Recreativo

Carlos Fernández tendrá que demostrar que está recuperado de su lesión

  • El Decano se reserva quince días de prueba para comprobar el estado de su rodilla

  • La operación no supondrá incremento presupuestario ya que cobrará lo que le quedaba por percibir a Chico Díaz

Carlos Fernández tendrá que demostrar que está recuperado de su lesión. Carlos Fernández tendrá que demostrar que está recuperado de su lesión.

Carlos Fernández tendrá que demostrar que está recuperado de su lesión. / H. Información (Huelva)

El Recreativo se cubre las espaldas con Carlos Fernández. Aunque todos los informes médicos aseguran que su rodilla está en condiciones y la lesión que le impidió fichar por El Ejido es historia, el Decano se guarda una carta en la operación. El atacante será jugador albiazul en las próximas horas. El acuerdo con el delantero es absoluto y solo está pendiente de la firma para incorporarse al Recreativo, como adelantó el pasado jueves Huelva Información. El futbolista llegará al Nuevo Colombino para cubrir la baja de Chico Díaz, quien abandonó la entidad el miércoles de forma inesperada por unos problemas físicos. Sin embargo, la peculiaridad del fichaje y los precedentes recientes del jiennense marcan una operación con sus condiciones. El conjunto albiazul se reserva dos semanas de prueba. El jugador tendrá que demostrar en los quince días siguientes a la firma de su contrato con el Decano que su rodilla está apta para competir, más allá de que necesite un tiempo prudente para coger la forma óptima después de varios meses de inactividad. Así lo han pactado las partes, según fuentes consultadas por este diario. Además, la operación no supondrá coste adicional alguno para el Recre. Carlos Fernández cobrará lo mismo que le quedaba por percibir a Chico Díaz hasta final de temporada, una maniobra que encaja en las premisas económicas de la entidad. Era uno de los objetivos fijados en la salida de Chico Díaz. Que su sustituto se ajustase al plan de estabilidad económico recreativista era una condición no negociable para los rectores albiazules.

La operación no supone coste adicional alguno para las arcas del Recreativo

El delantero de Úbeda busca una nueva oportunidad en Huelva para reengancharse a la competición y dejar atrás los problemas de los últimos meses. Carlos Fernández disputó la primera mitad del campeonato en el Grupo III de Segunda División B con el Hércules, pero en invierno el CD El Ejido 2012 anunció su incorporación, aunque el futbolista no llegó a estampar su firma con el combinado celeste tras no superar el reconocimiento médico. Desde entonces estaba sin equipo y recuperándose a la espera de una oportunidad que ha llegado. Carlos Fernández, de 28 años y 1,90 metros, cuenta con una amplia experiencia en la categoría de bronce del fútbol español, donde ha militado en conjuntos como el Villanovense, el Logroñés, el Córdoba B, el Sanluqueño o el Real Betis B. En esta campaña aún no ha marcado, pero en sus dos años en Villanueva firmó un total de 24 tantos (12 en la 14/15 y 12 en la 16/17). Si es capaz de aportar su mejor versión, el cuadro albiazul contará con un nueve de nivel para el tramo final del campeonato y el hipotético play off.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios