Bádminton | Abierto de China

Carolina Marín regresa a la cima mundial

  • La volantista onubense vence a la taiwanesa Tzu Ying Tai en Changzhou por 14-21, 21-17 y 21-18

Carolina Marín celebra su victoria en el Abierto de China. Carolina Marín celebra su victoria en el Abierto de China.

Carolina Marín celebra su victoria en el Abierto de China. / BWF (China)

Carolina Marín regresa a la cima mundial. La volantista onubense ha conquistado el Abierto de China de bádminton, uno de los torneos más prestigiosos del mundo, al derrotar en la gran final disputada en Changzhou a la taiwanesa Tzu Ying Tai por 14-21, 21-17 y 21-18 en un encuentro que tuvo una duración de una hora y cinco minutos.

La medallista de oro en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, tricampeona mundial y tetracampeona europea ha estado más de siete meses apartada de las canchas tras pasar por el quirófano para ser intervenida quirúrgicamente de una rotura del ligamento cruzado anterior de su rodila derecha, antes de su reaparición la semana pasada en el Abierto de Vietnam, donde fue eliminada en la primera ronda. 

El título conquistado en China demuestra que la jugadora de Huelva no ha perdido ni un ápice del gen competitivo que siempre ha exhibido, de la tremenda calidad que atesora, y de una ambición sin límites.

Carolina Marín llora emocionada sobre la pista tras la victoria. Carolina Marín llora emocionada sobre la pista tras la victoria.

Carolina Marín llora emocionada sobre la pista tras la victoria. / BWF (China)

En la final frente a Tzu Ying Tai, al igual que ocurrió en las dos rondas anteriores frente a la japonesa Soyaka Takahashi en semifinales y la china He Bing Jao en cuartos, tuvo que remontar la pérdida del primer set tras ser superada por su rival en la primera manga. Pero en las dos siguientes Carolina Marín mejoró sus prestaciones para derrotar a la taiwanesa, que ha sido número 1 del mundo durante mucho tiempo y que en los seis últimos enfrentamientos entre ambas se había llevado la victoria.

La determinación de la española fue decisiva. Carolina mejoró su juego sobre el tapiz, minimizó sus errores, dio la vuelta al partido y volvió a lo más alto del podio en una competición de las de mayor renombre del Circuito Internacional (similar a un Grand Slam en el tenis como Wimbledon o Roland Garros), que tiene tiene la categoría Súper 1.000 y reparte un millón de dólares en premios.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios