Huelva
"El campo se encuentra como en la tercera semana de agosto"

El hombre de los fuegos explica que se investiga a una carbonera por el incendio de Moguer y que la restauración natural se hará con especies de monte y bosque mediterráneo más resistentes

José Fiscal, en el paraje natural de Los Enebrales de Punta Umbría.
José Fiscal, en el paraje natural de Los Enebrales de Punta Umbría. josué correa
"El campo se encuentra como en la tercera semana de agosto"
"El campo se encuentra como en la tercera semana de agosto"

José Fiscal (Huelva, 1968), consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, comenzó el verano atareado a causa de los incendios forestales e, incluso, llegó a pasar horas alarmado por las consecuencias que pudo acarrear el fuego de Moguer sobre la población y sobre Doñana. Periodista de profesión, Fiscal también fue colaborador de la desaparecida Cinta del Castillo en la misma consejería.

-Este verano ha sido su bautizo de fuego, los años anteriores fueron muy buenos.

El trasvase de 15 hectómetros cúbicos desde el Guadiana liberaría el acuífero"Oficialmente no se ha comunicado, pero el proyecto de depósito de gas se ha dejado"

-Relativamente, porque cuando llevaba 15 días como consejero saltó el incendio más grave que ha habido en Andalucía, el de Quesada de 2015. Y coincidió con uno que hubo en Lújar. Ese sí fue el bautismo de fuego, pero es verdad que el año pasado fue un verano muy bueno, el único gran incendio fue el del Castillo de las Guardas.

-¿La situación de sequedad del monte es tan mala?

-Lo que me dicen los agentes es que estamos como si fuese la tercera semana de agosto, casi al final del verano; sí, está mal. Llevamos cuatro años con lluvias por debajo de la media, no muy por debajo, pero sí algo, y esta primavera ha sido muy seca. El estrés hídrico de la vegetación es muy elevado. Ahora, es verdad que ha habido una semana de alivio, pero que la siguiente viene mucho calor.

-¿Se están tomando medidas especiales por esta situación?

-Sí. Se ha incrementado el número de retenes que están dando vueltas por el campo. Los recursos suelen estar en los Cedefos (Centros de Defensa Forestal), en las torretas y, además, hay retenes que van de un lado a otro. Estos se han incrementado este año.

-¿Se sabe algo más del origen, la autoría, del fuego de Moguer y el entorno de Doñana? Se dijo que procedía de una carbonería que está allí.

-En honor a la verdad no llegamos a señalar a eso de modo definitivo. Fue una filtración a un medio, y cuando le preguntaron al coordinador del Infoca en Huelva, él dijo que, en efecto, era una de las principales hipótesis, pero que aún era prematuro, era precipitado. Ahora, es verdad que la Brigada de Investigación de Incendios está investigando a esta carbonería. Surgió de los alrededores, y se investiga si fue eso, si fue una negligencia o hubo intencionalidad. El que el fuego se haya originado en las inmediaciones de esa carbonería no significa, al cien por cien, que fuesen ellos, pero es verdad que se está investigando.

-¿Hay algunas líneas más que se estén investigando? Se lo digo porque había en esos pinares campamentos de temporeros.

-No, pero eso no se ha llegado a barajar, los asentamientos nos preocuparon porque hubo que desalojarlos esa noche.

-Por lo que va sabiendo de cómo ha quedado el terreno, ¿es posible que haya una importante regeneración natural?

-Según el protocolo del Ministerio, que es el que compartimos, los trabajos del primer año se deben dedicar a evitar los daños de la erosión y a observar cómo evoluciona la vegetación de modo natural. Eso es lo que se va a hacer. Y, en cualquier caso, el viernes siguiente al incendio ya se constituyó un grupo para trabajar en la regeneración ambiental de la zona, que dirige José Manuel Maneiro, un técnico del Entorno de Doñana. Y ya entonces se decidieron las líneas básicas, y se decidió que vamos a ver muy bien qué hacemos porque se ha producido un cambio, hay una realidad climática más adversa y tenemos que decidir con criterios que especies vegetales utilizamos.

-¿Hablamos de sabinas, retamas y otras especies de matorral y bosque mediterráneo más que una plantación de pinos piñoneros?

-Correcto, es muy interesante, bosque y matorral mediterráneo.

-Lo bueno de este incendio es que ha servido para poner el foco en Doñana y para reivindicar el trabajo de los agentes y bomberos del Infoca.

-Creo que ha servido más para lo segundo, porque la opinión pública sabe de la importancia de Doñana. Es verdad que ha generado un movimiento de simpatía y valoración hacia el Infoca tremendo. Este servicio ya había sido homenajeado en instituciones, pero esta vez ha sido tremendo. Es todo el dispositivo, porque son los nuestros y también los bomberos de las diputaciones, la Unidad Militar de Emergencia, la Guardia Civil... Ha sido valorado todo el trabajo y creo que también la coordinación política.

-Esta vez, no ha habido pelea entre administraciones.

-No, quien estuvo allí lo vio.

-La principal amenaza de Doñana no son los incendios, aunque siempre estén ahí, sino la corona de cultivos que le rodea y la extracción masiva del acuífero, que es realmente quien nutre de agua al parque. Hay muchos pozos ilegales sobre el acuífero 27, a pesar de que hay en marcha un plan para ordenar la corona norte.

-El plan se diseña, precisamemte, porque todas las partes entienden que hay que poner orden, y lo reconocen todas las partes. Sin orden, el espacio natural se vería muy afectado, pero también la propia agricultura, porque hay distribuidores de fruta en Europa que nos aprietan para que aceleremos este plan. Ellos quieren distribuir fruta que procedan de terrenos legales con suministros de agua legales.

-¿No es posible vender esas fresas con un distintivo de conservación?

-Creo que debe ser el resultado final de todo esto. La comarca de Doñana tiene, además, más hectáreas de cultivo ecológico que el resto de Andalucía, ahora también hay una parte que se debe ordenar. Pero sí, todo debería llevar una marca Doñana de garantía al medio ambiente. Y en ello estamos, se están dando pasos para llegar a eso.

-¿La sostenibilidad del acuífero está garantizada?

-Con las medidas en marcha y diseñadas sí, pero hay que culminarlas. Hay cuestiones pendientes. Por ejemplo, el Gobierno debe aprobar la transferencia de 15 hectómetros cúbicos del Guadiana al Odiel, Tinto, Piedras, ello permitiría cerrar un montón de pozos y aliviar, de modo definitivo, la presión sobre el acuífero. Es un trasvase en superficie, que tiene su infraestructura, que serviría para liberar esa cantidad de agua para el acuífero. Fátima Báñez ya ha ido varias veces al Condado a decir que es inminente. No hay problemas ambientales de ningún tipo.

-¿Cuántos pozos ilegales hay? Se hablan de 1.500.

-No se sabe, de verdad, por eso se realiza este plan de ordenación. Se hacen trabajos continuamente. Se han cerrado lago más de 3000, yo he asistido a algunas de esas clausuras.

-¿Quién pincha de modo ilegal? ¿Los agricultores?

-Es evidente. Hay varios procesos abiertos en la Audiencia de Huelva, pero inmensa mayoría es legal. Sí hay que corregir una parte.

-Son esas 900 hectáreas.

-O algunas más, eso lo vamos a ir viendo, pero se va a corregir.

-Hace unos días, la Unesco ha dado de plazo hasta finales de 2018 para entregar un informe sobre Doñana, y que evite entrar en el listado de patrimonio en peligro.

-Nadie ha planteado que vayan a meter a Doñana en una lista negra o en la lista de patrimonio en peligro, lo que es verdad es que la Unesco ha dado toques de atención al Reino de España, y por tanto a la Junta, para que extrememos la actuación ante determinadas amenazas. En Cracovia se ha dicho que sí, que estamos haciendo caso, pero que debemos proseguir.

-Una de las amenazas es la conservación del acuífero. La otra es el dragado del Guadalquivir. ¿Eso está olvidado?

-El Gobierno de España ha firmado un documento oficial en el que se afirma, de modo textual, que el dragado no se autorizará. Y el propio Puerto de Sevilla ya ha explicado que desea que se regenere el estuario y que renuncia al dragado.

-El otro problema es el depósito de Gas Natural.

-El depósito no tiene el mismo peso en este informe. Nosotros, el Gobierno andaluz, estamos rotundamente en contra, porque entendemos que el entorno de Doñana no es para esto. Ahora bien, en los últimos días hay una noticia, no confirmada de modo oficial, que sostiene que Gas Natural paraliza el proyecto por la oposición de la Junta de Andalucía. Oficialmente, no se nos ha comunicado, pero aquello está parado, no hay ninguna actividad.