Regadíos

El vicepresidente del PP anima a los agricultores a "seguir peleando" y "partirse la cara" para evitar el cierre de los pozos

  • Un vídeo capta estas declaraciones de Alberto Fernández, en el transcurso de una reunión con un colectivo de regantes del Condado

“Lo que siempre hemos dicho desde el Partido Popular es que los pozos hay que cerrarlos, pero cuando los agricultores tengan agua superficial para que puedan seguir generando empleo, riqueza y prosperidad al Condado onubense”, indicó ayer el presente del PP de Huelva, Manuel Andrés González, que mantuvo un encuentro con la Plataforma en Defensa de los Regadíos del Condado.

“Lo que no se puede concebir ni consentir es que se cierren los pozos sin solución previa. El Gobierno socialista de Pedro Sánchez ha tenido tiempo más que suficiente para empezar la ejecución de las obras del trasvase de agua al Condado, por lo que se podía haber solapado perfectamente el comienzo de los trabajos de la infraestructura hídrica y la puesta en funcionamiento de agua de superficie con el sellado de las captaciones”, aseguró González.

A pesar de estas declaraciones, el vicepresidente del PP, Alberto Fernández, manifestaba ante un grupo de agricultores hace tan solo unos día que “no hay una cosa que le joda más a un político que cuando estén en la calle les peguen cuatro gritos... hay que seguir peleando y partiendoos la cara, como lo estáis haciendo, porque es la única manera de que todos miren para Lucena”.

Estas declaraciones aparecen en un vídeo que se ha conocido hoy y al que ha tenido acceso Huelva Información.

El PP siempre ha defendido, como otras entidades e instituciones, que el cierre de pozos de agua de riego debe hacerse afectivo después de una sentencia del TSJA que obliga a ello. Los agricultores también, aunque sobre la mesa siempre ha existido el compromiso por parte del Gobierno de una alternativa de riego a través del trasvase de 15 hectómetros cúbicos de agua desde la demarcación del Tinto-Odiel-Piedras al Condado.

La iniciativa incluso cuenta con el visto bueno del Parlamento pero, a fecha de hoy, lo cierto es que la obligación de cerrar las captaciones de agua no ha venido acompañada de las medidas alternativas, de ahí la movilizaciones realizadas por los agricultores para impedir la clausura de los pozos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios