Bienal

Una apertura bajo el influjo de Morente

  • Los tres hijos del granadino se citan hoy con otros artistas para revivir el legado del genial cantaor.

Comentarios 5

Recordaba ayer Arcángel que Enrique Morente, el genial cantaor fallecido en diciembre de 2010 a los 67 años, el mismo que definió una vez su lugar en el flamenco como "el de un buen aficionado" (y se disculpó inmediatamente: "... pero a lo mejor me estoy echando ya muchas flores"), no era de los que se permitían dar demasiados consejos porque -solía decir- "hay buenos alumnos, no buenos maestros". Esta noche, sobre el escenario del Teatro de la Maestranza, todos los artistas que participarán en Enrique Morente: Granada, Sevilla, Nueva York..., el homenaje al legado morentiano con el que la XVIII Bienal de Flamenco de Sevilla levanta el telón a las 20:30, tratarán de ser justamente eso: buenos alumnos, los mejores, y sobre todo, con motivos aún más profundos que la admiración y la amistad, los tres hijos del creador granadino: Estrella, Soleá y Enrique.

El citado Arcángel, Carmen Linares, El Pele, Juan José Amador, Javier Latorre, Israel Galván y Tomás de Perrate, desde coordenadas flamencas, junto con Silvia Pérez Cruz y Andrés Herrera Pájaro, partiendo desde fronteras muy cercanas, acompañarán a los hermanos Morente en este espectáculo cuyas entradas están agotadas desde hace semanas. Pedro G. Romero, José Luis Ortiz Nuevo y José Manuel Gamboa dirigen este homenaje que, en sintonía con el espíritu de Morente, cantaor erudito y de personalidad poderosa, renovador de la tradición que tan a fondo conocía y explorador riguroso e incansable de nuevos caminos, ampliará la paleta instrumental más allá de los colores intrínsecamente flamencos: junto a guitarristas como Dani de Morón, invitado a participar por el director musical del espectáculo, Alfredo Lagos, también lo hará el Proyecto Lorca, una formación de saxofón, percusión, piano, sintetizador, contrabajo y bajo eléctrico de la que forma parte, entre otros, el contrabajista y miembro de Orthodox Marco Serrato.

"Me muero de agradecimiento y de cariño; tanto, que no sé cómo expresarlo", dijo Estrella Morente, la primogénita, o como la llamó el alcalde, Juan Ignacio Zoido, sentado a su lado en la presentación ayer en el Salón Colón del Ayuntamiento, "la lideresa de toda una saga". Morente: Granada, Sevilla, Nueva York... está concebido como un recorrido por las distintas facetas del autor de Despegando, Sacromonte, Homenaje a D. Antonio Chacón, Misa flamenca, Omega (éste, creado junto a la banda de rock Lagartija Nick) o El pequeño reloj, un repaso a algunas de sus piezas más emblemáticas e incluso a alguna inédita, aunque en última instancia, explicó la hija del cantaor, la cita será por encima de todo "un reconocimiento al Morente humano, a la persona que aprendía de los demás, que se entregaba en cada momento". "Tu padre te estará viendo mañana [por hoy]", le dijo el alcalde a la cantaora, que centró su intervención en una categórica defensa de la libertad creativa -"el arte está por encima de cualquier crítica"- y advirtió de que ella se limitará a aportar "una pincelada, una intervención pequeñita" en una velada cuyo fin, añadió, será "hacer de un recuerdo algo vivo".

"Para nosotros que somos jóvenes, que nos queda mucho camino por andar, es muy fácil admirar a alguien, pero ellos...", afirmó Arcángel sobre El Pele y Carmen Linares, que lo escuchaban a su lado. "Hay que tener mucha categoría, mucha humildad", añadió el onubense, que "siendo un niño llamó en Granada a la puerta de Enrique y él se la abrió y ya no le dejó irse nunca", evocó la mayor de los Morente antes de definir a Linares, madrina de su hermana Soleá, como "la maestra, la reina del cante, la que más palos canta y mejor los interpreta, la que es hoy en día lo que en su momento fue la Niña de los Peines".

Linares destacó a Morente como "artista excepcional y amigo genial"; El Pele lo recordó como "un amigo, un hermano, un compañero y un genio inigualable". "Los que lo hemos escuchado podemos decir que hemos tenido la suerte de haber vivido algo grande, ha sido uno de los personajes más importantes que ha dado la música española en muchísimos años", añadió el cantaor cordobés. Dani de Morón no tuvo la oportunidad de trabajar con Morente, pero no le hizo falta, explicó, para entender rápidamente que era "especial". "Sólo viendo los guitarristas que fue llamando veías que era distinto: Alfredo Lagos, Riqueni... Todos ellos son, de hecho, mis ídolos".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios