Huelva-Cádiz, la carretera¿imposible?

  • El debate de la conexión por el Norte de Doñana se reabre con fuerza en la precampaña de las autonómicas · El PP mantiene que la ejecutará si llega al poder, el PSOE califica la propuesta de engaño · La discusión va de lo ambiental a lo económico

Comentarios 29

Nació en la II República, recibió forma durante la dictadura y se desarrolló con la democracia. La idea de unir Huelva y Cádiz por carretera forma parte de la historia reciente de la provincia y siempre ha estado rodeada de polémica. En el nuevo siglo cobra un fuerte matiz político: idea fuerza del PP de Javier Arenas. El presidente popular compromete su ejecución si gobierna la Junta de Andalucía mientras en el PSOE se tacha la insistencia en la infraestructura de "casi delictiva". Los empresarios reivindican una carretera que daría paso al aeropuerto de Jerez y el Puerto de Algeciras; los ecologistas aluden ya no solo al daño ambiental, sino también al mal uso de los fondos públicos si se construye una vía a escasos kilómetros de la SE-40. La infraestructura sigue levantando las mismas pasiones que hace 25 años, cuando el entonces presidente de la Junta de Andalucía, el socialista José Rodríguez de la Borbolla, prometía su construcción.

A dos meses de las elecciones autonómicas esas pasiones se reavivan. Una vez descartada la conexión directa por la costa (atravesando el Parque Nacional) en los años 80, la polémica giró en torno a qué altura de Sevilla situar la conexión entre Huelva y Cádiz. Hubo un proyecto para unir ambas provincias vía Sevilla, uniendo Hinojos y Lebrija. Tras mucho debate y un expediente abierto por la UE, la planificación más reciente de la comarca y el Espacio Natural dio paso a la propuesta de reducir el tiempo de trayecto entre Huelva y Cádiz mediante la nueva circunvalación de Sevilla, la SE-40. Ese es el proyecto que defienden Junta, PSOE, IU y ecologistas frente a la propuesta del PP y los empresarios de continuar con la denominada opción norte, la misma conexión Hinojos-Lebrija que ya estaba planteada.

En ese debate, el argumento principal hasta ahora ha sido el ambiental. Patrimonio de la Humanidad, Reserva de la Biosfera, Zona de Especial Protección para las Aves; Lugar de Importancia Comunitaria (LIC); Zona Húmeda de Importancia Internacional (Convenio de Ramsar); Diploma del Consejo de Europa y Espacio Natural, Doñana suma un largo listado de figuras de protección para la que es una de las joyas ecológicas de Europa. Esa valía medioambiental es el primer argumento que pone la Junta sobre la mesa para rechazar el proyecto abanderado por el PP. La Administración autonómica contabiliza varios LIC en el trazado de la conexión Hinojos-Lebrija, algo que obligaría a someter al control europeo el proyecto.

De hecho, la UE ya apercibió a España en el año 2000 por la falta de información sobre el proyecto de la carretera, con el temor de que ésta incumpliera la directiva europea de Hábitats: esta normativa implica que para los espacios que alberguen un hábitat natural o especie prioritarios para la UE sólo se podrán ejecutar proyectos que los afecten por motivos de salud humana y seguridad pública, por consecuencias positivas de importancia para el medio ambiente o por razones imperiosas de interés público, eso sí, previa consulta a la Comisión. En ese caso, advierte la Junta, el no de la UE está asegurado. La sanción europea por el asfaltado del camino de Villamanrique todavía está en el subconsciente.

PP y empresarios dudan de dichos motivos: los primeros aseveran que es posible ejecutar la carretera sin tocar Doñana y sin incidencia medioambiental (eso sí, el corredor verde del Guadiamar no podría soslayarse); los segundos recuerdan la autovía ecológica Jerez-Los Barrios, que cruza Los Alcornocales (con 130 millones de medidas compensatorias ejecutadas). La FOE considera además que el verdadero motivo del rechazo de la Junta a la carretera es económico, "se ha decidido priorizar otros proyectos". Los ecologistas de WWF advierten del peligro de aislamiento de Doñana al rodearla con una nueva carretera.

La cercanía de la conexión vía SE-40 es otro argumento de peso en la confrontación. La circunvalación sevillana que construye el Ministerio de Fomento es la solución propuesta por la Junta para acercar Huelva y Cádiz: por la A-49 se llegaría hasta Espartinas, donde se tomaría la SE-40 hacia Dos Hermanas, para salir desde allí a la AP-4 o a la N-IV, cuyo desdoble también estaba planteado. Sin embargo, la duplicación de capacidad de esta última vía está puesta en duda por los obligados recortes del Ministerio de Fomento, que irán a más en el ejercicio que ahora comienza.

Según un informe elaborado por encargo de la Fundación Doñana 21, por este camino (todo autovía) el trayecto Huelva-Cádiz duraría 2 horas y 4 minutos; por la conexión norte (carretera convencional), 2:15. En cambio, los cálculos del PP hablan de un ahorro de 18 euros por viaje.

Para los empresarios encabezados por su patronal, la FOE, esta infraestructura supone para Huelva un acercamiento al aeropuerto de Jerez y la posibilidad de conectar el Puerto más importante del país, Algeciras, a otro de los más importantes, Huelva. "Tenemos que reivindicar soluciones propias, la SE-40 se hace para descongestionar el tráfico de Sevilla", recuerda el secretario general de la FOE, Rafael Ávila.

El aspecto económico es otra de las cuestiones fundamentales de la infraestructura propuesta. Con la circunvalación de Sevilla ya planteada (y a cargo de Fomento), tanto el PSOE como IU y los ecologistas coinciden en asegurar que la construcción de otra infraestructura paralela "no tiene lógica". Con unos 1.400 millones de coste para toda la circunvalación sevillana, desde WWF se recuerda que "lo que se discute no es hacer una vía directa entre Huelva y Cádiz o no hacerla, porque no se puede, sino por dónde pasa en Sevilla. Y es ilógico hacer una carretera sólo unos kilómetros más al Sur que otra", señalan.

En los inicios del segundo periodo de recesión, el argumento económico cobra peso frente al medioambiental. La SE-40 no pasa por sus mejores momentos: de los 347 millones que se preveía invertir en 2011 se pasó a sólo 82,1 y el Ministerio se planteaba reducir de tres a dos los carriles del túnel bajo en Guadalquivir (aunque el PP se mostró en contra). La solución SE-40 se ralentizará respecto a las previsiones iniciales.

Tampoco la construcción de una carretera interprovincial encontraría a la Junta en su mejor momento. Así lo reconoce el presidente del PP provincial, Manuel Andrés González, quien asegura que "la prioridad será el saneamiento de la Junta", pero en cuanto sea posible lo primero para la provincia "será la Huelva-Cádiz".

En la carrera iniciada con la precampaña de las municipales, hace ya casi un año, cualquier movimiento se interpreta en clave electoral. También la Huelva-Cádiz: mientras el PP reconoce que tendrá presencia en su campaña, para PSOE e IU el trasfondo de esta propuesta es puramente electoralista, "un engaño", asevera la vicesecretaria general del PSOE onubense, Antonia Moro. El Congreso y el Parlamento andaluz han vivido debates en torno a la infraestructura y el PP ha llegado a recoger firmas en su defensa. En los próximos meses habrá más discusión en torno a la carretera más polémica.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios