Celebración El Rocío refuerza su seguridad este fin de semana con motivo de la celebración de la Candelaria

Semana Santa

La Sagrada Lanzada y la Virgen Esperanza del Mar procesionan por las calles de Ayamonte

  • Momentos emotivos se viven ante el Convento de las Hermanas de Clausura

Ayamonte disfrutó de su Martes Santo con fervor.

Ayamonte disfrutó de su Martes Santo con fervor. / Tapi (Ayamonte)

Después de la incertidumbre debido el tiempo reinante, se vivió un Martes Santo pletórico de amor a la Pasión de Cristo en la Cruz, donde se pudo ver a Longino a caballo, clavándole su lanza en el costado del Cristo de las Aguas, que data del año 1954, obra del imaginero ayamontino, Antonio León Ortega, siendo contemplado por la Virgen del Buen Fin y San Juan, éste obra de otro ilustre ayamontino, José Vázquez Sánchez. Este misterio de grandes proporciones, es llevado, casi por completo por hombres de la mar, concretamente de la barriada de Punta del Moral, que está unida a esta histórica Hermandad.

A las ocho y media de la tarde, y con la Plaza de San Francisco a tope de gente, se abrieron las puertas para dar salida a la comitiva, encabezada por la Cruz de Guía.

Al Misterio de la Lanzada le seguía el paso de la Esperanza del Mar, tan venerada y querida en la ciudad de Ayamonte, que fue realizada por el imaginero Sevilla, Luis Álvarez Duarte, en 1976.

Sobre las nueve y media de la noche, la Virgen llegó a las puertas del Convento de la Hermanas de Clausura, donde se le rezó una Salve.

Poco a poco se fue adentrando en el centro de la ciudad, pasando frente a la Parroquia de las Angustias, donde todas sus escalinatas estaban llenas de personas amantes de la Semana Santa, y que estaban deseosas, desde hacía tres años, de ver in situ las imágenes llevadas por los hermanos costaleros de la localidad.

A las 23:30, la Cruz de Guía comenzó su andadura por el Paseo de la Ribera, donde está instalada la Tribuna Oficial. A esa hora ya el Cielo estaba completamente despejado, quedándose una esplendida noche, para gloria del Marte Santo.

De vuelta a su templo de origen, y acompañada por cientos de adeptos a la Semana Mayor ayamontina, llegó al Templo de San Francisco al filo de las dos de la mañana, siendo efusivamente aplaudido por todos los presentes, los costaleros, tanto de la Sagrada Lanzada como por los portadores de la Santísima Virgen de la Esperanza del Mar.

Para este Miércoles Santo está prevista la salida en procesión de Nuestro Señor de la Pasión y Nuestra Señora de la Paz, saliendo a las 21:00 desde la Parroquia de las Angustias.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios