Huelva

El caso Aljaraque llega a la Audiencia sin despejar la validez de las grabaciones

  • Las defensas solicitan el archivo y sobreseimiento de la causa por entender que “se han vulnerado sus derechos” y que los magistrados designados no pueden acceder a la prueba clave del proceso

Los letrados de la defensa, a su llegada a la Audiencia Provincial para una de las vistas de la causa. Los letrados de la defensa, a su llegada a la Audiencia Provincial para una de las vistas de la causa.

Los letrados de la defensa, a su llegada a la Audiencia Provincial para una de las vistas de la causa. / Josué Correa (Huelva)

El caso Aljaraque avanza sin despejar las dudas sobre la prueba capital que sustenta la causa, las grabaciones que son inaccesibles al estar dañado el archivo que las contiene. La jueza instructora, Fernández Maqueda, remitió el pasado 19 de diciembre a la Audiencia Provincial el proceso. Lo hizo, según ha podido saber Huelva Información, sin despejar la gran incógnita que se cierne sobre el caso Aljaraque: la validez y el contenido de las grabaciones que sustentan todo el proceso.

Ahora el futuro del caso está en manos de la sección primera de la Audiencia. Serán los tres magistrados asignados los encargados de resolver en primer lugar los recursos presentados por la partes para que, en función de los mismos, decidir sobre la continuidad del procedimiento mediante el Tribunal del Jurado o aceptar el sobreseimiento y archivo solicitados por las defensas. Lo harán sin disponer del contenido de la trascripción de las supuestas grabaciones que sustentan la acusación de un presunto soborno relacionado con la moción de censura frustrada en el Ayuntamiento de Aljaraque contra la entonces alcaldesa socialista Yolanda Rubio.

Según consta en la instrucción, a comienzos de 2017, cuando el grupo municipal de Sí se Puede Aljaraque decidió no seguir adelante con la moción de censura acordada con el PP contra la entonces alcaldesa del PSOE Yolanda Rubio, el denunciante del caso Aljaraque, Manuel Alonso Albarracín (asesor de Sí se Puede), decidió grabarse a través de su teléfono móvil en diferentes llamadas que realizó al concejal de Sí se Puede, Francisco Martín, y al sindicalista de CCOO, José Luis Rodríguez, que actuó supuestamente como mediador en la decisión de retirar la moción de censura con el PP. En esas grabaciones Manuel Alonso Albarracín centró sus conversaciones, según la instrucción, con Francisco Martín y José Luis Rodríguez en una supuesta contraprestación para que la mujer del concejal de Sí se Puede entre a trabajar en la empresa Aguas de Huelva, acuerdo que tendría el visto bueno del presidente de la Diputación de Huelva, Ignacio Caraballo. Como soporte de todo ello presentó un teléfono móvil con unas grabaciones que fueron remitidas posteriormente a Madrid para que la Guardia Civil pueda determinar la autenticidad de las grabaciones y que las mismas no han sufrido manipulación. Sin embargo, el archivo que remite el Instituto Armado se encuentra “dañado y no hay forma de abrirlo”, tal y como desveló Huelva Información el pasado 9 de enero.

La carpeta clave Resultados.zip se encuentra dañada e inaccesible

Así, como desveló este diario el pasado 9 de enero, la carpeta informática con las grabaciones realizadas por Manuel Alonso Martín con un teléfono móvil y el Informe Técnico Policial que realizó la Guardia Civil en Madrid para determinar la autenticidad de las mismas y que no habían sufrido manipulaciones se encuentran en un archivo denominado Resultados.zip que “no es accesible”. El documento se encuentra corrupto y la clave remitida por la Guardia Civil para poder abrir el archivo “no permite su apertura y acceso”. Al no disponer de medios propios para resolverlo, la instructora pidió la asignación de un perito informático por parte de la Asociación de Peritos Tasadores Judiciales de Andalucía, sin que hasta la fecha haya resuelto el archivo dañado.

Ahora el caso Aljaraque da un paso más sin aclarar si la base que sustenta el procedimiento es válida. Al estar dañado el archivo, la instructora traslada a la Audiencia el caso sin aportar el contenido del archivo Resultados.zip, que soporta la acusación y sin poder haberlo tenido en cuenta ni permitido el acceso a las partes al no estar disponible. Por ello, los recursos presentados por las defensas alegan la “vulneración de derechos fundamentales, como el derecho de defensa, el derecho a un proceso con todas las garantías, y a la presunción de inocencia”. Según la documentación a la que ha tenido acceso este diario, la defensa considera “evidente” que los tres magistrados encargados “no disponen” de la base del caso puesto que el archivo Resultados.zip es inaccesible por estar dañado.

Los tres magistrados de la Sección Primera deben resolver los recursos y decidir si el proceso sigue

Las defensas han solicitado, en consecuencia, que se archive el caso. Es una petición que se suma a los recursos planteados desde que el 1 de octubre tuvieron constancia, como informó este diario en su edición del 3 de octubre, de la situación en la que se encuentra Resultados.zip, fecha en la que la jueza emitió el auto de imputación sobre todos los investigados a pesar de esta circunstancia y en la que afirmó que “la ilicitud de una prueba no es un debate que haya que orillarse en esta fase”. Ahora el procedimiento queda en manos de la Audiencia Provincial sin tener acceso al contenido del archivo Resultados.zip, ni resolver la validez o no de su contenido ni su legalidad, sustento de todo el caso Aljaraque.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios