Patrimonio

La Casona sigue pendiente de una actuación urgente seis meses después

  • Los propietarios han propuesto alternativas a la petición inicial del Ayuntamiento, que estudia ahora el tipo de intervención a realizar en el inmueble protegido

Vista superior tomada este viernes de la cubierta y primera planta del edificio principal de La Casona con las secuelas del fuego del 30 de marzo. Vista superior tomada este viernes de la cubierta y primera planta del edificio principal de La Casona con las secuelas del fuego del 30 de marzo.

Vista superior tomada este viernes de la cubierta y primera planta del edificio principal de La Casona con las secuelas del fuego del 30 de marzo. / Josué Correa

La noche del 30 de marzo pasado, en pleno confinamiento y estado de alarma, las llamas se cebaron con el tejado y la primera planta de La Casona, en la Alameda Sundheim, temiéndose que acabara para siempre con esta valiosa construcción de principios del XX. No fue así pero el Ayuntamiento de Huelva exigió a los propietarios que actuaran de forma diligente para restituir los elementos dañados y evitar el colapso del edificio. Tampoco ha sido así. Seis meses después, tras el primer temporal de agua y viento la semana pasada, y entrado ya el invierno, la vieja construcción, protegida por el catálogo municipal, sigue pendiente de una solución que parece que está ahora estancada en los despachos.

Fuentes municipales aseguran a este periódico que se trasladó hace unos meses una orden de ejecución a los propietarios del inmueble para que tomaran una serie de medidas tras el deterioro sufrido con el último siniestro.

Posteriormente fueron los propietarios los que respondieron al requerimiento con un recurso en el que concretan alternativas técnicas a la petición municipal. En estos momentos, esa propuesta, aseguran, está en valoración por los técnicos municipales, que deben determinar si es válida para conseguir la adecuada conservación del edificio. No han trascendido los detalles ni los plazos de las actuaciones a realizar.

Sólo unas horas después de que fuera sofocado de madrugada el incendio, el teniente de alcalde de Urbanismo, Manuel Gómez Márquez, ya adelantó que se iba a exigir a los propietarios de La Casona la restitución de los elementos dañados a su estado original, así como la arboleda del recinto.

Exterior del edificio, en la Alameda Sundheim de la capital onubense. Exterior del edificio, en la Alameda Sundheim de la capital onubense.

Exterior del edificio, en la Alameda Sundheim de la capital onubense. / Josué Correa

Hablaba entonces el concejal de ejecutar una primera fase con “la reconstrucción de los elementos de cubrición necesarios, conservando su estado original para evitar el deterioro del edificio”.

El fuego entonces afectó a toda la cubierta del edificio principal, y provocó su desplome, lo que alteró gravemente, además, las dependencias ubicadas en la primera planta, llenas de escombros desde entonces, producto también de los trabajos realizados por los bomberos para su extinción.

Manuel Gómez apuntaba ese 31 de marzo a la necesidad de rehabilitar la cubierta con idénticas características a la original, la restitución de las vigas que la soportaban, además de la limpieza del interior y la reposición de la carpintería dañada en ventanas y puertas para evitar su degradación.

La Casona, con cien años de historia, está incluida en el Catálogo de Edificios, Elementos y Espacios de Interés de Huelva, con una protección integral P1, según recordó entonces el concejal, “que prohíbe su demolición y obliga, en caso de ruina, a construir una edificación sustitutoria de idéntica estructura y forma a la original”.

Desde que ocurriera el incendio en el histórico inmueble –el segundo en sólo dos años, tras el de abril de 2018 que obligó también a actuar con la limpieza de la propiedad– existe el temor entre ciertos sectores en defensa del patrimonio onubense de que el deterioro sufrido pueda llevar a la ruina el edificio por el efecto de las inclemencias meteorológicas o el colapso de toda la estructura por nuevos siniestros. A menos que se actúe de forma rápida y eficaz.

El primer temporal de la época invernal pasó por Huelva la semana pasada y se piden soluciones urgentes para evitar un desastre patrimonial en uno de los exponentes más singulares que quedan en pie en el centro de la ciudad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios