Semana Santa

Énfasis en el sentido carmelita

  • El misterio lució un relicario de Santa Teresa cedido por El Perdón La Santa Cruz protagonizó el ingrediente musical

EL Carmen es del Prendimiento y la hermandad es del barrio. Es una comunión conseguida en los años de existencia de la cofradía y que ha ido dando sus frutos. Esta es la razón por la que el barrio se viste de fiesta los Miércoles Santos y ayer no fue una excepción. Los cofrades del Prendimiento quieren darle a su salida el carácter más íntimo posible, aunque fuera del templo, un gran número de vecinos esperan ansiosos el momento de que las puertas del templo se abran.

Ese momento llegó cuando, como es tradición en esta joven cofradía -a excepción del año pasado- , el diputado mayor de gobierno, José Manuel Oruba, llamó desde el exterior.

La apertura de la puerta de la iglesia fue la respuesta a esa llamada y permitió tener la primera imagen del espléndido paso del Señor del Prendimiento, el más grande de cuantos salen en la Semana Santa de Huelva y que con el transcurso de los años, ha ido completándose hasta haberse configurado en un singular misterio que no deja a nadie indiferente. El Carmen sabe que el Miércoles Santo es su día y eso se traduce en emoción y lágrimas en algunos de los rostros que allí se dan cita para despedir al titular en el camino que emprende hasta la Carrera Oficial.

Con los sones de Señor del Prendimiento, el misterio salió del templo. Lo esperaba la Agrupación Musical de la Santa Cruz que ya hiciera un tanto de lo mismo el pasado lunes con El Perdón. También, al igual que en la procesión de este lunes, la Agrupación Juvenil de esta asociación musical abrió el cortejo.

Merece resaltar la relación entre ambas hermandades de barrio que son todo un ejemplo de madurez y buen hacer. El hermano mayor de la cofradía de Santa Teresa de Jesús se acercó hasta El Carmen para desear a estos cofrades una buena estación de penitencia. Pero ahí no acabó todo. El misterio del Prendimiento lució ayer un relicario de Santa Teresa de Jesús que cedió para la ocasión la Hermandad del Perdón. La cofradía del Carmen tiene carácter carmelita y no se puede olvidar que se está celebrando el 500º aniversario del nacimiento de la santa y doctora de la Iglesia que fundó dicha orden religiosa.

En su largo recorrido, el Prendimiento pasa por delante de otras hermandades de penitencia como la Sagrada Lanzada o la Santa Cruz. Pero antes de llegar al centro, hay otro momento importante para la cofradía: el paso por la plaza de toros. Es cuando el misterio se gira hacia la entrada principal del coso y recibe el aprecio y reconocimiento de quienes rigen la plaza. No en vano es el Prendimiento la hermandad encargada de cuidar la capilla de la plaza.

Es también un deleite ver cómo se mueve el impresionante paso por el centro de la ciudad lo que pone a prueba la pericia de capataces y costaleros.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios