Un estudio de la UHU permite visitar virtualmente el acueducto romano

  • Espeleólogos logran acceder veinte metros más en dirección norte

  • La Onubense busca trazados de otras galerías en el entorno

La Universidad de Huelva está realizando un estudio fotogramétrico del acueducto romano, que se pondrá a disposición de la Junta de Andalucía y se divulgará a través de la web del grupo de investigadores y las redes sociales de la Zona Arqueológica de Huelva, y por medio de éstas se podrá hacer un recorrido virtual por esta infraestructura hidráulica que data del siglo I d. C.

El doctor del Área de Arqueología de la UHU Javier Bermejo, explicó que "es todo real, no es una reconstrucción virtual al uso, sino que con fotogrametría digital de alta resolución hemos reproducido la caja del depósito de la Fuente Vieja así como la galería sur, de tal forma que por medio de las nuevas tecnologías se podrá realizar un recorrido virtual para que la gente pueda conocer cómo es el acueducto y en qué estado se encuentra". Con ello se pretende que "la sociedad disfrute de este patrimonio tan desconocido".

La Universidad de Huelva analiza la naturaleza del agua y la fauna de la galería

Esta iniciativa se incluye en el estudio que se está realizando del acueducto romano y la Fuente Vieja, una actuación, que se enmarca en el Plan de Investigación de la Zona Arqueológica de la ciudad de Huelva, cuyo objetivo es realizar una reconstrucción histórico-arqueológica de la construcción.

Se trata, según apuntó Bermejo, de "un proyecto preventivo de arqueología, en el que se empezó a trabajar el pasado mes de julio y en el que participan varios grupos de investigación de la Universidad de Huelva. "La complejidad que tiene el acueducto desde el punto de vista científico no puede ser abordado solamente desde la óptica de la arqueología. Todos los datos que aporten las diferentes especialidades permitirán reconstruir la estructura y la evolución histórica de esta obra de ingeniería hidráulica".

Indicó que ya se ha terminado el trabajo de campo y "hay un conjunto de datos inmensos, de naturaleza arqueológica, arquitectónica, geológica e hidrológica, que toca ahora procesar en la fase de laboratorio".

Bermejo destacó que "conocemos un poco más del trazado del acueducto, hemos podido acceder unos veinte metros más en la galería norte de la Fuente Vieja. Al sur se documentan unos 125 metros y no hemos podido avanzar más de lo que se conocía". Explicó que el estado de conservación "es aceptable, bastante bueno", el único inconveniente "es que está muy colmatado. En torno a los ochenta y cinco metros se encuentra bastante colmatado de sedimentos, de concreciones calcáreas, y dificultan enormemente el trabajo de la galería, que es bastante estrecha, angosta, tiene unos 45 centímetros de ancho por unos 110 centímetros de alto, que va decreciendo en altura a medida que se va colmatando con estos sedimentos".

Aparte, "estamos conociendo nuevos trazados en torno a las laderas del cabezo, tanto hacia la zona del Parque Moret como de Las Colonias, hay unas ocho galerías que las recorren a una cota determinada, pero todavía queda una labor importante de espeleología", a lo que añadió que "parece que las galerías se entrecortan, enlazan unas con otras". Explicó que esto se tendrá que acompañar con prospecciones arqueológicas superficiales "porque estamos buscando los respiraderos del trazado del acueducto". Ya tienen localizados algunos, "cegados y colmatado, producto de la acción del tiempo, que quizás en un proyecto futuro puedan ser motivo de limpieza y de su puesta en valor".

Desde el punto de vista hidrológico se está estudiando la naturaleza y composición del agua. "Es muy rica en calcio y magnesio". Han detectado fauna dentro de la galería, pequeños insectos, que va a ser analizados, "estaban a una profundidad determinada y son endémicos de la galería. Todo esto está en fase de estudio".

En el apartado geológico se están haciendo nuevas investigaciones para comprender por qué el desarrollo de la galería a una cota determinada. "Las características de los cabezos son las que han determinado la construcción del acueducto de una manera y, en ese sentido, las particularidades arquitectónicas difieren de otros ejemplos que encontramos en Hispania o en el occidente romano".

El doctor en Arqueología subrayó, en relación a la rehabilitación de las laderas del Conquero, que cualquier tipo de actuación urbanística sobre los cabezos debe contemplar el patrimonio arqueológico. "Es un patrimonio que está presente y, desde el punto de vista histórico, siempre ha sido maltratado, dañado y, quizás, es el momento oportuno para llevar a cabo el rescate y la puesta en valor de este patrimonio. Me consta que en la administración se contempla el bien patrimonial como un elemento articulador dentro de la recuperación de las laderas del cabezo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios