Apuntes de cabildo

Escaparates cofrades

Carteles de la Virgen del Amor en la exposición del 75 aniversario de las Tres Caídas.

Carteles de la Virgen del Amor en la exposición del 75 aniversario de las Tres Caídas. / JOSUÉ CORREA

La Semana Santa se ha mostrado siempre en la ciudad, más allá de su momento de los pasos en la calle.Los días de Cuaresma se llenaban de cartelería. Los escaparates de los comercios eran el lugar donde colocar no solo el cartel oficial sino también los que empezaron a editar las propias hermandades. Servían como tablón de anuncio para las convocatorias de los actos, cultos, exposiciones y demás actividades cofrades.

Con el tiempo, con las redes sociales y la carestía de imprimir los carteles, llevaron a las hermandades a digitalizar sus convocatorias y carteles. Ahora, salvo excepciones, solo vemos algún que otro cartel en la calle, cuesta trabajo hasta ver el oficial y solo si aparece es unos días antes de la Semana Santa.

Sin embargo, las redes sociales están llenas de cartelería que no solo anuncian la Semana Santa, sino que sirven más para abrir el debate de si gusta mas o menos. Se busca el ranking de cuál es más hermoso pero especialmente el más polémico, llevándose estos últimos el galardón de visitas y los me gusta.Se ha olvidado lo más importante que es la calle, porque la Semana Santa a parte de comunicarse en las redes sociales hay que vivirla y disfrutarla en la calle.

Este año cuando, por segunda vez, los pasos se quedarán en los altares de sus iglesias surge más que nunca la necesidad de compartir, anunciar la Semana Santa, la de las cofradías en la calle aunque no puedan salir los pasos en esta Semana Mayor.

Es entonces cuando se ve que rechazado y tachado por costumbres obsoletas se hace necesario compartir la Semana Santa, volver a los escaparates. Llenar la ciudad de cartelería, de a animar a los comerciantes a que adornen sus escaparates, a hacer Semana Santa.

Desde instituciones como el propio Ayuntamiento o el Consejo de Hermandades tienen una oportunidad para que los comerciantes se sumen a esta Semana Santa tan especialmente diferente y cuando estemos paseando sintamos cerca a las cofradías. El comercio que, también quiere hacerse ciudad, tiene aquí una magnífica oportunidad de vivir las cofradía. Una iniciativa que se debe promover y movilizar desde las propias hermandades, porque su colaboración es fundamental. Aún estamos a tiempo.

Este año se cuenta con magníficos carteles donde destaca el del Consejo, por su portentosidad y magnífica composición, e iniciativas como los balcones cofrades de la Borriquita para la Gran Vía.

Los escaparates pueden contribuir a que se viva una Semana Santa más compartida entre todos, porque es estar en la calle, más allá de las redes sociales

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios