Centro de aviones no tripulados

Moguer señala al INTA para que permita el inicio de las obras del proyecto CEUS

  • El alcalde asegura que debe comunicar a Transición Ecológica el comienzo de la limpieza

  • Sólo quedan 23 días para que empiecen los trabajos y que la DIA concedida en 2014 no pierda validez

  • Defensa y Economía firman hoy un protocolo “no vinculante”: "Debe implicar ejecución inmediata"

Comparecencia del alcalde de Moguer, Gustavo Cuéllar, con el catedrático José Manuel Andújar y empresarios y ediles locales. Comparecencia del alcalde de Moguer, Gustavo Cuéllar, con el catedrático José Manuel Andújar y empresarios y ediles locales.

Comparecencia del alcalde de Moguer, Gustavo Cuéllar, con el catedrático José Manuel Andújar y empresarios y ediles locales. / Rafa del Barrio

El proyecto CEUS sigue en el aire. Ni con la firma que hoy escenifican en El Arenosillo el Instituto Nacional de Técnica Aerospacial (INTA) y la Consejería de Transformación Económica se asegura que se pueda realizar. La primera fase se debe empezar a ejecutar antes del 9 de octubre y a día de hoy, señala el Ayuntamiento de Moguer, no es viable, a menos que el INTA mueva ficha y haga un trámite indispensable: comunicar por carta al Ministerio de Transición Ecológica que empiezan las obras del proyecto según las observaciones recogidas en la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) concedida en 2014.

Moguer hizo ayer un gesto con el que trata de poner todas las cartas boca arriba encima de la mesa. Su alcalde, Gustavo Cuéllar, apunta directamente al INTA y a la necesidad de que envíe esa comunicación oficial para que las máquinas puedan empezar a trabajar ya. Es la única forma de llegar a tiempo antes de que en 23 días la DIA pierda su validez actual y haya que reiniciar todo el proceso para volver al punto de partida de seis años atrás. La amenaza de la desaparición del CEUS en Huelva sigue siendo una realidad.

La iniciativa municipal ha llevado a la contratación de los trabajos con los que debe arrancar esa primera fase, que son la limpieza de las 75 hectáreas afectadas por el proyecto con la tala y desbroce de árboles y arbustos. Todo está dispuesto para que se ejecute de inmediato, pero Cuéllar ha aclarado que de nada sirve esa acción si no se pone antes en conocimiento del Ministerio de Transición Ecológica que se va a hacer y conforme a las directrices marcadas en su momento.

Esa “carta” con la que el regidor moguereño simplifica el trámite debe adjuntar los informes favorables sobre el impacto ambiental de la ejecución y el proyecto general redactado, con sus correspondientes fases y cronología de partida. Nada que no debiera existir hace meses, asegura Cuéllar. Es así que, recalca, todo pase por esa acción administrativa de anunciar que van a comenzar los trabajos de limpieza en el terreno.

“Estamos a la espera de que el INTA comunique que van a empezar las obras de limpieza de monte público. Y, en coordinación con la Junta, a día de hoy, el INTA todavía no ha trasladado que se van a iniciar”, afirmaba ayer Gustavo Cuéllar en su comparecencia tras una reunión con empresarios y representantes de la Universidad involucrados en el proyecto.

El alcalde moguereño se apoya en una consulta realizada el 5 de agosto a la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible sobre la ejecución de los trabajos de tala y desbroce en el terreno donde se debe ejecutar el centro aeronáutico y su repercusión para el cumplimiento de la Autorización Ambiental Unificada y la DIA concedidas en su momento.

En la respuesta de la Consejería recibida hace unos días, a la que ha tenido acceso Huelva Información, se deja claro que, según la resolución de la DIA, “el promotor del proyecto es el INTA, del Ministerio de Defensa, que actúa también como órgano sustantivo, y es quien debe comunicar al órgano ambiental (el Ministerio para la Transición Ecológica) la fecha de comienzo de la ejecución del proyecto”.

En la misma resolución, además, se recalca que “el responsable último del seguimiento y vigilancia del cumplimiento de la presente DIA en todas las fases del proyecto es el órgano sustantivo del proyecto, por lo que todos los documentos acreditativos del cumplimiento de las condiciones de esta resolución deben estar avalados o certificados por dicho organismo”.

El catedrático de la Universidad de Huelva José Manuel Andújar, uno de los impulsores, fue más claro aún “para que la sociedad lo sepa”: “El proyecto CEUS únicamente está en manos del INTA. Que lleguemos a tiempo o no depende sólo de ellos”.

“Lo difícil ya está hecho. Luego dependerá de la capacidad económica de las administraciones para ejecutarlo en uno, dos o tres años. Pero lo importante es que empiece. Sólo se trata de una carta, no de aportar un cheque ni dinero. Es muy fácil de hacer”.

Distintas imágenes virtuales del proyecto presentado en noviembre de 2013 correspondientes a la primera fase, relativa a las pistas de los aviones. Distintas imágenes virtuales del proyecto presentado en noviembre de 2013 correspondientes a la primera fase, relativa a las pistas de los aviones.

Distintas imágenes virtuales del proyecto presentado en noviembre de 2013 correspondientes a la primera fase, relativa a las pistas de los aviones. / M.G.

Gustavo Cuéllar, de hecho, resta importancia a la firma del protocolo hoy entre INTA y Junta de Andalucía. Asegura que se trata de un documento “no vinculante” y que no implica “la ejecución inmediata del proyecto”. Insiste en que es necesario empezar con esa comunicación oficial del INTA.

“El Ayuntamiento ha cumplido al cien por cien con la adjudicación de los trabajos de limpieza y le ha puesto la pelota en el punto de penalti al INTA para que chute a gol”, explicó gráficamente. “Si analizamos por qué no se hace, escapa de la razón humana”.

Una oportunidad única

Los empresarios, a través del representante en Moguer de la FOE, Cayetano Toribio, piden “que no se deje pasar esta oportunidad de riqueza y empleo y culminen cuanto antes los trámites necesarios”.

En Moguer no contemplan como opción que se deje caducar la DIA para solicitar una nueva. Andújar lo tiene claro: “La oportunidad de negocio es ahora, con este proyecto. Europa no se puede quedar más atrás y si lo perdemos se replantearán las cosas”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios