Provincia

El sector de la chirla vuelve a mariscar con un nuevo plan

  • Establece una cuota diaria de 150 kilos para los barcos y 120 para los rastros a pie

Imagen de la actividad en un barco chirlero frente a las costas de Huelva. Imagen de la actividad en un barco chirlero frente a las costas de Huelva.

Imagen de la actividad en un barco chirlero frente a las costas de Huelva. / H. I. (Huelva)

El sector de la chirla del Golfo de Cádiz, incluidos los que lo hacen con base en la provincia de Huelva, regresan esta mañana al trabajo después de tres meses de inactividad con un nuevo plan de pesca que establece para esta campaña 2019-2020 una captura total de 2.100 toneladas y una cuota diaria de 150 kilos para las embarcaciones y de 120 para los rastros a pie.

Este plan acuerda además la apertura del caladero a partir de hoy, 1 de julio, lo que supone la vuelta a la actividad de un sector que llevaba inactivo desde el pasado 8 de abril, día en que se produjo el cierre del caladero una vez alcanzados los valores límites de punto de referencia biológico previsto en la Orden de 29 de junio de 2017 por la que se regula el marisqueo desde la embarcación con draga hidráulica en el Golfo de Cádiz.

En el plan se precisa que la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, en colaboración con el Instituto Español de Oceanografía (IEO), la Agencia de Gestión Agraria y Pesquera de Andalucía y el propio sector, han mantenido un seguimiento científico de forma continuada y constante para conocer la situación real de la especie en todo momento.

Como resultado de dicho seguimiento, en el último informe de fecha 15 de junio de 2019, emitido por el IEO, se pone de manifiesto que la pesquería se está recuperando, estimándose que hay una biomasa de chirla en torno a las 4.900 toneladas, valor muy superior a la biomasa de chirla presente en el año anterior, que estaba en torno a las 3.540 toneladas.

El sector llevaba inactivo desde el pasado abril cuando se cerró el caladero

En dicho informe, se indica que si se tiene como objetivo alcanzar en junio de 2020 una biomasa equivalente a la Biomasa del Rendimiento Máximo Sostenible (Bmsy), no deberían capturarse más de 2.000-2.100 toneladas de chirla durante el periodo julio 2019 - junio 2020.  Por ello, desde la Dirección General de Pesca y Acuicultura se ha fijado una captura total no superior a 2.100 toneladas para la campaña de pesca 2019-2020.

Asimismo, se establece que el tiempo de actividad de las embarcaciones autorizadas para ejercer el marisqueo con draga hidráulica será como máximo de seis horas diarias por embarcación. Además, al objeto de conseguir la conservación del recurso y para no sobrepasar los puntos de referencia biológicos, se establece un tope máximo de captura por día de 150 kilos para embarcaciones de draga hidráulica y de 120 para el rastro remolcado, permitiéndose una tolerancia en peso del 3 % en estas cantidades.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios