Baloncesto | Liga EBA

Al Enrique Benítez le basta un inicio explosivo para superar al Extremadura (78-61)

  • Tercera victoria consecutiva del Huelva, en el que debutó el alero Michael Koibe. Brillante actuación de Fede Ristori, el MVP de la jornada con 24 puntos y 15 rebotes para 39 de valoración

Gabriel Carrasco y sus jugadores, poco antes de comenzar el encuentro. Gabriel Carrasco y sus jugadores, poco antes de comenzar el encuentro.

Gabriel Carrasco y sus jugadores, poco antes de comenzar el encuentro. / A. Domínguez

El Enrique Benítez continúa pisando fuerte en la Liga EBA y sumó su tercera victoria consecutiva al imponerse con autoridad al Torta del Casar Extremadura por 78-61, dentro de la quinta jornada de la Liga EBA, en un partido disputado a puerta cerrada en el Andrés Estrada. El equipo es el único, junto al también onubense Ciudad de Huelva, que no conoce la derrota en el grupo.

Fede Ristori resultó clave, siendo además el Jugador Más Valioso (MVP) de la jornada con 39 de valoración, con 24 puntos en 34 minutos: 8/17 en tiros de dos, 0/1 en triples y 8/11 en tiros libres, además de 15 rebotes, 4 asistencias, 2 robos y una pérdida y un tapón, recibiendo 7 personales.

Destacó el debut de Michael Koibe; el alero disputó 25 minutos y 32 segundos en los que anotó 10 puntos con 3/9 en tiros de dos, 1/6 en triples y 1/4 desde la personal, además de capturar 7 rebotes y colocar un tapón. No tuvo un debut brillante, le faltó la intensidad de sus compañeros y acusó la falta de compenetración, pero puede aportar al equipo; sólo llevaba 48 horas en Huelva y seguro que con entrenamientos irá a más. Ya sólo resta por debutar el pivot Schetzle.

El comienzo del Huelva resultó espectacular, con una excelente defensa que ahogó en todo momento al conjunto extremeño y le impidió encontrar posiciones cómodas de tiro; el equipo de Gabriel Carrasco estaba aceptable en ataque y rozaba la perfección en defensa, con numerosas ayudas y con una intensidad ante la que poco podía oponer el Extremadura (10-2); los minutos pasaban y la ventaja iba aumentando (los visitantes anotaron dos puntos en los primeros 9 minutos) hasta llegarse al final del cuarto con 16-5.

En el segundo parcial se mantiene la dinámica (22-5) aunque el conjunto visitante despierta algo de su letargo ofensivo, llegándose al descanso con 40-21. El partido estaba sentenciado, no sólo por la diferencia en el marcador, sino por las sensaciones que transmitían ambos conjuntos.

Tras la continuación el Extremadura avisó que no estaba dispuesto a tirar la toalla y con un parcial de salida de 0-5 recortó la diferencia; dos triples consecutivos visitante obligan a Gabriel Carrasco a pedir tiempo muerto (55-46 a 13:34 del final). Lo que parecía imposible era real: había partido de nuevo, llegándose al final de la tercera manga con 60-50. El conjunto local se había dormido, había bajado su intensidad y pensaba que estaba todo hecho.

En el último cuarto el partido seguía vivo (67-55 a 6:40 de la conclusión), pero ahí el Enrique Benítez recuperó sus señas de identidad, sobre todo en defensa dejando a su rival cinco minutos sin anotar, y cimentó así las bases de su merecido triunfo. El Huelva encontro el camino del aro rival y acabó llevándose un justo triunfo por 78-61. Los locales no tuvieron un buen día en el triple (3/17), pero dominaron el rebote (50-34) y forzaron 19 pérdidas en su rival.

La próxima jornada el Enrique Benítez visita al Peñarroya, el domingo a partir de las 18:30.

ESTADÍSTICAS

RESULTADOS Y CLASIFICACIÓN

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios