El coronel destaca la cooperación como clave para minimizar la criminalidad

  • La Benemérita reivindica el papel de los agentes desplazados a Cataluña

  • La subdelegada considera una "auténtica irresponsabilidad" usar la seguridad como elemento de confrontación

El coronel destaca la cooperación como clave para minimizar la criminalidad El coronel destaca la cooperación como clave para minimizar la criminalidad

El coronel destaca la cooperación como clave para minimizar la criminalidad

Calurosa jornada en Huelva la de la celebración, ayer, del día de la Guardia Civil, un 12 de octubre singular que se conmemoró bajo un sol de justicia en la plaza de la Constitución de Huelva, todo un símbolo en los convulsos tiempos que corren. El Día de la Hispanidad -especial este año para nuestra tierra por ser efemérides del 525 aniversario del descubrimiento del continente americano- concitó la atención de la ciudadanía, decenas de familias que se arremolinaron frente a la casa consistorial de la Gran Vía pertrechadas con banderas rojigualdas y voces dispuestas a elevar sus vítores en la exhibición anual de la Benemérita.

El coronel jefe de la Comandancia de la Guardia Civil de Huelva, Ezequiel Romero, tildó en su discurso de "positivo" el balance de criminalidad de los últimos doce meses, algo que es posible "gracias a la buena labor coordinada de todos los profesionales de la seguridad pública o privada, pero en gran medida a los casi 1.500 guardias civiles destinados en esta provincia", a su inestimable profesionalidad.

Cientos de ciudadanos respaldaron a la Guardia Civil en el día de su Patrona

Romero destacó además los tres acontecimientos más notorios de los últimos tiempos: los incendios que han arrasado la provincia, los ataques terroristas de Barcelona y el desplazamiento de agentes a Cataluña para proteger la unidad de España. Respecto a los primeros, los fuegos que han convertido en cenizas nuestros campos, indicó que "merecen hacer una serie de reflexiones: primero sobre las medidas preventivas, que por muchas que sean siempre serán pocas; segundo, resaltar el buen hacer de los medios para la extinción tanto de Infoca como de la Unidad Militar de Emergencias (UME)" y también de la Guardia Civil, lo que propició actuaciones coordinadas que permitieron realizar evacuaciones, cortar carreteras y crear zonas de seguridad, "de manera que no hayamos tenido ninguna desgracia de tipo personal y reduciendo en gran medida los daños materiales". Y tercero, sobre la investigación de los hechos, con el trabajo realizado por la Brigada del Infoca y los especialistas del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil.

Aquí el coronel, aplaudido por el público asistente, destacó que hasta el momento 21 personas han sido identificadas como presuntos autores de los fuegos que han asolado el entorno de Doñana y otros emplazamientos de alto valor ecológico de la provincia, "seis de ellos por causa intencionada". El resto, por negligencias.

Sobre los atentados terroristas de las Ramblas de Barcelona del pasado agosto, "que nos muestran las consecuencias tan terribles que tiene el radicalismo", indicó que la seguridad debe ir orientada a reforzar el terreno de la prevención, la protección y la reacción. De nuevo aquí evidenció la importancia de la "coordinación, no sólo entre los profesionales de la seguridad, también con los ciudadanos".

Ezequiel Romero siguió en Cataluña, pero esta vez para reivindicar el trabajo que realizan allí los agentes de la Policía Nacional y del Instituto Armado procedentes de Huelva, caso de "nuestra unidad de élite para la intervención en todo tipo de circunstancias difíciles, la Usecic, y un grupo de once componentes de las patrullas de seguridad ciudadana de diferentes lugares de la provincia, todos ellos voluntarios". Otro aplauso del respetable interrumpió el discurso. "La finalidad de su desplazamiento, como todos sabéis, es velar por el cumplimiento de nuestra norma fundamental, la Constitución, la exigencia de respeto a los valores democráticos, que tan íntimamente unidos deben de estar a los valores humanos, de su fortaleza dependerá que la sociedad sea más o menos libre".

El jefe de la Comandancia onubense subrayó que los destacados en Cataluña "han vivido situaciones muy difíciles y siguen afrontando todo tipo de actuaciones que en ocasiones tienen gran riesgo para su integridad física, dando muestra en todo momento de que los valores que nos caracterizan, el honor, la disciplina, el espíritu de sacrificio, la vocación al servicio al ciudadano y la subordinación plena a la ley y al poder legalmente constituido".

La subdelegada del Gobierno en Huelva, Asunción Grávalos, se estrenaba en la presidencia de la Fiesta Nacional en Huelva con visible emoción. Hacerlo en la plaza de la Constitución "sin duda adquiere ahora un simbolismo muy especial", por lo que se mostró agradecida a la Guardia Civil: "Aquí tenéis la prueba de que no estáis solos, de que tenéis el respaldo de la sociedad onubense, que Huelva os quiere".

Grávalos se refirió, como Romero, también a los agentes que han intervenido en incendios forestales tan graves como el de Moguer, "una labor valiente y volcada a proteger a los ciudadanos, a permitir el desalojo de los afectados y ofrecer tranquilidad a la población, al tiempo que investigar las causas para que todo el peso la ley caiga sobre los responsables".

Afloró también en el discurso de la subdelegada la importancia de "la coordinación entre la Guardia Civil, la Policía Nacional y las policías locales", claves para garantizar la seguridad. "Juntos somos más eficaces. Juntos somos mejores". Por ello a su entender es "una auténtica irresponsabilidad usar la seguridad como arma política arrojadiza, como elemento de confrontación".

Los datos, dijo Grávalos, avalan "el magnífico servicio que presta la Guardia Civil: la tasa de criminalidad de Huelva ha caído en una década 14 puntos y los delitos y faltas siguen a la baja". Acabó su intervención diciendo que "hoy, más que nunca, estamos orgullosos de nuestra bandera, estamos orgullosos de ser españoles".

El alcalde de Huelva, Gabriel Cruz, felicitó a los agentes por su buen hacer y a la ciudadanía de Huelva por su respaldo a la Benemérita. "La Constitución nos permite vivir en paz, siempre en el conjunto de una gran nación", señaló, por lo que entiende que "nadie está legitimado para tomar decisiones por su cuenta", en clara referencia a la situación de escisión que plantea el Gobierno catalán.

En el acto solemne de ayer más de 45 mandos y agentes de la Benemérita recibieron las condecoraciones de la Encomienda de la orden militar de San Hermenegildo, la Cruz de Plata de la orden del mérito de la Guardia Civil y la Cruz del mérito de la Guardia Civil por servicios extraordinarios. Todos fueron felicitados por las autoridades asistentes.

La Cruz del Mérito Militar con distintivo blanco les fue impuesta al comisario jefe de la Policía Nacional de Huelva, Florentino Marín (muy emocionado porque su padre fue Guardia Civil); al teniente coronel y comandante militar de Huelva, Salvador Rosell; al director adjunto de la Escuela Pública de la Policía portuguesa, Ricardo Jorge Van Zeller; y al médico de la Comandancia onubense, Julián Palencia.

Bajo la gigantesca bandera de España que ondeaba en el mástil de la plaza de la Constitución se hizo entrega, además, de las menciones honoríficas que tuvieron como destinatarios al coronel jefe de Operaciones interino Francisco Manuel García, al comandante jefe de la Policía Judicial e Información, Gonzalo Cerón, y al comandante jefe de Personal y apoyo, Rubén Rafael Cuevas.

Hubo más. Y fueron para aquellas personas que han mantenido una estrecha colaboración y cooperación con la Comandancia de Huelva, "por el continuo apoyo y aprecio mostrado a esta institución, así como del compromiso adquirido en beneficio de la misma, redundando todo ello en la eficacia del servicio prestado y en el prestigio y consideración del Cuerpo de la Guardia Civil". Los galardonados en este caso fueron Alejandro García, gerente del hospital Costa de la Luz; José Blas García Palanco, coordinador Provincial de Emergencias; la directora del Instituto de Medicina Legal de Huelva, Carmen Álvarez; el comandante do destacamento territorial de la Guarda Nacional Republicana Portuguesa de Tavira, Edgar Antonio Ferreira Do Palma; Carmen Primo, gerente de Seguritas en Huelva; José Hernández Miret, vicesecretario general de la Subdelegación de Gobierno en Huelva; José Antonio Sánchez Romero, jefe de la Policía Local de Aracena; y José Luis Rubio Verna, de Bodegas Rubio.

Emocionante fue la entrega por parte del coronel Ezequiel Romero de un obsequio al guardia civil de mayor edad residente en la demarcación de la Comandancia onubense, el ya retirado subteniente Antonio Luna.

Llegó entonces la hora de hacer memoria, de recordar a las personas caídas en acto de servicio. Dos guardias portaron una corona mientras sonaba el himno La muerte no es el final e hicieron entrega de ella a Romero y Grávalos, encargados de depositarla ante un monolito.

Los asistentes entonaron el himno de la Guardia Civil y agitaron sus banderas cuando sonó el himno nacional. Como colofón a la jornada, las distintas unidades del Instituto Armado desfilaron por la Gran Vía onubense, aclamadas por los asistentes, muchos de ellos niños estupefactos ante el despliegue de medios de la Benemérita.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios