no hay duda de que todo ello es una clara expresión del trato degradante que menoscaba la integridad moral".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios