Celebración El Rocío refuerza su seguridad este fin de semana con motivo de la celebración de la Candelaria

Perfil del sospechoso

Un historial repleto de antecedentes y pasos por prisión en el detenido por el atropello múltiple de Gibraleón

Ambiente en la calle de Gibraleón del atropello mortal horas después del suceso.

Ambiente en la calle de Gibraleón del atropello mortal horas después del suceso. / Josué Correa

La tragedia vivida este domingo en Gibraleón tiene como principal sospechoso a un vecino del pueblo, conocido entre los olontenses por una trayectoria delictiva que suma numerosos antecedentes policiales y varios ingresos en prisión. Así lo ha confirmado este lunes el delegado del Gobierno en Andalucía, Pedro Fernández, que ha calificado como “delincuente habitual” al detenido como presunto autor del atropello mortal en las terrazas de dos establecimientos hosteleros de la localidad.

M.A.D.M., de 36 años, fue reconocido de inmediato por los testigos presenciales del atropello. Antes de embestir con su coche a las personas que se encontraban en las mesas de un restaurante de la Avenida de Andalucía gritó una frase que heló a los presentes: “¡Ahora no hablaréis mal de mí!”.

Quienes le conocen apuntan que esas palabras le retratan, por el rencor que, aseguran, guardaba a quienes a su alrededor hicieran algún comentario o algún gesto que pudiera interpretar lesivo. Sin embargo, el delegado del Gobierno ha explicado que de la investigación en curso, en principio, se descarta que el ataque fuera "dirigido a ninguna persona en concreto”.

Hace años que era considerado “conflictivo” en Gibraleón, antes de hacerse un habitual de la Policía Local olontense, acumulando un historial que le ha llevado en diferentes ocasiones a ingresar en el penal de La Ribera. De allí salió a la calle por última hace apenas dos semanas, según informó este domingo la alcaldesa, Lourdes Martín.

Entre los primeros pasos por prisión, los que dio cuando fue sentenciado por violencia de género tras ser denunciado por la madre de su hijo, de la que también se dictó orden de alejamiento. Las detenciones posteriores se han atribuido a diferentes delitos.

La familia del sospechoso es muy conocida en Gibraleón por ser trabajadora y poseer un próspero negocio de frutas y verduras, que les ha llevado a tener una posición económica desahogada.

Muerte desmentida

Aunque durante la tarde del domingo se empezó a propagar en el pueblo el rumor de que había fallecido el cabeza de familia tras conocer la implicación de su hijo en el atropello múltiple, la alcaldesa olontense ha desmentido este bulo que aún corría este lunes por aplicaciones de mensajería y comentarios en las calles.

A lo largo de la mañana del lunes se ha conocido que el detenido se encuentra recluido en el área de Salud Mental del hospital Juan Ramón Jiménez de Huelva, según ha apuntado la delegada del Gobierno de la Junta en la provincia, Bella Verano. Aunque no ha trascendido que el presunto autor del atropello sufriera alguna enfermedad o trastorno mental, Verano ha valorado que “muy bien no podía estar para hacer la barbaridad que ha hecho”. La delegada, al mismo tiempo, ha deseado que, “por muchos problemas mentales que tenga, el peso de la ley recaiga sobre él”.

La Guardia Civil custodia al sospechoso desde su detención sobre las siete de la tarde del domingo, dentro de las 72 horas disponibles para el desarrollo de las diligencias policiales, con los interrogatorios necesarios para la investigación, antes de pesar a disposición judicial. Por el momento se da por seguro que seguirá detenido durante todo el lunes y será el martes cuando se valore si es derivado entonces a los juzgados o se apura el plazo hasta el miércoles.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios