Provincia

El fuego de Almonaster continúa estabilizado pese a la reactivación de pequeños focos

  • El viento empuja las llamas “hacia lo quemado” en los brotes sur y este

  • Bendodo destaca la “hazaña” de los profesionales del dispositivo del Plan Infoca

Pinar devastado por el incendio de Almonaster, cerca de Dehesa, en la zona conocida como Montes Blancos Pinar devastado por el incendio de Almonaster, cerca de Dehesa, en la zona conocida como Montes Blancos

Pinar devastado por el incendio de Almonaster, cerca de Dehesa, en la zona conocida como Montes Blancos / Josué Correa (Almonaster)

La jornada de ayer, pese a pequeños sobresaltos, transcurrió con relativa tranquilidad para los efectivos del Plan Infoca. El fuego que se inició en Almonaster la Real el pasado jueves continúa estabilizado desde que se lograra mantener a raya el lunes. Es decir, que evoluciona favorablemente y no presenta frentes activos que hagan avanzar a las llamas libremente. Eso sí, todavía no está controlado.

Las condiciones meteorológicas acompañaron a los profesionales que han plantado cara al monstruo. El viento fue por la mañana de "baja intensidad", como indicó el Infoca a Huelva Información, lo que posibilitó desde primera hora que los efectivos pudieran ir cumpliendo con el guion previsto.

Al amanecer, un helicóptero y 60 bomberos forestales se centraban en tareas de refresco del área arrasada, de unas 12.000 hectáreas y con un perímetro de 18.000, como precisó ayer el consejero de Presidencia de la Junta de Andalucía, Elías Bendodo.

Sin embargo, el programa insignia europeo para la monitorización satélite de la Tierra y su clima, Copernicus, planteaba ayer un panorama más preocupante, elevando la cifra de monte arrasado por las lenguas de fuego a 16.200 hectáreas. No obstante, desde el Infoca precisaron que esta es "una herramienta de medición más" y que, hasta que no esté controlado el siniestro, no se podrán dar unas cifras más certeras.

El presagio matinal de la posibilidad de que aparecieran fumarolas y pequeñas columnas de humo se hizo realidad por la tarde. Hay que tener claro es que "todavía no está extinguido", ni siquiera controlado, apuntó el Infoca, que en torno a las 16:30 reforzaba el dispositivo debido a la "pequeñas reproducciones" del incendio, detectadas en las inmediaciones de La Zarza-Perrunal y de la aldea zalameña de El Buitrón.

Para realizar el remate de estos focos, el servicio de extinción autonómico sumó al dispositivo seis medios aéreos y diez bomberos forestales más. Así, trabajaron sobre el flanco reactivado siete medios aéreos (cuatro helicópteros, un kamov, dos aviones de carga en tierra y el avión de coordinación), 70 bomberos, tres técnicos de operaciones, dos autobombas, cuatro máquinas pesadas, tres técnicos de extinción (uno más), tres agentes de medio ambiente, una unidad meteorológica y otra médica.

La ventaja de este contratiempo, como informó el Infoca a este diario, es que "el viento empuja las llamas hacia lo quemado", lo que debilitó el riesgo. Al cierre de esta edición, los medios aéreos se habían retirado y solo quedaban "un par de puntos humeantes" al este y al sur del perímetro. Las previsiones para la noche, con la recuperación de la humedad, eran buenas, puesto que esta "dificulta la propagación del fuego".

Un anciano es recibido por las cuidadoras en el geriátrico de La Zarza. Un anciano es recibido por las cuidadoras en el geriátrico de La Zarza.

Un anciano es recibido por las cuidadoras en el geriátrico de La Zarza. / Josué Correa (La Zarza)

Bendodo calificó ayer el incendio de Almonaster como uno "de los más peligrosos de Andalucía en los últimos años" y reconoció que se han "vivido momentos críticos", sobre todo por el choque de dos masas de viento, que dejó rachas superiores a los 50 kilómetros por hora durante el fin de semana y obligó a cambiar de estrategia para combatir el fuego.

"Ha sido una hazaña porque todo estaba en contra", alabó Bendodo, que agradeció la "colaboración leal" del Gobierno de España y también la de los ayuntamientos afectados.

El consejero de Presidencia evidenció el esfuerzo que han hecho todos los efectivos para "no rendirse en la lucha contra el fuego" la noche del domingo, a pesar de las dificultades.

Despedidas y reencuentros

La mañana de ayer estuvo cargada de emociones en el puesto de mando del incendio, en el Centro de Defensa Forestal (Cedefo) de Valverde del Camino, donde hubo aplausos para los profesionales de otras provincias que formaron parte del dispositivo y que regresaban a casa después de varias jornadas de intenso trabajo. Entre ellos también estuvieron los bomberos del Consorcio Provincial y del Ayuntamiento de Huelva, así como los efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME).

En La Zarza se vivieron momentos conmovedores cuando, sobre las 11:30, los mayores que el sábado fueron evacuados por la amenaza del humo de la casa residencial Doctor Bartolomé García González Toruño regresaron al geriátrico.

Varios profesionales del Infoca que dejaron ayer el dispositivo onubense para regresar a sus casas. Varios profesionales del Infoca que dejaron ayer el dispositivo onubense para regresar a sus casas.

Varios profesionales del Infoca que dejaron ayer el dispositivo onubense para regresar a sus casas. / Josué Correa (Valverde del Camino)

Los primeros llegaron en una ambulancia colectiva de Ambulancias La Cinta, procedentes de la residencia de ancianos de La Palma del Condado, donde fueron reubicados el fin de semana. Poco después arribaron otros desde Riotinto.

El recibimiento fue cálido para los usuarios de la residencia zarceña. Enfermeros y técnicos los ovacionaron y les dieron instrucciones para que, nada más entrar, se asearan. Son personas de alto riesgo y seguimos inmersos en plena pandemia del coronavirus.

Los usuarios también mostraron su alegría. Tenían muchas ganas de regresar a las instalaciones, de volver a descansar en sus camas, de compartir la experiencia con sus compañeros y sus cuidadores.

Evaluación de daños

Con el incendio encarrilado en la senda de la extinción, va tocando hacer balance de daños. El Ayuntamiento de La Zarza-Perrunal tomó ayer la iniciativa y su alcalde, Juan Manuel Serrano, anunció que una vez se evalúe el desastre pedirá a las administraciones las indemnizaciones correspondientes, "sobre todo en materia de regeneración medioambiental". A su juicio, el perjuicio sufrido por su municipio es "importante", con pinos centenarios quemados que tienen "un valor importante".

El paisaje es "desolador", si bien destacó que no hay daños materiales porque "el fuego no llegó al casco urbano, por lo que no hay afectación de viviendas ni de edificios públicos", pero ecológicos "bastantes". Serrano avanzó que trasladará a la Consejería de Desarrollo Sostenible las peticiones de regeneración del terreno para retirar los pinos quemados y hacer una siembra de pinos nuevos.

La asoladora panorámica que ofrecen las zonas afectadas por las llamas en las comarcas de la Sierra, la Cuenca Minera y el Andévalo es sobrecogedora. El gris predomina en el bosque que hace solo cinco días era verde, y los cadáveres de los animales salvajes son la expresión máxima de la magnitud de la tragedia.

El cadáver de un jabalí en las inmediaciones de Cueva de la Mora, calcinado. El cadáver de un jabalí en las inmediaciones de Cueva de la Mora, calcinado.

El cadáver de un jabalí en las inmediaciones de Cueva de la Mora, calcinado. / Josué Correa (Almonaster)

En medio de esta realidad, WWF resaltó la necesidad de que se articule un plan de restauración y reforestación de monte autóctono en el área quemada por el incendio del paraje de Olivargas que se extienda, incluso, más allá de la superficie calcinada para evitar que puedan repetirse episodios como el de estos días atrás.

El portavoz de WWF, Juanjo Carmona, definió el fuego onubense como un "súper incendio" que "desgraciadamente cada vez van a estar más presentes y destructivos, según los datos existentes, y en los que hay un elemento clave, el cambio climático".

En este sentido se pronunció ayer la ministra portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, quien considera que el desarrollo de la Agenda de Transición Ecológica garantizará "unos veranos más seguros" en la lucha contra incendios forestales.

Siniestros como el de Almonaster "ponen en valor la necesidad de trabajar en una agenda verde y ecológica" para impulsar "una transformación real" como la que persiguen la Ley de Cambio Climático y el resto de estrategias impulsadas por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, incluyendo la prevención y un incremento del respeto al medio ambiente.

La ministra trasladó su "preocupación y solidaridad" por la situación de los más de 3.000 vecinos damnificados en el corazón de Huelva.

Un hombre inspecciona el estado de una finca almonasterense devastada por el incendio. Un hombre inspecciona el estado de una finca almonasterense devastada por el incendio.

Un hombre inspecciona el estado de una finca almonasterense devastada por el incendio. / Josué Correa (Almonaster)

Reacciones

Distintas fuerzas políticas aprovecharon la jornada de ayer para trasladar su agradecimiento a todas las personas que han peleado para minimizar las consecuencias del siniestro y para reivindicar ayudas de las administraciones.

El portavoz provincial de Ciudadanos y vicepresidente del Parlamento de Andalucía, Julio Díaz, subrayó la "solidaridad de los onubenses", que "rápidamente se movilizaron para atender a los desalojados por el fuego" y que, "afortunadamente, ya han podido regresar a sus casas", así como la "profesionalidad y la pericia" de los técnicos del Plan Infoca.

La parlamentaria andaluza de Adelante Andalucía María Gracia González exigió a la Junta que se comprometa "a mantener activos todo el año los planes contra incendios, así como todo el personal necesario". A su juicio, "se trata de un trabajo que debe empezar con la prevención, centrada en la limpieza del monte, y eso se hace en otoño e invierno".

En la misma línea, el portavoz de la Dirección Colegiada de IU Andalucía, Ernesto Alba, pidió al Gobierno andaluz que invierta en prevención y planificación medioambiental para evitar incendios como el de Almonaster, al tiempo que trasladó su "inmenso apoyo" a la provincia de Huelva y a las familias afectadas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios