Semana Santa

Blanco exorno de Los Dolores

Una mañana de flujo constante de cofrades y público en La Concepción, dio paso a una salida en la que la Oración tenía muchas razones por las que sentirse orgullosa y emocionada. El cambio en el itinerario le iba a permitir pasar por su casa de hermandad en la calle Santa María y retomar el regreso que la cofradía hacía de camino a La Concepción antes de que este templo fuera cerrado para su restauración, lo que les hizo cubrir Rico, Espronceda, Las Monjas, Méndez Núñez, Cristo de la Vera Cruz, Puerto, Mora Claros y el templo. Antes de la salida hubo momento para las levantás: Antonio Segovia, del misterio y Manuel Sánchez, medalla de oro de la hermandad, del paso de palio.

El magnífico misterio portaba un cáliz del siglo XVIII, perteneciente a quien fuera obispo de la Diócesis, José María García Lahiguera con motivo del año sacerdotal que vivimos y el 25º aniversario del carácter sacramental de la hermandad.

Los Dolores estrenaba las magníficas bambalinas delanteras y un exorno floral que en esta ocasión apostaba por el blanco. Los dos pasos, orgullo de la cofradía y de la Semana Santa de Huelva salían a encontrarse con el centro bajo los costaleros que contaban con las órdenes de Manuel Gómez 'Carnicerito'. El Señor fue acompañado por la Banda del Cristo de la Expiración, hermana de honor de la cofradía de Jueves Santo, mientras que Los Dolores contaba con la Banda Sinfónica de la Escuela de Música de Moguer.

Momentos después de que la cofradía pasara por su casa de hermandad, llegó a la plaza Niña donde como hace más de 40 años, estos cofrades realizaron su estación de penitencia en las Hermanas de la Cruz.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios