Gabriel Cruz | Candidato a la Alcaldía de Huelva por el PSOE “Lo primero que voy a hacer es pedir una reunión para el tren”

  • Gabriel Cruz no se cierra a acuerdos con ninguna fuerza política “siempre que vaya en beneficio de toda la ciudad”

Gabriel Cruz en el interior de la Casa Consistorial de Huelva. Gabriel Cruz en el interior de la Casa Consistorial de Huelva.

Gabriel Cruz en el interior de la Casa Consistorial de Huelva. / Alberto Domínguez (Huelva)

Entra en su despacho con la letra del Pasodoble de los Yesterday del llorado Juan Carlos Aragón. Se la sabe entera. Tiene esa especie de calma tensa antes de unas elecciones que, según confiesa, serán sus últimas como cabeza de cartel.

–Faltan pocas horas para el cierre de campaña. ¿Cansado?

–Nuestra agenda no cambia. Yo estoy el mismo tiempo en la calle. Lo que cambia es el contenido de la agenda.

–¿Ha percibido ese hartazgo en la gente?

–En la gente no. Hay que empezar a pensar en nuevos modos de relacionarse con los ciudadanos.

–Hay nueve partidos que se presentan en Huelva. Para alguien que quiere repetir, ¿es bueno o malo?

–Es la oferta que se hace a la ciudadanía y es ésta quien decide quién gobierna y cómo se compone el pleno. Después están las razones de cada uno para presentarse, desde un componente orgánico de partido o una propuesta de transformación de la sociedad o con recetas particulares.

–¿Se divide el voto?

–El voto se decide en las urnas; todo lo que hay son previsiones, elucubraciones. Al final, la suma no se llena de encuestas, sino de votos reales.

–¿Es bueno haciendo porras?

–Nunca hago cálculos sobre los concejales que puedo sacar. Me parece frívolo. Las encuestas no hacen sino dar una estimación.

–¿Repetir los 11 concejales sería un éxito?

–Aspiramos a conseguir una mayoría suficiente para poder gobernar y desarrollar un programa de progreso y avance para la ciudad, sin dejar a nadie en el camino. No se puede mantener una ambición legislatura tras legislatura, sin que todos los barrios estén implicados.

–Ha tenido un mandato muy tranquilo. Hasta el punto que el principal partido de la oposición llegó a votar cuatro opciones distintas en un mismo pleno.

–Apenas cinco meses antes de la convocatoria electoral, se definen los posicionamientos de cada responsable del grupo y responden a la descomposición del PP; dos votan que no, siguiendo las recomendaciones de la candidata que quiere hacer del Recre una bandera de desgaste del Gobierno a costa de la supervivencia del Recre; están los que mantienen la abstención y se ponen de perfil y está el concejal que siempre apostó por el Recre y sacarlo adelante.

Gabriel Cruz en su despacho del Ayuntamiento. Gabriel Cruz en su despacho del Ayuntamiento.

Gabriel Cruz en su despacho del Ayuntamiento. / Alberto Domínguez (Huelva)

–Se ha quitado usted un marrón importante; lo digo por no llegar a las elecciones con ese tema abierto.

–Me siento muy orgulloso de los pasos previos. Era imposible llegar de primeras a la solución definitiva.Había que ir resolviendo diferentes etapas de acuerdo a una estrategia planificada; hemos sido muy reservados, pero siempre con el objetivo muy claro. No haberla tomado, sería que se iban los jugadores, se suspendían derechos y, en definitiva la condena de Recre.Ahí quedó retratado todo el mundo.

–¿Subimos a Segunda?

–Tengo mucha confianza en ello. Se está haciendo un trabajo muy bueno; el grupo es increíble, los técnicos y el consejo de administración. Hemos sufrido mucho y merecemos estar en el lugar que nunca debimos abandonar salvo si asciende a Primera.

–Imagínese que gana las elecciones y repite como alcalde. ¿Será su último mandato?

–El alcalde es el representante de los ciudadanos y su enlace con las administraciones públicas. El alcalde tiene el compromiso de dedicar todo su tiempo a esa tarea, con todas tus energías y sacrificarlo todo. Tú tienes que estar ahí, mientras seas capaz de mantener ese sacrificio y considero que un periodo de ocho años es más que suficiente. Los ciudadanos no se merecen el desinterés y esa falta de esfuerzo.

–Debe ser agotador.

–Por supuesto. La campaña no me cansa, estar en contacto con la gente, resolver sus problemas y escucharles. Mientras seas capaz de hacerlo, claro.

–Las mayorías absolutas parecen cosa del pasado. ¿Con quién se ve más cómodo para pactar?

–Nosotros proponemos modelos de ciudad, buscando su beneficio. Quien quiera sumarse a eso,. bienvenido sea. Hemos gobernado en minoría y hemos sacado con cierta holgura los temas; por ejemplo, si proponemos un plan de asfaltado ¿quien puede decir que no? Bueno, hay gente que sí lo hace por intereses electorales. Yo creo que el diálogo, buscar acuerdos e impulsar los temas, tiene más que ver con ganas de conseguir objetivos. Debe presidirlo tanto en mayoría como en minoría. Sea como fuere, lo buscaremos. Salvo en el caso del Recre, donde se ha jugado con su supervivencia, creo que se ha buscado un posicionamiento de ciudad.

–¿Con quién no pactaría?

–Con quien no apuesta por la justicia social, por la igualdad, por la solidaridad, cooperación, por el futuro en libertad, por el desarrollo socioeconómico de la ciudad.

–No sé si esta legislatura encontraremos una solución para los fosfoyesos, pero sí estaría bien empezar a buscarla en el ferrocarril.

–Lo he dicho desde el principio.Se ha terminado el tiempo de los lamentos y comienza el de trabajar y me refiero a los responsables políticos. Inmediatamente que se conforme el gobierno municipal, pediremos una reunión con quien ocupe la responsabilidad en el Gobierno central y con la Consejería, para trasladar a la agenda las infraestructuras. La conexión conSevilla es la conexión estratégica; puede tardar diez años, pero para que tarde ese tiempo, hay que empezar ya, con dotaciones presupuestarias.

–Los fosfoyesos van también para largo, pero hay que empezar también.

–Es un tema complejo por la superficie a tratar. Se han dado pasos en la Mesa de Participación, en el papel de los expertos y de la Universidad. Trabajaremos en los que deben estar tanto el Ayuntamiento como la empresa que debe cumplir su responsabilidad y buscar una solución sin que se haga demagogia.

–¿Qué le hubiera gustado hacer en estos cuatro años y no lo ha conseguido?

–Tener la capacidad mágica para acortar los plazos. La ciudad es un ser vivo y va marcando el ritmo. Nosotros presentamos 87 medidas, pero la ciudad te muestra un camino; desde la vivienda, infraestructuras, pero te plantea retos, como la Capitalidad Gastronómica, por ejemplo. Te encuentras con situaciones que te ponen ante la tesitura de tomar decisiones; es tu responsabilidad, no tienes que ponerte de perfil.

–¿Por qué tiene la gente que votar a Gabriel Cruz?

–Porque la propuesta que hacemos es por el progreso, por el futuro, por la defensa de las tradiciones sin anclarnos en la nostalgia; no nos vamos a callar ante ninguna imposición, ni ante los retos de la ciudadanía; creemos en el sector industrial como impulso al crecimiento; porque creemos en que tenemos el reto de reducir el paro; porque creemos que los proyectos personales y colectivos son lo más importante; porque creemos que el ejercicio de la política no es digno si no defendemos las oportunidades de todos, porque no podemos volver atrás desde ningún punto de vista.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios