En directo El Ayuntamiento de Huelva decreta tres días de luto oficial en la ciudad

Recreativo

Recre: Una semana de tregua, el domingo es otra final

Los jugadores del Recre hacen piña tras la victoria ante El Ejido.

Los jugadores del Recre hacen piña tras la victoria ante El Ejido. / Alberto Domínguez

Desde fuera, como mejor se ve el fútbol es en la grada. Hacía tiempo que la euforia de un gol no tomaba vida en los cimientos del Nuevo Colombino. Ocurrió con el zapatazo de falta directa de Adri Arjona que, previo a un engaño de Pablo Caballero, sacudió la escuadra derecha del portero de El Ejido este pasado domingo para poner el 2-1 en el marcador. Quizá fuese debido a que el reloj ya asomaba el minuto 96; quizá porque habían pasado cuatro partidos sin sumar tres puntos, quizá porque ya se barruntaba el quinto; o quizá porque en esto del fútbol, los puntos de inflexión llegan en momentos así. O quizá fuese por una mezcla de todo. 

Hay varias cuestiones que se sacan en claro después de ese golazo en la portería de Gol Norte, que tan buenos recuerdos guarda el recreativismo. Ese trallazo de Adri Arjona deja un remanso de paz en todo lo que rodea al Recreativo de Huelva. Esta semana. Hasta ese minuto 95 el partido deambulaba por la misma cuerda floja que ha cruzado el equipo en pasadas jornadas. Con el agravante, además, que El Ejido fue el equipo que menos planteó peligro de todos los que se han enfrentado al Decano. Por eso, esta semana en el interior albiazul se toma como de tregua. Solo eso. Sola una semana. A nadie se le escapa que Abel Gómez se jugaba mucho este domingo. Salvó la bola de partido. Pero gracias a esa falta. A ese gol. Porque el juego que mostró sobre el verde el Decano no generó apenas cambios con respecto a semanas anteriores. El partido se llegó incluso a dormir en varios tramos de la segunda parte con un El Ejido que daba por bueno el empate desde el primer tiempo. 

Durante la mayor parte del encuentro, en el que El Ejido no creó nada de peligro, más allá del gol, el Recre se estaba dejando dos puntos más, de esos que ya no se pueden recuperar. Y no había un cambio de actitud en el juego. Por eso, este domingo, el Recre, Abel Gómez, tiene una nueva final. El objetivo es demostrar que la victoria ante El Ejido no es pan para hoy y hambre para mañana. De poco servirá una victoria, si las próximas dos semanas se empata o se pierde, sumado a un juego con el que a la larga es imposible estar con los mejores.

El Recreativo de Huelva visita esta semana al Recreativo Granada, un nuevo filial. Lo hará, así, para alejar esos fantasmas que llevan apareciendo estas últimas semanas. O eso es lo que quieren todos los que se ponen la bufanda del Recre. Las circunstancias del rival de esta semana se asemejan con el de la pasada. Equipo en descenso y una sola victoria. A esto hay que añadir que el filial granadino es el que más goles recibe en el grupo 4 de la Segunda RFEF.  

Entre semana será una nueva semana de entrenamiento. De trabajo. Y de analizar lo de la pasada. Se ganó, sí. Pero en el último suspiro. Y con el run run en la grada. Solo han pasado siete semanas, sí. Pero la liga es de la cortas. 34 jornadas. Y si el objetivo es el ascenso, hay que estar con los mejores. Porque no fallan.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios