Hermandad de La Borriquita de Huelva 2019 Las palmas abren el camino a Jesús

  • El alcalde de Huelva y la madre del pregonero de la Semana Santa realizan las primeras levantás de los pasos

La Cruz de Guía sale de la Parroquia de San Pedro. La Cruz de Guía sale de la Parroquia de San Pedro.

La Cruz de Guía sale de la Parroquia de San Pedro. / Josué Correa (Huelva)

la Hermandad de La Borriquita se abrió la Carrera Oficial en la capital onubense. Numerosas personas se concentraron en el entorno de la Plaza de San Pedro para ver a la cofradía, la segunda del Domingo de Ramos, tras la Sagrada Cena, en iniciar su salida procesional.

A las cuatro menos cuarto salió la Cruz de Guía de la Parroquia Mayor de San Pedro en una tarde totalmente primaveral. Niños vestidos de hebreo y penitentes portando palmas abrieron el camino a Jesús, en su entrada triunfal en Jerusalén. A las cuatro y cuatro minutos el paso de misterio atravesó el dintel de la iglesia.

Minutos antes, el alcalde de Huelva, Gabriel Cruz, en nombre del Ayuntamiento de la capital onubense, realizó la primera levantá del paso, exornado con flores silvestres, de una variedad de colorido, predominando los tonos amarillos. También se le dedicó una levantá a la Agrupación Musical Lágrimas de Dolores, que acompañó al paso de misterio.

Entre los estrenos, los gemelos de la imagen de Jesús, con forma de llave y palma cruzada, de oro con incrustaciones de piedras preciosas, donados por un hermano de la cofradía, así como el nimbo de San Pedro, realizado por Gustavo Larios y donado por el Grupo Joven de la hermandad.

En el palio se estrenó el llamador restaurado, las maniguetas traseras y el remate del faldón, hecho con tela brocada en azul y dorado. Manuela Redondo, la madre del pregonero de la Semana Santa de Huelva 2019, Manuel Jesús Rodríguez, realizó la primera levantá del palio.

De gran belleza fue la bajada de la cofradía por el porche de San Pedro. También se dibujo una bella estampa al paso de la hermandad por el Paseo de Santa Fe.

Uno de los momentos emotivos se vivió ante el convento de las Agustinas, donde las religiosas le cantaron y rezaron al titular de la cofradía. En la Carrera Oficial, frente a la iglesia de La Concepción, Regina le cantó una saeta al Cristo y Manuel Garrido a la Virgen de los Ángeles.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios