Fruit Logistica

Ginegar, la más alta tecnología para el plástico

  • La firma de matriz israelí, instalada en La Mojonera desde hace casi un año, es referente mundial en este ámbito

Nuevas instalaciones de Ginegar en el Polígono Primores de La Mojonera.

Nuevas instalaciones de Ginegar en el Polígono Primores de La Mojonera. / D. A. (Almería)

Ginegar ha puesto en Almería una de sus picas más importantes. La multinacional más puntera y con tecnología más vanguardista en el ámbito del plástico aterrizaba en La Mojonera, en concreto en el Polígono Primores, hace casi un año, desde donde trabajan para conocer las necesidades de sus clientes y a potenciar su crecimiento.

Fundada en 1969 en Israel, Ginegar Plastic Products es hoy un fabricante de cubiertas inteligentes para aplicaciones intensivas en agricultura y horticultura, y pionero en la tecnología de 5, 7 y 9 capas.

La firma israelí, para esta nueva aventura en España, cuenta con el almeriense Manuel López Martínez como director general, un profesional con enorme bagaje que ha estado vinculado al ámbito de la industria auxiliar con las semillas a través de la empresa Filosem.

Centrados en la innovación tecnológica y la excelencia operativa, Ginegar ofrece soluciones innovadoras y personalizadas para mejorar la productividad y optimizar y gestionar la luz, el clima, las condiciones de crecimiento y los recursos.

Entre su amplio abanico de productos están los dobles techos, acolchados para la solarización y desinfección, también blancos y negros para mantener la humedad en el suelo y evitar que nazcan las malas hierbas; además de tuberías de irrigación, los goteros, los clicks que se usan para las plantas o la rafia... son solo algunos de los elementos en los que el plástico es indispensable y donde la mayor de las eficiencias y vanguardia en este ámbito tiene nombre propio: Ginegar.

Y es que cuando se habla de plásticos para aplicaciones agrícolas, no solo se refiere a cubiertas de invernadero. Las aplicaciones son múltiples. Los plásticos han sido esenciales y lo seguirán siendo.

Ginegar ha abierto sus puertas con unas instalaciones con una nave de casi 3.000 metros cuadrados para almacenaje y que cuenta con rebobinadoras de última generación con sistemas de software integrados para poder tener una mejor gestión en el control de los pedidos y dar un mejor servicio. Pero lo más importante de todo es lo que Ginegar tiene detrás una estructura muy potente, como es la de su empresa matriz, la israelí Ginegar Plastic.

En el caso de la agricultura intensiva almeriense, Ginegar desarrolla cubiertas inteligentes que poseen características mecánicas, ópticas y térmicas que garantizan una mayor durabilidad, además de una visión perfecta para los polinizadores; una excelente resistencia a condiciones climáticas hostiles, una penetración de luz controlada, una mejor resistencia al polvo y una menor actividad de plagas.

Además, y por si fuera poco, ejerce una protección inmejorable al cultivo, aportando soluciones a los productores de todo el mundo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios