Provincia

Las locomotoras de Riotinto en un desguace de Zaragoza

  • En 1978 fueron vendidas a Industrias López Soriano

Locomotoras del ferrocarril de Riotinto en un desguace de Zaragoza

Locomotoras del ferrocarril de Riotinto en un desguace de Zaragoza / José Miguel Jiménez

El investigador Juan Carlos Domínguez Vázquez, un estudioso de la historia de la Cuenca Minera, sobre todo del ámbito relacionado con la minería y el ferrocarril, defiende el retorno de las antiguas locomotoras de Riotinto, que actualmente esperan el desguace en una empresa zaragozana. 

Su afición le ha llevado a recopilar alrededor de ochenta obras de temática comarcal, entre libros, tesis y otro tipo de publicaciones. Incluyendo un valioso ejemplar de la edición original de 1899 del libro Memorias de Hugh Matheson. Es además, directivo de la Asociación Cistus JARA de Zalamea la Real, con una amplia trayectoria en la realización de actividades culturales e históricas. 

Actualmente, gestiona el blog Diálogos en la Calle Sanz, donde publica de manera periódica, distintas entradas relacionadas con la historia de las Minas de Riotinto. En una de sus últimas publicaciones, habla sobre el auge del Ferrocarril en la Cuenca Minera desde los primeros años del Siglo XX. Según Domínguez, "En pleno apogeo, la RTC  llegó a contar con 147 locomotoras a vapor, 9 locomotoras diésel hidráulicas, 6 automotores, 21 locomotoras eléctricas, 1.300 vagones, 2.000 vagonetas y 36 coches de viajeros, todo ello para 264 km de ramales de vías que servían de unión entre los talleres, los almacenes, los tajos, las distintas poblaciones y los poblados mineros y los 84 km del ferrocarril Riotinto-Huelva".

Juan Carlos Domínguez, ha indicado que "La mayoría de las locomotoras fueron desguazadas y en 1978 vendidas a Industrias López Soriano de Zaragoza, un grupo empresarial relacionado con el desguace y la recogida, recuperación y clasificación de chatarras lugar donde, actualmente, se almacenan un gran número de ellas".

Ante la duda de si se podrían recuperar, restaurar y exponerlas como recuerdo de un pasado nostálgico, el investigador ha asegurado que "Al parecer, no corren peligro de desaparecer, aunque presentan un considerable deterioro tras años a la intemperie. López Soriano se encargó de desguazarlos y tuvo la sensibilidad de quedarse uno o varios ejemplos de cada tipo de locomotora. Por tanto tiene un valor histórico importante. En la mayoría de los casos son vehículos o piezas únicas de líneas que ha desaparecido a lo largo del tiempo".

Actualmente, en la Cuenca Minera, se pueden disfrutar de las locomotoras ubicadas en el Parque Municipal Los Cipreses de El Campillo, la 110. En una rotonda de la travesía de Minas de Riotinto, la Locomotora 201. La Locomotora nº 106, Clase K, expuesta en el Museo Minero y la locomotora nº 14, clase C, construida en 1875 que se encuentra totalmente restaurada y en perfecto orden de marcha, dando servicio en el ferrocarril turístico minero de la Fundación Riotinto.

Con esta iniciativa, se pretende rescatar otros ejemplares que actualmente permanecen en Zaragoza, para ser restauradas y expuestas en otros puntos de la Cuenca Minera. La Estación de Riotinto, de Zalamea la Real, sería un buen lugar para ubicar una de estas locomotoras, por lo que este investigador, apuesta porque las administraciones comarcales o la propia Fundación Riotinto, se emplacen para dar el paso y  traer de nuevo alguna de estas locomotoras al lugar donde prestaron sus servicios. Convirtiéndose además, en un atractivo patrimonial y turístico para el lugar donde se emplace.

 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios