Condado

Los regantes esperan agua para 318 hectáreas regables desde 2015

  • La Plataforma en Defensa de los Regadíos estudia convocar movilizaciones. La Asociación de Agricultores del Condado critica que la CHG solo quiera cerrar los pozos

Dos agricultores en uno de los pozos que la Confederación Hidrográfica del Gualdalquivir quiere cerrar. Dos agricultores en uno de los pozos que la Confederación Hidrográfica del Gualdalquivir quiere cerrar.

Dos agricultores en uno de los pozos que la Confederación Hidrográfica del Gualdalquivir quiere cerrar. / Canterla (Huelva)

La Plataforma en Defensa de los Regadíos del Condado espera que la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) dé luz verde al agua para “318 hectáreas, que son regables y para lo que se realizó la obra en 2015”. Así se expuso en la asamblea que celebraron los regantes en el Teatro Colón de la localidad bonariega en la que anunció estudiar posibles movilizaciones por la falta de agua superficial y los problemas de zonificación en el Condado.

El presidente de la Plataforma, Cristóbal Picón, explicó que tienen previsto reunirse con otras organizaciones para consensuar una hoja de ruta conjunta, con acciones concretas de movilizaciones que deberán ser ratificadas después por la asamblea de agricultores. El objetivo es “ir todos a una”, subrayó Picón, que recordó el éxito de anteriores manifestaciones y concentraciones y aseguró que para volver a repetirlo es necesaria “la unidad del Condado”.

La asamblea trasladó a los agricultores las gestiones de la Plataforma en los últimos meses, tanto en materia de zonificación como en la de agua. Según Picón, el bufete de abogados presentó a la Junta de Andalucía diferentes opciones para tratar de dar cabida al mayor número de hectáreas de regadíos” en el Plan Especial de Ordenación de los Regadíos de la Corona Norte de Doñana. “Todos los argumentos ya se han presentado, tenemos registro de entrada de esos documentos, pero, a día de hoy, no hemos recibido respuesta de la Junta de Andalucía”, precisó Picón.

Colea la problemática del Plan Especial de Ordenación de la Corona Norte de Doñana

En materia de agua, existen varios asuntos pendientes para poder diponer de ella para riego, entre ellos que la CHG autorice agua para “318 hectáreas, que son regables y cuya obra se realizó en 2015”. También que en unos meses unas 1.800 o 2.000 hectáreas de cultivo puedan beneficiarse de las concesiones de agua subterráneas para la Comunidad de Regantes Condado de la CHG.

La Plataforma informó de que, por un lado, existen 500 hectáreas de regadío, dependientes del Tinto-Odiel-Piedras, que no tienen agua y que la zona que depende del Guadalquivir “no tendrá agua mientras no se haga el desdoble  túnel de San Silvestre”. Por este motivo, los regantes instan a las administraciones a “solucionar un problema de tan solo 60 millones de euros y no dejar que “el Condado se muera”, si bien “no hay que esperar a que esto ocurra”. Para la Plataforma, “el camino es la movilización” y espera consensuar esa hoja de ruta para que la respuesta a las acciones que se planteen sea masiva.

La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) ya concedió en su día autorización de agua para riego a los agricultores de Lucena del Puerto y Bonares. Se trata de 363,3 hectáreas, recogidas en una resolución de la Dirección General de Biodiversidad y Calidad Ambiental, dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica, por la que se aprueba una modificación de la Declaración de Impacto Ambiental del Proyecto de Mejora y Consolidación de los Regadíos de la Comunidad de Regantes El Fresno. Sin embargo, según la Asociación de Agricultores del Condado Onubense (AACO), a pesar de que las hectáreas cuentan con el visto bueno de la Administración para el trasvase de agua desde la demarcación hidrográfica del Tinto-Odiel-Piedras, hasta la fecha no ha llegado “ni una gota”.

Reunión de la Plataforma de Regadíos en Bonares. Reunión de la Plataforma de Regadíos en Bonares.

Reunión de la Plataforma de Regadíos en Bonares. / H. Información (Huelva)

Por contra, la asociación critica, la única acción que se ha llevado a cabo es el intento por parte de la CHG de cerrar 77 pozos de agua para regadíos, a lo que los agricultores se han opuesto. Éstos aseguran sentirse engañados y piden a los responsables de las administraciones en materia hídrica que “dejen de mentir y de jugar con los agricultores del Condado de Huelva” y solucionen el problema.

Mientras tanto, los agricultores de Lucena continúan haciendo guardia para evitar la clausura de 77 pozos: 66 en El Gago, 4 en Casa Beas y 7 más en el paraje denominado Magín. El pasado 24 de junio, agricultores, trabajadores del campo y vecinos de la impidieron el sellado de las captaciones agua para riego, considerados ilegales, que la Confederación Hidrográfica del Gualdaquivir se diponía a clausurar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios