Recreativo

Abel Gómez, sobre los penaltis no pitados al Recre: "La situación ya cansa"

  • El técnico albiazul considera que si el derribo en Mérida de Sergio Díez no era penalti "das a entender que se tiró y, por tanto, tendría que ser amarilla"

  • El míster ve al Alcoyano como "un equipo competitivo, sólido y de transiciones rápidas"

  • De la Rosa será baja en el Recre para al menos dos partidos

Abel Gómez, en rueda de prensa este martes.

Abel Gómez, en rueda de prensa este martes. / Josué Correa

El entrenador del Recreativo de Huelva, Abel Gómez, asegura estar "cansado" por la ausencia de penaltis pitados a favor del Decano, pues, "intentas reflexionar, entender y ponerte en el lugar de los árbitros, pero no hay una unidad de criterio en torno a las faltas: no puede haber un reglamento fuera y otro dentro del área". Así de tajante se mostraba este martes en rueda de prensa el técnico, para el que el derribo de Sergio Díez en el área del Mérida el pasado domingo "fue penalti clarísimo porque hubo una entrada por detrás" y, añade, "si no lo pitas estás dando a entender que Sergio Díez se tiró, por lo que sería tarjeta por simular, y no la vio". 

Su enfado no obedece únicamente a la carencia de penaltis pitados a favor esta temporada, sino que "también estoy cabreado por jugadas del partido que podrían haber significado la amarilla o la expulsión" de algunos de los jugadores del cuadro emeritense. 

En este sentido, Abel Gómez hizo un breve repaso del encuentro ante el Mérida, en el que "un pisotón a De la Rosa al principio del partido no fue ni falta; y una entrada brutal sobre él no fue ni amarilla". "Son muchas situaciones que no acabas de entender", sostiene el técnico, quien insiste en que "cuando hablamos de los árbitros no son excusas, pero nos gustaría que nos explicaran el criterio en muchas acciones, sobre todo, dentro del área". Además, recuerda que el ascenso se consiguió con un solo penalti, así como que en esta temporada se han sumado 20 puntos "sin nada a favor". Lo define como un "meritazo" y subraya que todo ello "lo que hace es que nos enrabietemos más y que sepamos que todo lo vamos a tener que hacer nosotros dentro del campo".

Del mismo modo, Gómez se quiso referir al papel del cuarto árbitro, quien, a su juicio, "tiene un pinganillo para ayudar al árbitro y no para estar pendiente únicamente del banquillo". Asimismo, recuerda que "siempre intentamos ser respetuosos, pero no puede ser que el cuarto árbitro esté más pendiente del banquillo que del campo". 

Es por ello que el míster que, asegura tener amigos árbitros, considera que "el colectivo arbitral es muy hermético y parece estar siempre a la defensiva y en un tono amenazante", de ahí que proponga "que se abran más, que hagan también declaraciones, como nosotros, sobre las acciones pitadas en los partidos".

Ya sobre el encuentro de este miércoles (18:00 en el Nuevo Colombino), Abel Gómez explicó el Alcoyano de finales de noviembre es "diferente" al de aquella jornada aplazada "solo por resultados", pues continúa siendo "un equipo compacto, sólido y de transiciones rápidas". Añade, igualmente, que "tiene una plantilla bastante competitiva que, por una mala dinámica, no estaba consiguiendo los resultados, pero ahora sí". "Será un partido de mucha exigencia", resume.

El encuentro lo ve como "una muy buena forma" de coger distancia con los equipos de descenso, toda vez que lo tilda de "bonito" porque "ambos equipos llegamos en nuestro mejor momento". No obstante, lamenta que el rival "tenga un día más de recuperación por jugar un día antes". 

En cualquier caso, se muestra orgulloso de su equipo "porque estamos en una línea ascendente para conseguir un equipo más sólido, compacto y fiable, así como que concede poco. Es una dinámica que queremos alargar, al igual que las positivas sensaciones". Sí que es cierto que, reconoce, "hay que seguir trabajando el acierto porque el equipo lee bien los partidos y genera las situaciones de gol", finaliza.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios