Policía Local El 10,8% de los efectivos de la provincia se retirará este año

  • CSIF calcula que, al menos, se prejubilarán 61 agentes de los nueve municipios más grandes

  • El más perjudicado por el nuevo decreto ley será Almonte, que perderá al 21,6% de la plantilla

La Policía Local de Huelva durante un servicio en las Colombinas de 2018. La Policía Local de Huelva durante un servicio en las Colombinas de 2018.

La Policía Local de Huelva durante un servicio en las Colombinas de 2018. / Alberto Domínguez (Huelva)

El Consejo de Ministros aprobó en diciembre uno de los reales decretos más esperados por los policías locales: el de la prejubilación a los 59 años. Pueden optar a la retirada laboral todos aquellos que hayan acreditado 37 años de actividad efectiva, una reivindicación histórica del cuerpo que tendrá un impacto considerable en las plantillas, muchas de ellas envejecidas (la media provincial está en los 50 años), al acelerar la jubilación de los agentes de más edad.

Los interesados en prejubilarse tenían hasta el 31 de enero para solicitarlo a sus respectivos ayuntamientos. Según los datos facilitados por el sindicato CSIF a Huelva Información, al menos 67 efectivos de la Policía Local de la provincia de 13 municipios se retirarán después de haber formalizado la petición para ejercer este derecho.

Los nueve pueblos más grandes, los que cuentan con más personal, serán los que se verán más afectados por la marcha prematura de los agentes. Se trata de Almonte, Ayamonte, La Palma del Condado, Cartaya, Isla Cristina, Lepe, Punta Umbría, Aljaraque y Huelva, que atesoran el 70% de los policías municipales del territorio provincial, algo más de 560.

Solo en ellos 61 agentes han mostrado su intención de jubilarse de forma anticipada, el 10,8% del plantel, según los datos ofrecidos por CSIF.

Huelva, pese a ser la capital y contar con la nómina de policías más generosa de la provincia, no estará entre las localidades más perjudicadas por la fuga prematura de los agentes más experimentados. Aquí dejarán de trabajar 19 efectivos, seis de ellos mandos, pero esto solo supondrá una merma del 8,5% de la plantilla, lo que sitúa a la ciudad por debajo de la media provincial.

Para contrarrestarlo, el Ayuntamiento de Huelva ha anunciado que sacará una oferta pública de empleo extraordinaria con la que creará 17 nuevas plazas, que se sumarán a las 13 de la oferta pública ordinaria de 2018, con lo que se alcanzarán las 30. La previsión es que los nuevos agentes se incorporen a la Jefatura que dirige Rafael Mora en el primer trimestre del año que viene.

Jubilaciones policiales en Huelva. Jubilaciones policiales en Huelva.

Jubilaciones policiales en Huelva. / Dpto. de Infografía (Huelva)

El segundo cuerpo mejor nutrido de efectivos de la provincia, el de la localidad de Almonte, es sin embargo el que más va a sufrir las prejubilaciones. De una plantilla de 60 policías se retirarán 13, lo que significa el 21,6% del total. En este caso el trabajo de los activos también da cobertura a El Rocío y Matalascañas.

Ayamonte cuenta con el tercer plantel más numeroso de Huelva, que vigila por la seguridad de núcleos de población como Punta del Moral, Isla Canela y Costa Esuri. Aquí la plantilla quedará descubierta al 17,8%, con la jubilación de diez efectivos de los 56 que tiene disponibles a día de hoy.

En Lepe y Punta Umbría, aunque también cuentan con mucho personal, el daño será menor al tener plantillas más jóvenes. Concretamente, en la localidad lepera se jubilarán solo cinco agentes de los 55 en activo (el 9%), mientras que en Punta Umbría solo causará baja uno del medio centenar que conforma el cuerpo (2%). Rafael Lozano, responsable provincial del sector de Administración Local de CSIF, prevé que “en un margen aproximado de cinco años estas plantillas asuman el mayor porcentaje de jubilación de la provincia”.

El vacío que dejará la retirada de efectivos policiales municipales también se dejará notar en el municipio de Cartaya. Tres serán los que se jubilen este año, pero solo hay 20 agentes en la plantilla, lo que la mermará un 15%, un porcentaje idéntico al de La Palma del Condado, con seis jubilados de los 40 funcionarios actuales.

Lozano observa que el asunto no es baladí en Lepe y Cartaya, municipios “donde se registran numerosas incidencias, sobre todo en época estival, cuando la población en la zona se llega a triplicar”. Este factor, afirma, “hay que tenerlo en consideración a la hora de valorar las jubilaciones en la provincia”. Se da la circunstancia, añade, de que Cartaya es el pueblo “que registra peores datos de toda la provincia tanto por índices de delincuencia, como por falta de agentes y medios y por la amplia cobertura no sólo del municipio sino de los núcleos poblacionales cercanos como El Rompido”.

Las plantillas de Lepe y Punta, muy numerosas, se resienten menos al ser más jóvenes

En la media onubense se sitúa la pérdida que padecerá Isla Cristina (10%), donde se retirarán tres de los 30 agentes que trabajan en la fecha actual. Aljaraque sufrirá menos, con solo un jubilado de un plantel de 32: el 3%.

CSIF indica que además se quedarán en el camino este año dos funcionarios de la Policía Local de Moguer y uno en Paterna, Hinojos y Trigueros. “En los municipios más pequeños, la media de jubilación es de un agente; en las localidades de tamaño medio, en cuanto a población, suele haber entre 5 y 6 agentes”, resume Rafael Lozano.

Desde 2012, la Oferta de Empleo Público (OEP) de la a Policía Local ha estado “prácticamente paralizada: en estos siete años solo han salido cinco plazas en toda la provincia”. cuanto a la proyección futura, en los próximos cinco años se podrían acoger a la jubilación anticipada más de 130 policías locales, según las estimaciones de la fuerza sindical.

Es importante considerar, además, las ratios para determinar la necesidad de agentes en los diferentes municipios. La recomendada por la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) es de un agente por 667 habitantes; la directriz de la Unión Europea indica la referencia de 1,8 policías locales por cada 1.000 habitantes (lo que viene a ser un agente por cada 556 ciudadanos).

La jubilación anticipada animará la oferta de empleo público, que desde 2012 solo ha generado cinco plazas en la provincia

La media de edad de los agentes en Huelva se sitúa en los cincuenta años por lo que "era necesario implantar la jubilación anticipada para rejuvenecer las plantillas y con ello ofrecer un mejor servicio público a los ciudadanos", observa Rafael Lozano. En esta línea, los agentes de más edad no suelen ejercer labores de seguridad ciudadana o de tráfico, "se dedican a segunda actividad como a desarrollar tareas administrativas y son los que, lógicamente, solicitan más días de baja".

La jubilación anticipada, además, permitirá a juicio de CSIF la creación de decenas de plazas de empleo público para cubrir las vacantes. "Los ayuntamientos tendrán que convocar oposiciones próximamente puesto que al déficit de personal que ya existe en las plantillas se sumarán los cientos de efectivos que se acojan a esta medida". El sindicato exige a los consistorios que estas plazas queden cubiertas en su totalidad y se reactive la oferta de empleo.

Por otra parte, la jubilación anticipada supondrá un "ahorro importante para las administraciones locales, puesto que a los efectivos que llevan más tiempo en el cuerpo se les retribuye con complementos salariales sus años de dedicación". Tampoco se incrementará el gasto público, ya que se aplicarán los índices correctores en los pagos de los trabajadores a la Seguridad Social, al igual que se realizó para los cuerpos de Bomberos y las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado que, desde años, ya tienen la posibilidad de acogerse a la jubilación anticipada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios