Huelva

Romería en la Peña de Arias Montano

  • Los romeros viven una intensa jornada junto a la imagen de la Reina de los Ángeles. El objetivo es hacerla Patrona de la Sierra en el vigésimo aniversario de su coronación canónica

Procesión de la Reina de los Ángeles. Procesión de la Reina de los Ángeles.

Procesión de la Reina de los Ángeles. / Javier Moya (Huelva)

La Reina de los Ángeles es la imagen religiosa más venerada en la zona norte de la provincia de Huelva. Su día grande es el 8 de septiembre con una romería que en 2024 cumplirá su centenario tal y como la concebimos actualmente. La Matriz, de Alájar, tiene a la Reina de los Ángeles como Patrona del pueblo desde principios de siglo y desde el pasado 3 de agosto es alcaldesa perpetua.

El próximo objetivo es hacer oficialmente a la Reina de los Ángeles Patrona de la Sierra en 2024, coincidiendo con el centenario de la romería y el vigésimo aniversario de su coronación canónica, en el que se celebrará la XII Bajada de la Virgen al pueblo, hecho que ocurre cada vez que el 2 de agosto cae en viernes.

El domingo tuvo lugar la romería, declarada Bien de Interés Nacional, en el idílico paraje de la Peña de Arias Montano, un espacio natural de gran belleza, a unos 800 metros de altura de nivel del mar, con vistas privilegiadas, con un santuario, lugar de fe y peregrinación diaria, en el que se encuentra la imagen de la Reina de los Ángeles. Una talla de tan sólo 37 centímetros, realizada por Antonio Illanes en tiempos de la Guerra Civil y que es venerada tanto en la comarca serrana como en la Cuenca Minera.

Según Protección Civil, participaron en la romería casi 3.000 personas, hubo más de 300 caballos y más de 60 carrozas. La cifra de caballos es inferior a la realidad, ya que sólo Aracena aportó unos 200 caballos, Alájar unos 75, más de medio centenar Galaroza, más de la treintena Fuenteheridos, y el resto de hermandades superó la docena, salvo Sevilla que no introdujo ninguno.

En cuanto al número de asistentes, según las hermandades, hubo bastante más. La media de los últimos años ronda las 5.000 personas, siendo inferior a hace algunas décadas y superior a la del pasado 2018 cuando fue sábado.

Uno de los elementos más recordados será la climatología que afectó a las diez hermandades en la salida desde la Peña, entre las cinco y siete de la tarde, y en el camino de vuelta de todas ellas con una tarde desapacible entre tormentas y precipitaciones (había aviso amarillo). Muchos peregrinos usaron bolsas de basura como improvisados chubasqueros.

Ayer mismo hacían entrada las dos últimas hermandades en sus pueblos. En concreto las dos mineras como son Campofrío, la última hermandad en incorporarse a la romería a principios de siglo, y Nerva. Ambas hacen siempre noche el día 8 en Alájar. Nerva incluso dos noches antes para llegar a la Peña y Campofrío una, en ambos casos la noche previa y la de después en Alájar.

Este año Nerva ha cumplido sus 40 años de camino haciendo de nuevo la entrada en la Peña con los bueyes que se arrodillan ante la Virgen y, además, por primera vez la carreta del Simpecado ha hecho el camino de ida completo sin necesidad de plataforma alguna.

Nerva entró en la Peña al son del pasodoble de Nerva interpretado por la Banda de El Cerro del Andévalo, que acompañó a todas las hermandades salvo la última, Galaroza, que cada vez que cae en fin de semana lo hace para el disfrute de todos con la Agrupación Musical de la Estrella, de Dos Hermanas. Aparte de que había mucha gente en el recinto cuando entró Galaroza, sobre la una de la tarde, fue la más multitudinaria de público en la Peña y la más animada. La hermandad y pueblo que más personas lleva es Aracena con un millar aproximadamente.

No hay que lamentar graves incidentes pese a que es un paraje pequeño y con pocos accesos para vehículos y donde se reúnen miles de personas. Únicamente Castaño del Robledo no entró en el orden previsto, lo hizo antes Santa Ana la Real, debido a una bajada de tensión a un peregrino de Castaño que por suerte se quedó en un susto.

Las hermandades entran por orden de antigüedad en la Peña (Alájar, Aracena, Galaroza, Fuenteheridos, Linares de la Sierra, Nerva, Sevilla, Castaño del Robledo, Santa Ana la Real y Campofrío), salvo la excepción de Galaroza que lo hace la última porque es la única que discurre parte de su camino por una carretera nacional, la 433, el resto son de competencia provincial, Sevilla que lo hace segundo y Aracena, la tercera.

La entrada fue por la mañana y al mediodía se realizó la procesión de la Virgen con el momento esperado de llevarla al muro donde mira hacia el pueblo de Alájar.

Durante todo el día hubo varias misas. La siguiente procesión de la Virgen será este domingo en el Voto.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios