Sucesos Un fuego calcina varios coches en mitad de un camino en Lepe

Día Mundial de la Lucha contra el Sida

La esperanza de vida de personas con VIH aumenta en España

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, durante el acto por el Día Mundial del Sida.

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, durante el acto por el Día Mundial del Sida. / Cézaro de Luca (EP)

La esperanza de vida de las personas con VIH que inician su tratamiento en buen estado clínico se acerca cada vez más a la de la población general, de forma que ya se sitúa en 73 años en los hombres (8 menos que el resto) y la de las mujeres en 72 (14 menos), y su mortalidad se debe además a otras causas distintas.

Así lo revela un estudio del Instituto de Salud Carlos III, el primero que mide la esperanza de vida de la población VIH, que ha desglosado este jueves la investigadora científica del Centro Nacional de Epidemiología del ISCIII Inma Jarrín, en el acto Cuatro años de Pacto Social por la No Discriminación y la Igualdad de Trato Asociada al VIH, celebrado con motivo del Día Mundial del Sida.

La investigación se ha hecho a partir de los datos de más 14.000 personas que reciben tratamiento frente al VIH atendidas en 46 hospitales y un centro de Infecciones de Transmisión Sexual (ITS) de 14 comunidades.

Una de las primeras conclusiones que arroja es que los nuevos diagnósticos se dan sobre todo en hombres que han mantenido sexo con otros hombres y que cuando inician el tratamiento antirretroviral tienen una buena situación clínica e inmunológica; de hecho, en el preciso momento de iniciar el tratamiento, casi un 9 % no había sido diagnosticado.

Pero la principal es que la esperanza de vida de las personas VIH en buena situación clínica y que acceden al tratamiento "ha aumentado considerablemente", de forma que, en la actualidad, en los hombres es de 73 años (8 menos que los de la población general) y 72 en mujeres (14 menos).

Es importante saber, no obstante, que las causas del fallecimiento fueron en un 68% para ellos y en un 78% para ellas no VIH/Sida, sino por tumores, en concreto de pulmón, ha aclarado la investigadora.

Asimismo, el estudio ha confirmado cómo la esperanza de vida varía en función de determinadas características sociodemográficas y clínicas, como son la categoría de transmisión o la situación clínica de las personas al inicio del tratamiento, si han tenido previamente un diagnóstico y cuál es su situación inmunológica.

Bajo estas premisas, "de forma general podemos decir que la esperanza de vida de las personas que inician su tratamiento en buena situación clínica -y es el caso de la mayoría de la población VIH en la actualidad-, se acerca a las de la población general".

En este caso, la esperanza de vida de los hombres que han adquirido el VIH tras mantener relaciones con otros hombres es de 78 años; 76 en aquellos que se han infectado por relaciones heterosexuales de riesgo, y 69 en los que fue a causa del uso de drogas inyectadas.

Mientras, en las mujeres que se infectaron por contacto heterosexual es de 77 años y las que fue por drogas inyectadas de 71.

Con todo, el estudio concluye que la esperanza de vida de personas que viven con VIH en España que inician un tratamiento antirretroviral en una buena situación clínica "se acerca a la de la población general" y esto es muestra de la importancia del diagnóstico precoz y el inicio temprano del tratamiento.

Datos que, además, "justifican su acceso privado a los seguros privados no obligatorios" de los que de momento siguen excluidos, ha zanjado la científica.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios