Semana Santa

Cautivo, Buena Muerte y Rosario

  • El Lunes Santo ayamontino ofreció su tradicional estampa con tres pasos en la calle al atardecer

DESPUÉS de varios años mirando al cielo y del espléndido Domingo de Ramos, climatológicamente hablando, por fin este Lunes Santo pudo procesionar sin retrasos ni incertidumbres, y ante los numerosos fieles que se dieron cita en las calles de Ayamonte, la Real Hermandad de Jesús Cautivo, Cristo de la Buena Muerte y María Santísima del Rosario, cuya estación de penitencia partió desde el Templo de la Merced a la caída de la tarde para recorrer las principales calles del centro de la ciudad fronteriza.

La cofradía presentó su tradicional pasaje en tres pasos: el de Jesús Cautivo maniatado en solitario tras ser prendido; el de Jesús de la Buena Muerte en la Cruz; y el de palio de María, su Santísima Madre, en la advocación del Rosario.

La estación de penitencia se inició a las 20:00 y recorrió las calles Jovellanos, Huelva, Estrella, avenida de Andalucía, plaza de la Coronación, Paseo de la Ribera (21:30 tribuna oficial), San Diego, Lusitania, Cervantes, Ainé Carbonell, Angustias, plaza de la Laguna, José Pérez Barroso, plaza de Santa Ángela, Cristóbal Colón, Esquina de la Peña, Lusitania, Hermana Amparo, Huelva, Felipe Hidalgo y Jovellanos, para entrar de nuevo en el Templo de la Merced a las 00:30.

Los ayamontinos, visitantes y numerosos ciudadanos del país vecino que tradicionalmente acuden a la Semana Santa ayamontina pudieron disfrutar un año más con las magníficas estampas que esta procesión dejó una vez más a su salida y entrada en el templo, así como a su paso por la calle Felipe Hidalgo, acompañada por sus nazarenos con túnica de sarga negra con botonadura blanca, antifaz del mismo tejido y color blanco con el escudo de la hermandad bordado en el pectoral. El hábito de los nazarenos se completa con ancho cinturón de esparto, medias y alpargatas negras, siendo la cartonera del antifaz de un metro de larga.

Esta hermandad de la Semana Santa ayamontina, la más antigua de la provincia de Huelva y declarada en 1999 Fiesta de Interés Turístico Nacional de Andalucía, es una de las más jóvenes de la ciudad fronteriza, fundándose a iniciativa de Manuel Cabalga Martín el 14 de noviembre de 1971, aunque fijándose su día de constitución oficial el 7 de octubre del mismo año.

En 1972 hace por primera vez su Estación de Penitencia con dos pasos, uno de ellos con el Cristo de la Buena Muerte (que fue cedido y donado por la Hermandad del Mayor Dolor) y el de María Santísima del Rosario. El 10 de febrero de ese mismo año su Alteza Real el Príncipe de España, Don Juan Carlos de Borbón, acepta el nombramiento de Hermano Mayor Honorífico y Perpetuo de la Hermandad y el 7 de octubre, también de 1972, fueron nombradas Camareras Mayores de esta Hermandad las Hermanas de la Cruz del Convento de Santa Clara. El año siguiente fue bendecida la imagen de Jesús Cautivo, haciendo Estación de Penitencia por primera vez esta imagen el Lunes Santo de ese mismo año y quedando así la hermandad ya completa con sus tres pasos actuales. Más recientemente, en 1996, se completa el palio de la Virgen con óleos que representan las manos de los evangelistas y la gloria policromada, obra de José Garcés. También se completa el juego de varales, obra de la orfebrería Mallol, la saya en terciopelo rojo obra del taller de Carrasquilla, y se adaptan las esquinas del paso del Buena Muerte, obra también de Garcés.

Jesús Cautivo es obra de Antonio León Ortega (1972), siendo su paso de estilo neobarroco tallado por los artistas locales Sánchez y Garcés. El Cristo de la Buena Muerte es una obra anónima, tal vez de finales del siglo XVII, aunque tradicionalmente atribuida a Martínez Montañés. La imagen fue cedida a la hermandad por la Archicofradía del Santo Entierro de la Parroquia de las Angustias en 1971. El paso de estilo neobarroco lo talló y doró Francisco Domínguez en 1973. María Santísima del Rosario es obra de León Ortega (1971).

Hoy en ayamonte

Hace estación de penitencia la Real, Antigua, Ilustre y Fervorosa Hermandad y Cofradía de Nazarenos de la Sagrada Lanzada y María Santísima de la Esperanza del Mar, que iniciará su recorrido a las 21:00 desde el Templo de San Francisco.

ISLA CRISTINA

La noche del Martes Santo está marcada por la estación de penitencia de la Fervorosa Hermandad de la Buena Muerte, que con sede en la Parroquia de Nuestro Padre Jesús del Gran saca a la calle dos pasos a las 20:30 desde la ermita para procesionar hasta la 01.00.

LEPE

La noche del Martes Santo está marcada por el Vía Crucis Parroquial que partirá de la capilla Cristo del Mar a las 22:30 y regresará a la 01:00.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios