Provincia

Todos los vecinos de El Granado se someten a un test de antígenos

  • El Ayuntamiento de la localidad costea las pruebas con el objetivo de tener un mapa de contagios lo más aproximado posible de la “complicada situación” que llega casi a los 30 casos

Está previsto realizar el test a un total de 350 vecinos Está previsto realizar el test a un total de 350 vecinos

Está previsto realizar el test a un total de 350 vecinos / Jordi Landero (El Granado)

Sin pausa, pero sin prisa. Y con semblante serio y de resignación. Así empezaron a pasar ayer por el Centro Cultural de El Granado los 350 vecinos que hasta mañana serán sometidos al test de antígenos para hacer un mapa lo más completo posible de casos positivos asintomáticos que existen actualmente en un pueblo que, con diferencia, tiene la tasa PDIA más alta de la provincia de Huelva: 4.651 casos por cada 100.000 habitantes.

Ni los fuertes chubascos de ayer arredraron a los vecinos de El Granado y, prácticamente nadie, faltó a su cita. En estos momentos le tienen más miedo al virus que al agua y al viento. Razones no les faltan, especialmente tras detectarse en las dos últimas semanas casi una treintena de casos, y sobre todo tras el fallecimiento hace unos días por coronavirus de uno de los casi 500 vecinos con los que cuenta el pequeño municipio andevaleño.

Siguiendo un escrupuloso orden, y cumpliendo a rajatabla las medidas de seguridad establecidas por el Ayuntamiento, cada cinco minutos –y de dos en dos–, los vecinos de El Granado fueron sometiéndose a esta prueba masiva que ha decidido hacer –y pagar– el Ayuntamiento de la localidad, con el objeto de tener un mapa de contagios lo más aproximado posible a la “complicada situación”, y también para “calmarlos y tranquilizarlos”, según indicó a Huelva Información la alcaldesa, Mónica Serrano, mientras ella misma suministraba gel hidroalcohólico a todo el que entraba.

Y es que según prosiguió, “estamos viviendo una situación excepcional, y lo que queremos es tener un mayor control sobre la misma”. “No queremos hacer sombra a las pruebas de las autoridades sanitarias –añadió– solo saber qué está pasando para que no dejen de salir casos”.

El 80 por ciento de los vecinos de El Granado son personas mayores El 80 por ciento de los vecinos de El Granado son personas mayores

El 80 por ciento de los vecinos de El Granado son personas mayores / Jordi Landero (El Granado)

El Ayuntamiento tiene poco margen de maniobra por no tener competencias en materia sanitaria, pero según la primera edil “lo que suceda va a depender de los resultados de estos test masivos” ya que “una vez los tengamos nos pondremos en contacto con el centro de salud, y ya veremos qué protocolos aplica”.

En este sentido incidió en que desde el Consistorio “venimos pidiendo desde hace ya varias semanas a la Junta que confine el pueblo, o que tome medidas más drásticas, porque que tengamos casi 30 casos en un municipio de 500 habitantes donde el 80% de la población son personas mayores es para preocuparse, y bastante”. “Pero la Consejería de Salud no lo ha creído necesario”. No obstante, prosiguió la alcaldesa, “nosotros sí que estamos muy preocupados y la gente está muy asustada”.

El Granado era ayer un pueblo desierto. Los dos bares están cerrados, los niños no están asistiendo a clase. Solo están abiertas las dos tiendas de ultramarinos y la panadería. Apenas hay más comercios y la gente no sale de sus casas desde hace ya más de una semana. Atendiendo las recomendaciones del Ayuntamiento, los vecinos se han autoconfinado. Y es que según la alcaldesa “nos solemos mover todos en el mismo círculo”, y por eso la gente “solo sale lo estrictamente necesario”. Según concluyó Serrano, los 350 test que en total se van a realizar estos días van a suponer para las arcas municipales un coste de 7.500 euros, los cuales está segura que “van a valer la pena”.

La alcaldesa de El Granado, Mónica Serrano (d), también se suma a la iniciativa La alcaldesa de El Granado, Mónica Serrano (d), también se suma a la iniciativa

La alcaldesa de El Granado, Mónica Serrano (d), también se suma a la iniciativa / Jordi Landero (El Granado)

Domingo Cerrejón es el panadero del pueblo y, esperando para hacerse la prueba detalló a esta redacción que sus ventas han caído esta semana un 50%, a lo que añadió que “si no fuese porque tengo que cumplir con los clientes que siguen viniendo a comprar el pan a diario, me quedaría en casa, y con la puerta bien cerrada. Y es que según añadió, “miedo no, lo otro, es lo que tenemos”.

Cerrejón se mostró muy de acuerdo con unos test que afirmó que “se deberían haber hecho antes porque esto se ha volado por el pueblo, y hay mucha gente mayor de 80 años”, y por eso “se está cumpliendo mucho más este confinamiento voluntario que el obligatorio de la pasada primavera”. Luisa Jesús Sebastián (74 años), también ve “muy positiva” la iniciativa del Ayuntamiento de El Granado porque “lo estamos pasando muy mal y tenemos que saber quién está y quién no está infectado para tomar decisiones”. Finalmente asegura que no sale de casa para nada desde hace ya días.

Por su parte, la delegada de Salud y Familias de la Junta en Huelva, Manuela Caro, señaló sobre los test masivos que las pruebas PCR “no curan” sino que la transmisión de la Covid-19 se corta “con el aislamiento” tanto de las personas afectadas como de sus contactos estrechos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios