Huelva, tu destino

Fini, una lección de vida que deja huella en Huelva

  • Fini ha demostrado que la fuerza de la mente y las ganas de vivir pueden cambiar el mundo

  • Huelva entera llora su pérdida

Fini, una lección de vida que deja huella en Huelva

Fini, una lección de vida que deja huella en Huelva

Siempre dispuesto, con una palabra amable y un gesto cariñoso para regalar a todo aquel que se cruzara en su camino. Así era Fini. Un onubense ejemplar con una manera única de vivir la vida. Porque para él, el simple hecho de vivir ya era un regalo.

Serafín Correa (Fini) era feliz y daba gracias por el hecho de despertar cada mañana y comenzar un nuevo día. Un hombre de mente fuerte y corazón valiente capaz de romper esquemas, de despertar conciencias y de luchar por demostrar que la vida siempre merece la pena.

Fini sufrió un ictus que dañó severamente su médula en el año  2013, dejándolo postrado en una silla de ruedas y con movilidad reducida. Desde entonces ha permanecido ingresado en la Clínica de salud mental y Atención a la dependencia Mentalia La Viña, en Chucena. 

Y es, precisamente desde ese centro, desde donde Fini cada día se dejaba la piel por brillar y sacar la mejor versión de sí mismo. A pesar de las adversidades se convirtió en un gran escritor (con ayuda de su tablet), se diplomó en Neuropsicología y ayudaba a otras personas a aceptar su discapacidad

En los últimos años su afán de superación le había llevado a publicar dos libros: Coma inefable y La mirada de los ángeles.

Hasta hace tan solo unos días, concedía una entrevista a Huelva Información para hablarnos de sus nuevos proyectos. A pesar de que el pasado mes de noviembre le diagnosticaron cáncer de hígado y colon, razón por la que hoy nos dice adiós, seguía viviendo sus últimos días con entusiasmo mientras planeaba sacar su tercer libro.

"Sinceramente, me planteo unas navidades para disfrutar más que que para planificar, mejorar la calidad y no mirar la cantidad de sitios a los que puedo asistir. Aunque, si por mi fuera. tendría como extremidad una brújula, pero a veces el corsario es feliz en su isla, sólo necesito la sombra de de un buen cocotero", contaba orgulloso.

Serafín Correa Benítez, conocido cariñosamente por todos como Fini Serafín Correa Benítez, conocido cariñosamente por todos como Fini

Serafín Correa Benítez, conocido cariñosamente por todos como Fini

Hoy Huelva entera llora su pérdida. Sin duda, todos recordarán su particular forma de pelear y de vencer a las adversidades del día. Su dulzura desmedida, su simpatía, su singularidad.

Todos los que tuvieron la suerte de cruzarse en su camino llevarán una parte de Fini en su alma. Una persona única que en cada palabra daba una lección vital y que en sus últimos días tuvo la suerte de descubrir el verdadero secreto de la felicidad: el amor y la entrega incondicional a los demás.

"He sacado en claro que el grupo siempre será mejor que la unidad  (ejemplares con el virus), yo siempre me he desvivido por el otro al cien por cien. Durante mi vida ha sido así, no entiendo una mañana sin una ayuda. Lo que ha sido mío ha sido siempre de la persona que está a mi lado, he servido comida gratuita y ya no gratuita, sino pagada por mi; he trabajado siempre sin ánimo de lucro como Neuro-psicólogo, doné los beneficios de mi primer libro a investigación sanitaria y los beneficios del segundo a la maravillosa residencia 'Siempre Juntos' de Inés Bañuls. ¿Qué puedo decir? Me encanta mi vida. Todo esto me completa como persona", contaba Fini hace tan solo unos días.

Palabras que quedarán guardadas en el corazón de todos nosotros desde hoy para siempre.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios