Semana Santa Los pasos se quedan en los templos de Huelva el Miércoles Santo

  • La lluvia impide la salida de las cuatros cofradías del Miércoles

Penitentes de la Victoria en la iglesia del Polvorín. Penitentes de la Victoria en la iglesia del Polvorín.

Penitentes de la Victoria en la iglesia del Polvorín. / Alberto Domínguez

Las crónicas cofrades tienen su avance en los pronósticos del tiempo. Al menos eso es lo que ocurrió ayer con la jornada del Miércoles Santo, cuando la lluvia se hizo presente en nuestra ciudad conforme se había avanzado en los últimos días.

Sobre las 14:30 aparecía una leve llovizna que conforme avanzó la tarde se hizo más persistente, razón para que las primeras cofradías en salir, Prendimiento y Victoria, comunicaran tras la reunión de sus respectivas juntas de gobierno de que se quedaban en casa. Ocurre que luego dejó de llover, pero siguiendo con los partes del tiempo en la mano, mejor dicho en las aplicaciones móviles, se veía cómo avanzaba de todo el frente de Portugal una masa de lluvia que se dirigía hacia nuestra provincia.

Esperándose para la franja horaria de entre las siete y las ocho de la tarde. Así que no había nada que hacer, para las juntas de las dos hermandades poner los pasos era un riesgo que no se estaba dispuesto a correr, máxime cuando se había producido la lluvia a la hora anunciada desde hacía días. En estas dos cofradías hay que señalar que sus recorridos son los más largos de la jornada y, además, con escasas posibilidades de refugiarse con el consiguiente descontrol posterior para la jornada y para las propias cofradías.

Recordaba la tarde a la que se vivió en la jornada de 2006 cuando la lluvia le coge a la Victoria en la calle y se tiene que refugiar en la Esperanza y la Humildad en la iglesia de la Misericordia; mientras que al Prendimiento fue necesario ponerle un capote para protegerlo. Al final se recompuso el día como se pudo y la jornada siguió su caminar.

No ocurrió lo mismo en 2005 y 2008 cuando se quedan en casa Prendimiento, Victoria y Esperanza, las tres cofradías entonces de la jornada pues aún no se había incorporado al Miércoles Santo la Santa Cruz.En este sinvivir que provoca el tiempo, en 2011 el Prendimiento se vio obligado a darse la vuelta en la calle San José, por alarma de lluvia. Mientras que la Victoria a su regreso, en esa inseguridad por el tiempo no pasa por el Matadero y regresa al Corazón de Jesús acortando por el Barrio Obrero.

La lluvia continúa siendo en lo que va de siglo XXI la penitencia añadida para las cofradías que procesionan en la ciudad. Solo se vivieron con tranquilidad en los últimos años, 2001, 2002, 2009 y 2010 y 2017. El año pasado el Viernes dio algún susto al final de la jornada. En 2014 solo se quedó sin salir el Resucitado.Sin duda el que no estén las cofradías en la calle hace que todo cambie en la ciudad. De las plazas atestadas de gente, con calle donde literalmente no se puede pasar, como ocurrió el Sábado de Pasión, a calles y plazas enmudecidas por la tristeza.

No es fácil esto de llevar ni para los cofrades que procesionan en la jornada ni para la hostelería que se prepara para estos días llenando sus despensas. Es cierto que la Semana Santa continúa en los templos, mañana jueves con los oficios, pero sin duda es diferente.

La imagen triste de los palcos vacíos en las horas de entrada de Prendimiento y Victoria lo decía todo; nos gusta ver rebosante, con el latido de la ciudad, con los sonidos de las cornetas y las marchas de los pasos de palio. Ese es el rachear de la ciudad al que buscamos estos días. No hay más remedio que resignarse.Las hermandades tendrán que hacer frente a los gastos de aspectos no utilizados como las bandas de música a las que se les tienen que ser abonada su jornada. Quedará la cera de los cirios que se podrá utilizar para el próximo año si se guarda bien.

En la hostelería habrá gastos irrecuperables, otros se mantendrán en el stock.

La Hermandad de la Esperanza y la Santa Cruz esperaban que se produjera algún cambio que les permitieran salir, ya que al estar ubicadas en el centro la hora des salida era a las 19:30 y le permitía tener esa esperanza. Sin embargo nada fue posible, ya que los datos que barajaban, como informaron desde la Hermandad de San Francisco todo iba a peor por una Borrasca que planteaba bastante inestabilidad a última hora.Así que decidieron quedarse en casa. Lo mismo ocurría en la iglesia de la Inmaculada Concepción, donde también se comunicó por parte de la Policía Local que no saldría la cofradía, como se pudo comprobar al permanecer el templo cerrado y no abrirse a los devotos que esperaban en la puerta ver a la cofradía.Sin embargo en los otros tres templos sí se pudo vivir un ambiente muy distinto, de cofrades visitando los templos, con rezos y meditaciones ante los sagrados titulares que permanecían con sus candelabros y candelerías encendidos.

Es de estas jornadas que no gusta vivir, pero en la que las hermandades que se quedan en casa siente el apoyo de quienes le visitan con un abrazo.

Para hoy la borrasca que nos acompaña desde ayer se situará justo encima de la península trayendo inestabilidad generalizada, según Meteohuelva. En Huelva predominará el cielo nuboso o muy nuboso con posibilidad de chubascos tormentosos que pueden ser localmente intensos. Los chubascos serán más probables en el interior de la provincia aunque también pueden afectar al litoral. Entre chubasco y chubasco habrá mejorías transitorias. Temperatura máxima de 20º.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios