Marisqueo

Los mariscadores temen que el día 1 no se abra el caladero de la coquina

  • Los coquineros están dispuestos a emprender acciones si permanece cerrado tras el fin de la veda

  • Los resultados de los análisis dan positivo en toxina y alertan al colectivo

Una mariscador captura coquina con su rastro en el litoral onubense. Una mariscador captura coquina con su rastro en el litoral onubense.

Una mariscador captura coquina con su rastro en el litoral onubense. / H. Informacion (Huelva)

Los mariscadores a pie de la coquina esperan poder volver a faenar el próximo 1 de junio cuando se levante la veda. Sin embargo, mantiene cierto recelo tras los últimos análisis realizados que detectan la presencia de toxinas en el marisco. Los coquineros están en alertan ya que temen que los resultados de la analítica sirva a la Junta de Andalucía para mantener el caladero cerrado, porque las ocho zona han dado positivo por DSP.

Varios presidentes de asociaciones de mariscadores de Huelva han anunciado su intención de emprender movilizaciones si a partir del próximo lunes no se reabre el caladero tras cumplirse los 45 días de veda acordados con la Consejería de Pesca.

Los mariscadores consideran que de mantenerse cerrado el caladero por toxina se estaría produciendo una “veda encubierta” con la intención de alargarla hasta los dos meses como era la intención inicial de la Junta.

Tras los reiterados cierres por DSP que se vienen produciendo desde haces meses, algunos coquineros ponen en tela de juicio los resultados de los análisis y consideran que las autoridades de Pesca los maneja a su antojo ya que “no es normal que haya toxina en todas las épocas del año”.

De confirmarse el temor y no abrirse el caladero, los mariscadores están dispuestos a llevar a cabo las acciones que consideren oportunas para poder a faenar a la espera de recibir las ayudas comprometidas por Pesca.

Los mariscadores aseguran que si se cierra el caladero por toxina se producirá una "veda camuflada"

De mantenerse cerradas las zonas, ahora por toxina, algunos coquineros (legales y con carné) avisan que tienen intención de saltarse la prohibición y salir a faenar, como ya ha ocurrido en otras ocasiones.

De hecho, denuncian que los furtivos sin licencia lo hacen desde hace semanas a pesar de la veda y ante la pasividad de las autoridades y la falta de medios de los inspectores.

Los coquineros reiteran que muchos de ellos atraviesan por verdaderas dificultades económicas después de tanto tiempo sin trabajar, mientras siguen pagando todos los meses el sello de autónomo a la Seguridad Social.

Los mariscadores aseguran que, mientras tanto, se permite la entrada en Huelva de coquina procedente de Portugal, ya que el país luso no ha establecido ningún periodo de veda ni cierre por contaminación, mientras ellos deben permanecer en sus casas, al tiempo que y lamentan que lleven años con los mismos problemas.

Los coquineros continúa sin recibir las ayudas económicas comprometidas por la Junta de Andalucía para compensar el cierre de las zonas de producción del caladero desde el pasado año por la presencia intermitente de toxinas, motivo por el que apenas han podido trabajar con normalidad en los últimos meses.

Los coquineros a pie siguen sin recibir las ayudas comprometidas por la Junta de Andalucía

La Consejería de Pesca anunció la concesión de las subvenciones hace meses pero los coquineros aún no han percibido nada, tan solo a falta la firma de la consejera del ramo.

La adjudicación de ayudas a los mariscadores se produjo por el cierre del caladero por toxinas y algas, lo que “provoca graves perjuicios a los profesionales y a las empresas del sector, que ponen en riesgo su continuidad y el mantenimiento del empleo”, según reconoció la Junta.

Durante la campaña 2019-2020, el caladero de producción marisquera de coquina del litoral de Huelva ha sido objeto de continuos cierres por la presencia de DSP. Así, desde el 1 de junio de 2019 hasta el 30 de enero de este año, las ocho zonas de producción que discurren entre las desembocaduras de los ríos Guadiana y Guadalquivir han estado cerradas por presencia de toxinas por encima del 50% de los días hábiles de pesca.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios