Infraestructuras ferroviarias

El nuevo año trae el fin de la venta de billetes en las estaciones de tren de La Palma, Calañas y Jabugo

  • La palmerina tiene un volumen de 50 viajeros al día, mientras que las otras dos que pierden el servicio en Huelva, Calañas y Jabugo, tienen una afluencia media de seis viajeros diarios

Estación ferroviaria de La Palma del Condado. Estación ferroviaria de La Palma del Condado.

Estación ferroviaria de La Palma del Condado. / A. Uceda (La Palma del Condado)

Un papel fotocopiado, que ha sido colocado en las instalaciones de la estación de ferrocarril de La Palma del Condado, es el que anuncia a los viajeros que se suben y bajan del tren en la estación palmerina que ya nadie los atiende ni les vende billetes desde el 1 de enero. Tampoco les hacen devoluciones o cambios de billete ni les buscan taxi o autobús si hay una incidencia y tienen que hacer trasbordo.

En sustitución, los usuarios contarán para comprar sus billetes con máquinas expendedoras en la citada estación, venta telefónica, internet y agencias de viajes, además de la venta en oficinas de Correos, según señala Renfe.

La estación de La Palma no ha podido escaparse de la medida anunciada a nivel nacional por Renfe Operadora, empresa encargada de la venta de billetes y atención al usuario, que disuelve su convenio con Adif, en virtud del cual los trabajadores de esta última se ocupaban de la venta de billetes y atención al público en las estaciones de tren de mediano y pequeño tamaño. Para las estaciones de gran volumen de pasajeros los empleados de Adif fueron absorbidos por Renfe Operadora, según señala ésta.

Los usuarios de esta estación provienen de todo el Condado y de otros pueblos como Beas y Valverde, que eligen el enclave palmerino por su buena ubicación y por el servicio prestado. Hasta ahora. En estos momentos, las puertas que dan acceso a la sala de espera de la estación donde se vendían los billetes aparecen con un arco y puerta automática, previsiblemente para controlar el cierre y la apertura desde Sevilla, ya que los empleados de Adif que quedan en la estación, dos factores de circulación, no tienen que acometer esa función.

Tampoco se hacen devoluciones o cambios de billete ni les buscan taxi o autobús si hay una incidencia y tienen que hacer trasbordo

Sin embargo, a día de hoy, la apertura de la sala de espera depende de estos dos trabajadores. Así, si están los dos en la estación palmerina, ésta permanece abierta desde por la mañana hasta las 22:00 . Si solo está uno de ellos, lo hace hasta las 15:00, tal y como informaron desde la estación a Huelva Información. Por ahora, no se sabe hasta cuándo se va a prolongar esta situación, mientras que Renfe y Adif gestionan tanto la colocación de máquinas autoventa de billetes, como la puesta en funcionamiento de las puertas automáticas.

En este sentido, desde el sector ferroviario de UGT en Huelva indicaron a este diario que está previsto que esta semana vayan a colocar las citadas máquinas autoventa para ofrecer billetes en La Palma. Tanto este sindicato como CCOO en Huelva han manifestado su disconformidad con las medidas que vienen tomando las dos empresas públicas respecto a la estación de La Palma y a otras similares en toda España, en total más de 350, según informa CCOO. Desde esta formación sindical señalaron que están “en contra del abandono por parte de Renfe y Adif del servicio público ferroviario y del deterioro progresivo al que se ve sometido” con medidas como la que se ha puesto en vigor este 1 de enero.

La medida de Renfe y Adif, que han disuelto el convenio por el que los empleados facilitaban la venta y atención, entró en vigor el 1 de enero en toda España

Por su parte, el alcalde de La Palma, Manuel García, expuso en el último pleno ordinario su planteamiento acerca de la postura municipal y ha pedido una cita con los actuales responsables de Renfe para que le den información detallada de esta cuestión. Asimismo, recalcó que el Ayuntamiento no permitirá que el edificio, de 1880, se acabe perdiendo y se cierre en el caso de que las empresas públicas decidan no darle uso, por lo que pediría “compatibilizar” la utilización del edificio a nivel municipal de la forma más conveniente.Como ya adelantó Huelva Información, en septiembre un factor de circulación de Adif fue trasladado desde

La Palma a Huelva Término, que era el que se encargaba en su totalidad de estos servicios. Asimismo, según contó Renfe a este diario, la intención de la operadora era prolongar la venta y atención algunos meses más en La Palma, sin embargo, las reuniones con Adif en este sentido no fructificaron, informaron desde Renfe a este rotativo. Todo ello, unido a la próxima construcción de un gabinete de circulación fuera del edificio de la estación, hace pensar a los responsables sindicales del sector ferroviario onubense que la estación de tren palmerina tiene los días contados.

Calañas y Jabugo

Renfe viene aplicando además la ratio de quitar el servicio de venta directa de billetes y atención al público en estaciones que no lleguen a los 100 viajeros de media al día, baremo que se cumple en la estación palmerina y en las otras dos afectadas en Huelva, la de Jabugo y Calañas, municipios más pequeños cuya afluencia de viajeros es de seis al día.

En este sentido, el alcalde calañés, Mario Peña, valoró de forma “muy negativa” este cierre, ya que además señaló que un grupo de los viajeros que usan el tren en Calañas “son muy mayores” y les va a costar mucho acoplarse a las nuevas tecnologías, además de que la estación del tren forma parte de la vida y el paisaje de los calañeses.

Por su parte, el alcalde de Jabugo, Gilberto Domínguez, se expresó de la misma forma a este diario, señalando la incongruencia que para él supone hablar de poner incentivos para la España vaciada cuando “se suprimen servicios públicos que en la Sierra son muy importantes”, por lo que su valoración fue, igualmente, “negativa”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios