Última hora Fallece el cantante Antonio Cortés Pantoja, 'Chiquetete'

Provincia

Crimen de Almonte: El Consistorio asegura que el cuchillo de la alcantarilla se halló en 2016

  • La Policía Judicial le requiere los detalles del hallazgo y del paradero del arma blanca

Francisca Borrero, Rocío Espinosa y Antonio Joaquín Díaz Trigueros, ayer en la comparecencia. Francisca Borrero, Rocío Espinosa y Antonio Joaquín Díaz Trigueros, ayer en la comparecencia.

Francisca Borrero, Rocío Espinosa y Antonio Joaquín Díaz Trigueros, ayer en la comparecencia. / M.G. (Almonte)

El Ayuntamiento de Almonte ha sido requerido por la Unidad Orgánica de la Policía Judicial de la Comandancia de la Guardia Civil de Huelva para que ofrezca explicaciones detalladas y por escrito sobre el hallazgo de un cuchillo "manchado" y de grandes dimensiones en una alcantarilla del Callejón de los Granados de la localidad, hecho que tuvo lugar, según la denuncia de la familia de Miguel Ángel y María Domínguez (asesinados en su hogar el 27 de abril de 2013), en mayo-junio de 2017, a escasos meses de la celebración del juicio contra Francisco Javier Medina.

Con el beneplácito de la Unidad Central Operativa (UCO), cuerpo de élite que investigó los asesinatos, la Policía Judicial onubense ha dado un plazo de 48 horas al Consistorio almonteño para que conteste punto por punto a cada una de las incógnitas que el asunto plantea, como confirmaron ayer a Huelva Información las fuentes policiales consultadas, si bien otras señalaron que el plazo para la contestación es más laxo.

La investigación parte de la denuncia formulada el pasado 21 de noviembre por el hermano y tío de las víctimas, Aníbal Domínguez, en la que ponía de relieve que en la primavera de 2017 un pintor localizó en una alcantarilla del Callejón de los Granados un cuchillo "manchado" y de grandes dimensiones.

Según consta en la denuncia a la que ha tenido acceso y que fue avanzada por este diario el viernes, el pintor avisó a varios vecinos y llamaron a la Policía Local de Almonte. Se personó en el lugar la jefa de la Policía Local, Francisca Borrero, "siendo las vecinas que allí se encontraban las que le relataron el hecho de que había un cuchillo".

Minutos después una pareja de agentes municipales llegó en moto y extrajo presuntamente "el cuchillo de la rejilla, lo introdujeron en una bolsa de plástico tipo supermercado que le proporcionó una vecina" y se llevaron el arma blanca. Una de las testigos escuchó a los efectivos decir que el cuchillo "estaba manchado y que no eran manchas de pintura, sino que eran manchas antiguas". Todos los que presenciaron el momento coinciden en que "era un cuchillo de hoja grande", consta en la denuncia.

La Policía Judicial y la propia Unidad Central Operativa de la Guardia Civil están inmersas en la investigación del asunto, que todavía no está judicializado. El requerimiento al Ayuntamiento forma parte de las pesquisas. Por el momento no ha trascendido el paradero del cuchillo en cuestión.

A tenor de estos acontecimientos, la alcaldesa de Almonte, Rocío Espinosa; el concejal de Seguridad Ciudadana, Antonio Joaquín Díaz Triguero; y la jefa de la Policía Local, Francisca Borrero, convocaron en la mañana de ayer una rueda de prensa en el salón de plenos municipal que fue desconvocada una hora antes de la cita para volver a ser convocada solo una hora antes de 18:30, cuando se llevó finalmente a efecto.

En ella, Díaz Trigueros especificó que los detalles sobre el paradero del cuchillo "los conoce la Guardia Civil desde el sábado por la noche", si bien manifestó que "tenemos que darle traslado por escrito a la Unidad Central Operativa y a Policía Judicial de todos esos detalles: del día que se encontró el cuchillo, del mes, del año, quiénes eran los policías, qué hicieron inmediatamente después, qué hizo la Guardia Civil, qué se hizo con el cuchillo, de cómo era el cuchillo, si tenía manchas de qué color eran; todas esas cosas que cuando el pueblo las sepa se dará cuenta de cómo se ha montado una historia de terror a costa de mi dignidad, de la alcaldesa, de la jefa de la Policía Local y de la de otros dos policías".

Avanzó que, aunque ofrecerá todos los detalles "cuando el juzgado nos lo permita", la Benemérita ya sabe que "esos hechos y que ese cuchillo aparece en 2016", y no en 2017 como consta en la denuncia de Aníbal Domínguez.

El edil lamentó que "el daño a la imagen, al honor, a la dignidad personal de estas cinco personas ya está hecho" y reflexionó sobre la posibilidad de denunciar al hermano y tío de las víctimas del doble crimen. Borrero ya ha puesto el asunto en manos de su abogado.

El trío reiteró la "honorabilidad de la Policía Local", mientras que la alcaldesa recalcó que "ninguno de los que estamos aquí ni esta institución está encubriendo ningún crimen; todo lo que ha salido en la prensa, todas esas acusaciones, son falsas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios