Desaparecido en Candón

La familia de Jorge reclama a la jueza de Valverde que investigue el tráfico de llamadas

  • La letrada de los Alamillo Malavé recurre la denegación de la ampliación del informe de Movistar

Un agente da instrucciones a dos aficionados al motocross, voluntarios en la búsqueda. Un agente da instrucciones a dos aficionados al motocross, voluntarios en la búsqueda.

Un agente da instrucciones a dos aficionados al motocross, voluntarios en la búsqueda. / Javier Monterroso (Candón)

La familia de Jorge Alamillo, el valverdeño al que se le perdió la pista en Candón el pasado domingo, ha recurrido la denegación judicial de la ampliación del informe técnico de rastreo del móvil que su abogada había solicitado. Así lo manifestó ayer a Huelva Información a través de un comunicado exclusivo en el que detallaba que se había pedido una ampliación del informe de Movistar al Juzgado de Instrucción 1 de Valverde pero su titular “lo ha rechazado, habiéndose visto obligada a recurrir la resolución”.

Los Alamillo Malavé señalan que “a día de hoy no tenemos el informe técnico de rastreo de su móvil porque pensamos que la compañía de Jorge era Orange y no Movistar, como erróneamente informamos a la Guardia Civil”.

Pero es que además, según narran, “la cuestión se basa en que el juez acuerda el oficio a Movistar de las llamadas, pero no del tráfico de comunicaciones; lo que haría más adecuada la localización de Jorge”. 

Una fotografía de Jorge Alamillo, facilitada por su familia a Huelva Información. Una fotografía de Jorge Alamillo, facilitada por su familia a Huelva Información.

Una fotografía de Jorge Alamillo, facilitada por su familia a Huelva Información. / M.G. (Valverde del Camino)

En este sentido los familiares del valverdeño destacan que “esperamos que rectifique cuanto antes, a fin de facilitar al perito de esta parte la información de Movistar y poder cuanto antes localizar los pasos de Jorge desde su desaparición”.

Insisten en que “lo que no entendemos es esta negativa del juzgado, ni la petición de la Policía Judicial parcial, debiendo agotarse todas las posibilidades de los técnicos para la localización de Jorge”. A lo que agregan que “solo pedimos a todas las autoridades que nos dejen colaborar en este único objetivo común. Poner trabas no entendemos que sea el camino”.

Pese a estos obstáculos, la familia subraya que “sigue la labor incansable de la Guardia Civil en la busca de Jorge, unido a muchos particulares que nos ayudan en las labores de búsqueda. Y desde aquí vaya nuestro agradecimiento a todos ellos”.

El dispositivo ayer se centró en la dirección sur de la aldea beasina de Candón tras las averiguaciones de los especialistas informáticos de la Benemérita. “La antena que captó la última llamada que realizaron a Jorge se encuentra ubicada en el término municipal de Lucena del Puerto, en línea recta al sur de Candón, lo que ha determinado que la exploración se haya enfocado por el sur de la aldea, del entorno del Dolmen de Soto de Trigueros y del río Tinto”, informó ayer el alcalde de Beas, Diego Becerril, parte activa de la dirección técnica de este operativo. Para estos trabajos no se precisó la colaboración de los centenares de voluntarios que están participando en las batidas diarias.

El puesto de mando, a medida que los expertos informáticos han ido cercando el rastro del terminal, pidió que no se citaran en la Hermandad de San José Obrero de Candón. Fueron únicamente los especialistas de la Guardia Civil, los familiares directos y los vecinos de la aldea quienes desde la tarde de ayer contribuyeron a peinar la zona donde se cree que podría estar el móvil del desaparecido. “Los técnicos están intentando ajustar la ubicación del teléfono lo máximo posible, porque con las antenas sólo no se puede, y con esos datos vamos a jugar para localizar a Jorge”.

Para esta específica exploración, los agentes del Instituto Armado están utilizando medios técnicos aéreos, como drones, para sobrevolar el terreno; y efectivos caninos del equipo de rescate Alteza para rastrearlo a ras de suelo. “Esperemos que los análisis den resultado y pronto podamos dar con el paradero de Jorge”.

La búsqueda se centra al sur de Candón, donde una antena captó la última señal de su móvil

Becerril destacó la entereza de los familiares de Alamillo: “Su hermano está ayudando magníficamente en las tareas. De hecho, ha puesto a disposición de la Guardia Civil el ordenador personal de Jorge para que los informáticos trabajaran. Sigue buscando todos los días, al igual que su padre, pese a su edad. Su madre lo está pasando peor, porque está en casa, no le llegan noticias positivas y eso desespera, pero no pierden la esperanza de hallarlo con vida”.

Hoy se cumplen cinco días de su desaparición. Hasta el momento, las únicas pistas ciertas son la llamada que realizó a su madre a mediodía del domingo y la conversación con el dueño de una finca al norte de Candón que lo recondujo hasta el casco urbano de la aldea, donde Jorge tiene junto a su familia una segunda residencia.

El dispositivo de búsqueda se reactiva cada mañana, aunque tres patrullas de la Guardia Civil vigilan de noche los caminos. Voluntarios y efectivos trabajando duro para hallar a Jorge y llevarlo a casa sano y salvo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios