condado

Los profesionales de la salud denuncian desprotección ante las agresiones

  • Detenido el supuesto agresor a un celador en Bonares, que "acorraló" a éste y a otras personas y causó destrozos

Concentración de profesionales de la salud, ayer en el centro de salud de Rociana. Concentración de profesionales de la salud, ayer en el centro de salud de Rociana.

Concentración de profesionales de la salud, ayer en el centro de salud de Rociana. / A. uceda

Indignación e impotencia manifestaron durante la mañana de ayer el colectivo de profesionales de la salud de la unidad clínica formada por las localidades de Niebla, Bonares y Rociana del Condado, que se concentraron en este último municipio para manifestar su repulsa por los acontecimientos acaecidos en la madrugada del miércoles en el centro de salud de Bonares, donde está adjudicada las urgencias de los tres pueblos. Bajo los lemas La agresión no es la solución y No a las agresiones quisieron manifestar su malestar por una situación que, a pesar de no ser generalizada, ocurre cada vez con más frecuencia.

La presidenta de la Junta de Personal de Atención Primaria de Huelva, Carmen Rodríguez, explicó que de madrugada se presentó en el centro de salud una pareja demandando asistencia sanitaria, que de inmediato fue atendida. Ya en la consulta la doctora, por protocolo, le pidió al acompañante de la paciente que abandonara la consulta, ya que tenía que hacer una exploración individual. Es en ese momento cuando el acompañante monta en cólera y se sale de la consulta destrozando mobiliario de todo el centro. Rodríguez señaló que "los compañeros entraron en pánico" y que, aunque activaron el sistema antipánico, no suele ser muy efectivo. Tampoco fue efectiva la llamada a la Guardia Civil, ya que la localidad no dispone de este servicio y tardaron 40 minutos en llegar, según informa Rodríguez.

La Junta rechaza este tipo de actos y condena cualquier tipo de violencia, física y verbal

La presidenta de la Junta de Personal señaló la desprotección total y absoluta en la que se hallaron sus compañeros, que "se encontraron solos ante una amenaza" seria, ya que, según informa Rodríguez, "este hombre estaba ido". De hecho, según las explicaciones de esta portavoz, el agresor rompió una puerta e intentó utilizar la jamba de la misma como arma blanca y los profesionales tuvieron que encerrarse en una consulta a la que el agresor intentó acceder.

Rodríguez manifestó que llevan tiempo pidiendo desde la Junta de Personal mayor vigilancia en los periodos de urgencias porque están solos, y en el caso de Bonares, era un solo equipo de la salud el que se hallaba en el consultorio. Para la presidenta, "concienciar a la población no va a servir ya de nada" y que la solución pasa por una vigilancia de seguridad que garantice la integridad física de los profesionales. Asimismo, aludió a que los compañeros están de baja por crisis de ansiedad, debido a todo lo ocurrido.

Por su parte, Olga Martínez, médico que hace guardia en el punto de urgencias de Bonares, incidió en que solamente hay un equipo de guardia en el centro de salud bonariego, que ya trabajan en condiciones duras, porque su jornada es desde las 8 de la mañana y hacen 24 horas de guardia. La facultativa explicó que tres personas desprotegidas en un centro de salud están totalmente expuestas, porque, aunque estas circunstancias no sean las habituales, sí ocurren, y se trata de casos en los que no cabe razonar. Martínez matizó que cada vez ocurren más episodios de este tipo, "porque la gente está quemada debido a los recortes" y suelen ocurrir escenas como la de la otra noche.

Hasta el consultorio rocianero se acercó Socorro Reyes, concejala de Sanidad del Ayuntamiento de Rociana, que fue rotunda al manifestar su apoyo total y absoluto a los profesionales sanitarios, así como la repulsa por los hechos acaecidos en Bonares.

La Delegación Territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales de la Junta en Huelva y el distrito sanitario de Atención Primaria Condado-Campiña ha condenado la agresión.

Desde la administración sanitaria transmiten, una vez más, su rechazo a este tipo de actos, resaltando que cualquier tipo de violencia, tanto física como verbal, "no puede justificarse bajo ningún concepto", por lo que ha realizado un llamamiento público en contra de "esta clase de comportamientos incívicos".

La Guardia Civil de Huelva detuvo ayer al presunto autor de la agresión al celador en el centro de salud de Bonares, donde causó destrozos materiales. Según informó el Instituto Armado, el suceso se produjo la madrugada de este jueves, sobre las 02:30, cuando este hombre supuestamente provocó lesiones leves a un profesional sanitario.

Así las cosas, tras la interposición de varias denuncias por estos hechos fue detenido a las 08:30 de ayer en la misma localidad y estaba previsto que pasara a disposición judicial a lo largo de la mañana.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios